Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 11 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Ali Babacan: "Nuestro éxito está mandando oleadas de inspiración social a toda la región"

La Cadena SER ha entrevistado a Ali Babacan, viceprimer ministro de Turquía

Ali Babacan, viceprimer ministro de Turquía /

En el extremo occidental de Oriente y también en la parte más oriental de Occidente. El último país de Europa, pero al mismo tiempo el primer país de Asia. Turquía siempre ha estado "a medio camino", siempre en la encrucijada, siempre como posible puente entre civilizaciones. Desde hace unas semanas está también en boca de casi todo el mundo como modelo ante los cambios en el mundo árabe.

"Turquía es un país donde el Islam, la democracia y el secularismo funcionan bien juntos. Si hay países, partidos o movimientos políticos que quieren mirar nuestro caso como fuente de inspiración, está bien, pero nosotros nunca nos pondremos como modelo". Así de modesto se mostraba el viceprimer ministro Ali Babacan en un encuentro con periodistas españoles celebrado hace unos días en Ankara, aunque después añadía: "Nuestro éxito durante los últimos ocho años está mandando olas de inspiración social a toda la región, eso también es cierto, no podemos esconderlo".

Babacan se convirtió en 2002, con 35 años, en el ministro más joven del Gobierno de Erdogan. Desde entonces se ha encargado de la cartera de Economía salvo durante los dos años en los que fue Ministro de Asuntos Exteriores. Lo que está pasando en el Norte de África no le sorprende, dice que la desconexión entre la población y los gobernantes era cada vez mayor, y los regímenes autoritarios ya no podían seguir manteniendo sus modelos cerrados en un sobre, en estos tiempos en los que la tecnología permite a los jóvenes de cualquier lugar conectarse con el exterior.

Sin embargo, añade, deberían haber sido los propios líderes los que condujeran esos cambios en lugar de sufrirlos. Ahora el proceso ya es imparable: "El cambio es inevitable en muchos países, llegará tarde o temprano. Lo importante es que llegue de una forma ordenada y que no sea a costa de vidas humanas".

Para lograr eso en el caso libio, el Gobierno turco apuesta por más negociación. Salvo cambio de última hora, Turquía no está dispuesta a apoyar una intervención militar de la OTAN en el país de Gaddafi. La Alianza suele tomar este tipo de decisiones por consenso, y no sería la primera vez que Ankara planta cara. En 2003 fue sonada su negativa para que Estados Unidos usara su territorio en la invasión de Irak.

Ese fue, quizá, el primer paso para recuperar su prestigio en la zona y en todo el mundo árabe. Ese fue, quizá, el comienzo de ese modelo turco del que Babacan no quiere presumir, del que todo el mundo habla y del que también se pueden señalar algunos puntos oscuros.

El mismo día que tenía lugar esa conversación con Babacan la policía turca detenía a ocho periodistas por su presunta relación con una trama golpista. El viceprimer ministro zanjaba rápido la polémica, "ninguna profesión debe tener privilegios, el asunto está en manos de la Justicia", pero desde Bruselas han mostrado una vez más su preocupación.

Este miércoles el Parlamento Europeo aprobaba un informe en el pide al eterno candidato mayor compromiso con las libertades civiles y el presidente Buzek hacía mención directa a esos arrestos. Babacan atribuye el estancamiento del proceso a la Unión, "la UE debe decir claramente si nos quiere o no como Estado miembro", y advierte: "ha llegado la hora de la verdad".

Turquía se ha convertido en la sexta potencia económica de Europa, ha crecido un 8 % en 2010 y prevé crecer un 4,5 % en 2011. Si se cumplen las previsiones, en 2015 la población de Turquía superará a la de Alemania, y en la siguiente década la renta per cápita de sus ciudadanos rondará los 25.000 dólares al año. Quizá para entonces sea Ankara quien ya no mire con tanto interés a Bruselas.

Ali Babacan: "Nuestro éxito está mandando oleadas de inspiración social a toda la región"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?