Últimas noticias Hemeroteca

Rubalcaba defiende su programa como eje para la oposición socialista en esta legislatura

El Congreso del que saldrá el nuevo líder y la nueva dirección se celebrará en Sevilla los días 3, 4 y 5 de febrero, y serán casi mil los delegados que tendrán voto y que representarán a todos los militantes

Zapatero reconoce "errores de gestión" en la crisis / El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado en el comité federal de su partido que su Gobierno hizo "lo necesario" y que "no había alternativa, en condiciones muy difíciles" para justificar la gestión que ha realizado su Ejecutivo de la crisis económica. El presidente del Gobierno en funciones ha asegurado que afrontan la derrota con "humildad" y asegura ser el primero entre los responsables de la derrota.Sobre los resultados que obtuvo el PSOE en las elecciones generales del 20-N, que ha asegurado fueron "malos", los ha justificado con el drama que ha supuesto para España esta crisis y con el alto desempleo, además de a errores de gestión y de comunicación del Ejecutivo, "imputables solo a ellos".   / AGENCIA ATLAS

El PSOE ha abiertoel proceso para su 38 Congreso Federal sin que alguien haya desvelado que optará a liderar el partido, pero su cúpula da por hecho que ese paso lo darán Carme Chacón y Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha defendido su programa electoral como base para hacer la oposición.

Ha sido el Comité Federal del PSOE el que, tras casi siete horas de reunión, ha aprobado por unanimidad el calendario hasta el Congreso que renovará su dirección y los requisitos de quienes quieran relevar a José Luis Rodríguez Zapatero. Y lo ha hecho facilitando la concurrencia de candidatos, ya que, a propuesta de Izquierda Socialista, ha decidido que quienes pretendan liderar el partido y contar con las prerrogativas de ser "precandidato", podrán hacerlo con el aval del 10% de los miembros de Comité Federal y no del 15 por ciento, como estaba previsto inicialmente.

El Congreso del que saldrá el nuevo líder y la nueva dirección se celebrará en Sevilla los días 3, 4 y 5 de febrero, y serán casi mil los delegados que tendrán voto y que representarán a todos los militantes. La propuesta del líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez de que los afiliados pudieran elegir en primarias a su secretario general, igual que lo hacen con sus candidatos a las elecciones, no ha prosperado. Sólo ha recibido el apoyo del expresidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra (quien ha pedido también la dimisión de toda la dirección del partido por los resultados del 20N), mientras que miembros de la Ejecutiva y el resto de barones han recordado que eso no es posible hacerlo ahora. Antes habría que cambiar las reglas del juego en un Congreso.

Pero no sólo de lo que el partido tiene por delante han hablado los dirigentes del PSOE, sino que han aprovechado para analizar las causas de la derrota y hacer autocrítica. El primero en hacerlo ha sido el aún secretario general. Zapatero, quien ha reconocido que los socialistas han salido "heridos" del 20N, ha intervenido para achacar los malos resultados a la crisis económica y a errores de gestión y de comunicación del Gobierno. Eso cree que ha llevado a buscar "el cambio por el cambio" o a dejar que este se hiciera realidad, pero ha defendido todo lo hecho por su Ejecutivo porque "no había alternativa". A su juicio, era difícil imaginar un escenario más adverso para la campaña electoral, que ha asegurado que Rubalcaba ha afrontado con esfuerzo, empeño y energía.

Rubalcaba, quien ha recibido también elogios de la práctica totalidad de barones y de otros intervinientes en la reunión, ha asumido la derrota en primera persona y ha pedido un Congreso participativo y, después "unidad e integración". No ha desvelado en ningún momento si tiene intención o no de optar a la Secretaría General, pero los miembros de la cúpula del partido lo dan por hecho tras escuchar en su boca que el programa con el que concurrió a las elecciones representa un proyecto "de futuro, sólido y coherente" que debe aprovecharse en la oposición. Para él, esas recetas constituyen soluciones realistas y marcan las líneas y las pautas de lo que debe hacer ahora el partido.

No se ha escuchado la opinión de la otra persona que los socialistas dan como candidata, Carme Chacón, ya que al ser miembro de la Ejecutiva, está presente pero no interviene en estas reuniones. Antes de participar en la de este domingo, en declaraciones a los periodistas, no ha despejado la incógnita de si será candidata y se ha limitado a asegurar que su partido "sabrá hacerlo bien". Algo más allá ha ido el dirigente del PSC Daniel Fernández, quien ha dicho ver a Chacón "con ganas de tener un papel activo" en el Congreso Federal.

El objetivo en el que coinciden todos los dirigentes del PSOE es trabajar para vencer al PP en las próximas elecciones, algo posible a juicio de Rubalcaba porque cree que ese partido ha llegado ya a su techo y los socialistas pueden recuperar los votos perdidos. Mientras tanto, el PSOE estará en la oposición, y Zapatero ha pedido a los suyos que actúen de forma responsable debido a que la situación de España es aún "muy grave" y "muy difícil".

¿Hay candidatos en el banquillo del PSOE?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?