Martes, 25 de Enero de 2022

Otras localidades

El Gobierno egipcio presenta su dimisión

El Gobierno egipcio encabezado por Ahmed Nazif presentó este sábado su dimisión, a partir de una petición en tal sentido hecha por el presidente Hosni Mubarak, informó la televisión pública

Mubarak se aferra al poder y la población sigue protestando / Centenares de manifestantes se han concentrado a primera hora de la mañama en la plaza Tahrir, en el centro de El Cairo. Entre gritos de "¡Vete, vete!" y "¡No a la violencia!", han mostrado que no les basta el mensaje Hosni Mubarak.  El presidente egipcio anunció anoche la destitución del Gobierno pero él continúa en el poder.La gente está pidiendo libertad y un cambio en la constitución y el parlamento que supongan el fin del régimen", asegura un egipcio.Todavía humea la sede principal del partido de Mubarak, incendiado y saqueado ayer. Las protestas han dejado cerca de medio centenar de muertos y más de 1.000 heridos. / AGENCIA ATLAS

Mubarak, en el poder desde 1981 y cuya renuncia se está exigiendo en protestas públicas que se desarrollan desde el pasado martes, anunció poco después de esta medianoche que, con el fin de superar la crisis, será nombrado un nuevo Gobierno.

Los cairotas despiertan temiendo por la seguridad de sus casas, sus bienes y sus familias / REUTERS / YANNIS BEHRAKIS

Centenares de egipcios continúan en el centro de El Cairo, especialmente en la plaza Tahrir, tomada por el Ejército después de los violentos disturbios del viernes, que forzaron al presidente, Hosni Mubarak, a decretar el toque de queda.

Las tanquetas de las Fuerzas Armadas se encontraban apostadas en la plaza Tahrir, en los alrededores del Museo Egipcio y mantenían cortada la avenida paralela al Nilo, a la altura de la sede del gobernante Partido Nacional Democrático, donde continuaba el incendio desatado anoche.

También mantenían una fuerte vigilancia sobre el edificio de la televisión pública egipcia, que grupos de manifestantes intentaron asaltar el viernes, sin lograr su propósito.

En la plaza Tahrir (Liberación, en árabe), epicentro de las protestas de los últimos días, centenares de personas, en su mayoría hombres jóvenes, continuaban apostados tras una noche en vela y dialogaban con los soldados.

Anoche, después de que Mubarak ordenara al Ejército que apoyara a la Policía para garantizar la seguridad, los militares fueron aclamados por los miles de egipcios que continuaban en la calle a pesar del toque de queda.

El centro de El Cairo amaneció este sábado con claros signos de los disturbios de la víspera, que acabaron, sólo en la capital, con una veintena de muertos.

Los Hermanos Musulmanes consideran insuficiente la destitución del Gobierno

El grupo Hermanos Musulmanes se mostró este sábado insatisfecho con el discurso de anoche del presidente Hosni Mubarak y aseguró que la destitución del Gobierno es "sólo un paso", previo a aceptar las reivindicaciones de la oposición y del pueblo.

"El cambio del Gobierno no es el objetivo fundamental, ya que hay un conjunto de reivindicaciones que piden las fuerzas políticas, como la derogación de la ley de Emergencia, la disolución del Parlamento y elecciones libres y limpias", declaró a Efe Walid Shalabi, asesor de información del "guía supremo" del grupo, Ezzat el Badia.

En la sede del movimiento, que está ilegalizado pero semitolerado por el régimen, Shalabi dijo que otras de las peticiones de la oposición y del pueblo son "obtener libertades públicas y juzgar a los corruptos".

"La destitución del Gabinete es sólo un paso. Deseamos un Gobierno que tenga interés en lanzar las libertades públicas, que resuelva el problema del desempleo y que no trabaje en beneficio de un sólo grupo", subrayó.

Mubarak destituirá a todo su Gobierno tras las violentas protestas contra su régimen

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, se dirigió la noche del viernes a sus ciudadanos en un mensaje televisado, tras una jornada convulsa en la que se han sucedido las protestas contra su régimen. Ha anunciado que este sábado destituirá a todo su gobierno y nombrará a un nuevo gabinete. El mandatario ha defendido su presidencia, ha asegurado que mantendrá "la estabilidad del país" y ha afirmado que las protestas son posibles gracias al espacio de libertad del que goza Egipto.

"He pedido al Gobierno que dimita hoy y habrá un nuevo Gobierno mañana", ha avanzado el presidente egipcio en su declaración televisada. Mubarak ha lamentado "las víctimas inocentes de ambos bandos" y ha asegurado que las manifestaciones "no deberían haberse producido". Mubarak, que ha aludido a la "fina línea que separa la estabilidad del caos", ha asegurado que va a permanecer en Egipto "para mantener la estabilidad del país" y que cualquier amenaza será reprimida. El mandatario ha alabado además la labor de las fuerzas egipcias de seguridad.

Ha afirmado que "la soberanía será devuelta al pueblo" y ha recalcado que las "metas no pueden ser alcanzadas con la violencia" sino con "diálogo nacional". Tras reconocer que está "preocupado" por las movilizaciones de los últimos cuatro días, ha dicho que él "siempre" ha estado "al lado de la gente". "Y seguiré haciéndolo", ha añadido. Mubarak se ha comprometido a reducir el desempleo y a mejorar la educación y el sistema sanitario, además de tomar "todas las medidas para mantener la seguridad y la libertad" en el país.

Además, ha hecho un llamamiento especial a los jóvenes "para trabajar por el interés de la gente". "Incendiando los bienes no se puede satisfacer las aspiraciones de la gente", ha añadido. Pero los objetivos que se buscan -ha concluido- no pueden ser logrados por la violencia, sino por el diálogo nacional y esfuerzos que unan a las partes".

Comienza a restablecerse la telefonía móvil en Egipto

Sin embargo, el acceso a Internet, que también quedó interrumpido a primeras horas del viernes, sigue bloqueado. La red, sin embargo, aún atraviesa algunos problemas, probablemente debido a la saturación.

Las comunicaciones por telefonía móvil, que habían estado bloqueadas desde el viernes por la mañana, comenzaron a restablecerse en Egipto poco después de las 10.00 hora local (08.00 GMT).

Los teléfonos móviles, que habían sido esenciales para articular las protestas de los días previos, estuvieron sin operar durante todo el día de ayer, cuando decenas de miles de egipcios salieron a la calle para pedir la dimisión del presidente Hosni Mubarak.

En calles de esta ciudad, cuando se restableció la comunicación, los egipcios se volcaron a sus equipos para realizar las primeras comunicaciones en un día y recibir todos los mensajes pendientes.

Crónica del enviado especial de la Cadena SER en Egipto ['Hora 25']. La gente se pasea cámara de fotos en mano entre barricada en El Cairo

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?