Lunes, 23 de Mayo de 2022

Otras localidades

Huelga de hambre contra la represión en Siria

Alia Mustafa Al Tabbaa pide el cese inmediato de la violencia y la liberación de todos los presos políticos.

La activista siria Alia Mustafa Al Tabbaa comenzó el viernes 16 de septiembre una huelga de hambre frente a la embajada siria en Madrid para protestar contra la represión del régimen de Damasco

La activista siria Alia Mustafa Al Tabbaa comenzó el viernes 16 de septiembre una huelga de hambre frente a la embajada siria en Madrid para protestar contra la represión del régimen de Damasco / LAURA CUETO

La activista siria Alia Mustafa Al Tabbaa comenzó el viernes 16 de septiembre una huelga de hambre frente a la embajada siria en Madrid. Quiere así mostrar su indignación por la represión del régimen de Bashar Al Assad contra los ciudadanos que piden y buscan desde el pasado mes de marzo, un camino hacia la democracia.

Alia empezó su huelga de hambre el pasado 16 de septiembre para ampliar su compromiso humano con todos los activistas y pacifistas detenidos, torturados y asesinados por el régimen del presidente sirio, Bashar Al Assad. Quiere llamar la atención y recordar a la comunidad internacional que la situación en siria no mejora, sino todo lo contrario, se agrava día a día. El número de víctimas sigue subiendo y mueren alrededor de 20 activistas al día.

Alia denuncia que la comunidad internacional y los medios de comunicación tienen una postura demasiado "débil" cuyo único objetivo es "mantener en vida" a un gobierno que ella considera "una vergüenza": "¿Quién puede mantener relaciones con este tipo de régimen?", se pregunta. Alia solo ingiere agua con azúcar para evitar debilitarse en exceso. Recibe atención médica diaria y asegura que recibe mucho apoyo por parte de los españoles. "Vienen a animarme,...el otro día un grupo de jóvenes me trajo incluso chaquetas para abrigarme".

Pero Alia no quiere parecer una víctima porque dice que "en comparación con lo que está pasando en Siria", ella no está sufriendo. "Sólo quiero hablar, y luchar por el pueblo sirio... Lo que estoy haciendo merece la pena" -dice- "es lo mínimo que podemos hacer".

Sentada en un banco, a sus espaldas se alzan dos banderas sirias: la primera cuelga entre dos árboles y es el símbolo del pequeño campamento que han habilitado Alia y sus compañeros. La segunda es la de la Embajada siria, al otro lado de la calle, impasible ante las reivindicaciones de su compatriota. Alia ha asegurado que en los días que lleva de protesta solo se ha acercado mínimamente a la embajada con una pancarta en la que procuraba ser "lo menos provocativa posible...pero sí mostrar un mensaje claro de rechazo hacia la represión". Asegura que el personal de la embajada la ha insultado y ha recriminado sus protestas. "Muérete" le increpaba el guardia de la puerta.

Alia Mustafa Al Tabbaa pide el cese inmediato de la violencia y de las torturas así como la liberación de todos los presos políticos. Reivindica que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas condene junto al resto de la comunidad internacional la represión del régimen sirio contra una población que es "pacífica". Exige que los responsables sean juzgados por tribunales internacionales y paguen por la masacre cometida con el pueblo sirio.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?