Últimas noticias Hemeroteca

Ana María Matute: "La Literatura ha sido el faro salvador de muchas de mis tormentas"

La escritora catalana ha confesado estar "nerviosa" por la ceremonia

Las lágrimas de Matute / SM El rey ha hecho entrega esta mañana del Premio Cervantes a Ana María Matute. La escritora, que ha mostrado visiblemente emocionada, ha agradecido el galardón y ha reconocido que preferiría escribir "tres novelas y 25 cuentos sin respiro a tener que pronunciar un discurso". / AGENCIA ATLAS

La escritora y académica Ana María Matute (Barcelona, 1925), que ha recibido este miércoles el Premio Cervantes 2011 de las manos del rey Juan Carlos, ha subrayado su "entrega total" a la invención a lo largo de su vida.

Desde muy niña, quizá desde que oyó por primera vez la "mágica frase" de "érase una vez...", Ana María Matute supo que entregaría su vida a la Literatura, una pasión de la que habló este miércoles en su discurso de agradecimiento del Premio Cervantes, en el que evocó su infancia y sus comienzos como escritora.

Un recuerdo para Rojas

En su discurso de recepción, poblada de referencias autobiográficas y que fue precedido por una palabras en recuerdo al poeta chileno recientemente fallecido Gonzalo Rojas, la escritora se ha centrado en sus primeros contactos con la ficción, que comenzaron con tan solo cinco años, poco antes de la guerra que partió en dos su infancia.

"La Literatura ha sido, y es, el faro salvador de muchas de mis tormentas", decía esta gran novelista tras recibir de manos del rey el galardón más importante de las letras hispánicas, un premio que ella considera "como el reconocimiento, ya que no a un mérito, al menos a la voluntad y al amor" que la han llevado a entregar toda su vida "a esta dedicación".

Fue un discurso intimista, sincero y emotivo, muy distinto al de otros galardonados, en parte porque, como ella confesó, no se le da bien este tipo de intervenciones y prefiere "escribir tres novelas seguidas y veinticinco cuentos, sin respiro, a tener que pronunciar un discurso", y también porque el estilo de Matute es único y hoy no tenía que demostrar nada: ahí están su obra y su inmensa capacidad de fabulación.

Matute, que no ocultaba hoy su felicidad -"¿por qué tenemos tanto miedo de esa palabra?"-, no subió a la cátedra a leer su intervención, sino que lo hizo abajo, sentada en su silla de ruedas y junto al público. En más de una ocasión hizo reír a los asistentes con sus palabras, pero sobre todo los emocionó.

Apenas hubo en su intervención referencias a Cervantes, aunque sí aludió, sin nombrarlo, al Quijote, ese "hombre bueno, solitario, triste y soñador", que "creía en el honor y la valentía, e inventaba la vida". Aquel soñador "convertía en gigantes las aspas de un molino, igual que convertía en la delicada Dulcinea a una cerril Aldonza.

El sello cervantino

El rey ha valorado hoy la "excelencia literaria" y el "deslumbrante universo imaginativo" de Ana María Matute al hacer entrega del Premio Cervantes a la escritora catalana, a quien ha elogiado como "una de las narradoras más destacadas y brillantes de habla hispana".

Tras destacar el "inconfundible sello cervantino" que caracteriza toda la obra de Ana María Matute, el rey ha rememorado la trayectoria vital de la premiada y ha subrayado que la tragedia de la guerra civil dejó "una huella imborrable en su alma infantil y juvenil", que ha quedado grabada en gran parte de su producción "moldeada desde el prisma de la niñez".

"Una mujer valiente"

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha destacado que la escritora Ana María Matute es una mujer "valiente" e "intrépida", que forma parte de una clase de autores "privilegiados", porque pueden escribir sobre lo inexplicable y lo invisible.

La titular de Cultura ha destacado la valentía de Ana María Matute por una obra a la que se va "por voluntad y con deseo" y que pretende hacer visibles asuntos invisibles como la incomunicación, la soledad, el amor y el odio entre hermanos, la crueldad o la desigualdad. En opinión de la ministra, la literatura de Matute enseña que "narrar es el primer recurso para abandonar la barbarie".

Ana María Matute:"Luego tengo que leer el discurso que es una de las cosas que más miedo me dan"

Ana Maria Matute:"Fue la primera vez que yo lloré leyendo un libro, con la muerte del Quijote"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?