Miércoles, 17 de Agosto de 2022

Otras localidades

La Fiscalía pide seis años de cárcel para los dueños del horno donde un empleado perdió el brazo

El trabajador ilegal perdió un brazo cuando manipulaba una máquina panificadora sin haber recibido ningún curso de formación previa

La acusación pública considera en su escrito de calificación provisional que los dueños del negocio, Juan Javier R. y Raúl R., son autores de dos delitos contra los derechos de los trabajadores, uno de ellos en concurso ideal y otro de lesiones por imprudencia grave.

El empleado estaba manipulando una máquina amasadora espiral, sin haber recibido ningún curso y ninguna formación de los riesgos que corría en su utilización. Además, la mercantil carecía del Plan de Riesgos Laborales de la actividad y los sistemas de seguridad estaban inoperativos, ya que la máquina funcionaba con la rejilla de seguridad levantada.

El hombre sufrió un accidente laboral al verter la levadura en el interior de la amasadora con la rejilla retirada, lo que le ocasionó la amputación traumática del miembro superior izquierdo por encima del codo. Precisó 140 días de curación.

El fiscal estima que la causa del accidente fue la utilización de un equipo de trabajo sin las protecciones reglamentarias, por haber sido anuladas o estropeadas, por un trabajador al que "no se le ha facilitado información ni formación adecuada sobre los riesgos de la utilización de los equipos de trabajo, así como sobre las medidas de prevención y protección que se debían de adoptar, generando un riesgo grave e inminente, así como la insuficiente vigilancia del cumplimiento de las normas de seguridad y salud".

Considera probado que los acusados, dos hermanos, se pusieron en contacto con el trabajador lesionado para que trabajara para ellos. Llevaba en el horno desde el mes de octubre de 2007 y no disponía de un contrato laboral ni estaba dado de alto en la seguridad social, al igual que otros de sus compañeros, también extranjeros. En total, estima que entre 2006 y 2009 hubo entre cuatro y ocho empleados irregulares, que trabajaban más de ocho horas diarias y percibían por ello una cantidad de dinero de aproximadamente 700 euros mensuales.

Tras el accidente, Inspección de Trabajo de Valencia levantó actas por falta muy grave, por falta de las medidas de seguridad, contra la mercantil ''Hoyos Rovira Safor S.L'', y efectuó un recargo de las prestaciones de la seguridad social en un 50 por ciento a favor del empleado lesionado.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?