Últimas noticias Hemeroteca

España exporta científicos a cero euros

España exporta investigadores científicos recién formados. Daniel es un ejemplo de ello

España exporta investigadores científicos recién formados /

Daniel es físico teórico, acaba de terminar su doctorado y lleva dos meses en Waterloo, Ontario... en Canadá. Lo peor, es que no piensa volver. Ni él ni la orla prácticamente entera de científicos que estudiaron con Daniel, una generación de investigadores que tiene ahora 28 años.

Daniel tiene esparcidos por el mundo entero compañeros de carrera. Nos han recibido dice "con los brazos abiertos en Australia, Japón, Finlandia, Suecia, Noruega, Alemania, Francia o Canadá", y recuerda que ni Alemania ni Francia han recortado las ayudas a la investigación científica como ha hecho España. Por eso se va. Por eso se van. En España Daniel lo ha dejado "familia, mi novia, que también está en la carrera científica y se va al Reino Unido... lo dejo todo. Es curioso porque el otro día hablaba con mi novia sobre la posibilidad de que nuestros hijos no nazcan en España... y eso es muy duro, cuando te lo planteas eso es muy duro".

Podría volver, reconoce Daniel, pero "para trabajar en algo no acorde con la formación que tengo. En menos de 15 años ni me lo planteo" Asegura que todos estos países se frotan las manos, les llueven científicos a cero euros; porque su formación, su carísima formación, ya la pagó España". No es egoísmo, insiste, es necesidad de crecer. "Por la ventana veo nieve. Vivo en un país a 15 grados bajo cero cuando en España debéis estar ya casi en primavera". Pero en Canadá este joven investigador maneja supercomputadores que, aunque existen en España, no soñaría con tocar. "Nada más que llegas te ponen una casa para que tú tranquilamente busques alojamiento. Te ponen todos los medios científicos a tu disposición. Están encantados de que exista esa emigración".

Lo que investiga Daniel dará resultados prácticos en 20 años, puede que 30, pero recuerda que hay países que viven ahora de lo que hicieron hace un par de décadas y que los países que se construyen con ciencia jamás lo consiguieron de un día para otro. Daniel es un experto en información cuántica: "Los ordenadores clásicos están llegando al límite de su posible mejora. De momento los ordenadores cuánticos que existen son muy sencillitos. Tú le das el número 15 y te dice que es 5 x 3. Si en lugar del número 15 tú le dices "descomponme en sus factores primos una cifra como 200.536.237 billones", un ordenador de toda la vida no puede hacerlo, porque es muy complicado. Un ordenador cuántico podría hacerlo". Y ése es el futuro, el futuro que Daniel ha tenido que buscar a 6.000 kilómetros de aquí.

España exporta científicos a cero euros

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?