Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 17 de Febrero de 2020

Otras localidades

La UE promete a Grecia un segundo rescate si aprueba nuevos recortes económicos

El Consejo Europeo de Jefes de Estado y de Gobierno descarta presionar por escrito a Atenas pero multiplica la presión sobre la oposición griega

El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, llega al Consejo Europeo /

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete han prometido este jueves a Grecia un segundo rescate, que ascenderá a alrededor de 100.000 millones de euros según diversas estimaciones, si su parlamento aprueba la semana que viene el plan de ajuste y privatizaciones pactado con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Una votación positiva permitirá además desbloquear en julio la ayuda de emergencia de 12.000 millones de euros que el Gobierno de Atenas necesita para no suspender pagos en verano, según las conclusiones pactadas por el Consejo Europeo.

"El plan global de reformas pactado con la Comisión, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI, y la adopción por parte del parlamento griego de las leyes clave sobre la estrategia fiscal y las privatizaciones deben finalizarse de manera urgente durante los próximos días", exigen los líderes europeos. "Ello servirá de base para fijar los principales parámetros de un nuevo programa apoyado conjuntamente por sus socios europeos y el FMI, en línea con las prácticas actuales, y permitirá un desembolso a tiempo para cubrir las necesidades de financiación de Grecia en julio", afirman las conclusiones.

El segundo rescate se financiará "con fondos tanto públicos como privados". En este sentido, los jefes de Estado y de Gobierno reclaman la participación de la banca privada "en forma de una renovación informal y voluntaria de los bonos griegos que venzan" para lograr una "reducción sustancial" de la aportación pública, evitando al mismo tiempo un "impago selectivo".

Se multiplica la presión

A su llegada al encuentro, el líder del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, afirmaba que "no hay un plan b" para el país heleno, y que la nación "tiene que hacer lo que tiene que hacer" para recibir la ayuda de la UE y del Fondo Monetario Internacional (FMI). "Todas las condiciones tienen que cumplirse", ha señalado Juncker a su llegada a la cumbre de los líderes comunitarios. "Entonces nosotros haremos lo que tenemos que hacer", precisaba Juncker, que se ha reunido antes de la cena oficial con el primer ministro griego, Yorgos Papandréu, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y la canciller alemana Angela Merkel.

La dirigente, que llegaba al encuentro tras una reunión del Partido Popular Europeo, ha constatado que la oposición griega no está por aprobar el rescate: "Hago un llamamiento a la oposición para que asumas sus responsabilidades", decía. Minutos antes, Juncker aseguraba que su argumento de que "no hay plan b" no se trata de una "amenaza", pero que Grecia tiene que poner en marcha su plan de ajuste para poder acceder al quinto tramo (12.000 millones de euros) del total de 110.000 millones de la ayuda internacional concedida a Atenas el año pasado para evitar su quiebra y también para poder recibir un segundo rescate.

Propuesta de fondos estructurales

En las últimas horas se ha fraguado un consenso para redactar una declaracion de una página en la que se intenta confirmar la solidaridad del resto de países de la Unión Europea con Grecia. Se haría así un llamamiento a la unidad de los partidos griegos, y en ella se recogería la oferta de Durao Barroso para intentar transferir al país 1.000 millones de euros en fondos estructurales para dinamizar su economía. De hecho, el primer ministro griego, Yorgos Papandréu, había pedido a la Unión Europea que mostrara un "compromiso firme" con su país en las declaraciones que efectuabaantes de participar en la cumbre. "Creo que si hay un fuerte compromiso de la Unión Europea también habrá un fuerte compromiso del Parlamento griego y podremos avanzar juntos", ha dicho.

El Consejo de Ministros griego aprobó el miércoles el proyecto de ley que contiene el impopular conjunto de medidas de austeridad y privatizaciones por valor de 78.000 millones de euros. El proyecto de ley deberá llegar al pleno del Parlamento el lunes o martes y ser sometido a votación para su aprobación el jueves de la próxima semana. El Eurogrupo acordó la concesión a Atenas del quinto tramo, pero supeditó su entrega a la aprobación por el Parlamento griego de la ley que permitirá poner en marcha el nuevo plan de ajuste antes del 3 de julio. Tras el voto de confianza logrado en solitario por la mayoría de diputados socialistas en el Parlamento heleno, el Gobierno griego se apresta ahora a cumplir las exigencias de la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Este jueves, los mercados han acusado fuertemente las dudas sobre Grecia.

Noticias relacionadas

  • La UE promete a Grecia un segundo rescate si aprueba nuevos recortes económicos
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?