Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Un insulso Real Madrid despierta a tiempo en Nicosia para sellar su pase a semifinales

La salida al campo de Marcelo y Kaká despertó de su letargo a un Real Madrid que logró solventar su pase a semifinales en la segunda mitad

El atacante del Real Madrid Karim Benzema anota el 1-0 contra el Apoel FC durante el partido de ida de cuartos de final de Liga de Campeones disputado en el estadio GSP de Nicosia /

Un partido insulso, sin chispa, con un equipo, el chipriota, encerrado en su área cual ave rapaz a la espera de poder salir de caza en forma de contraataque. En el bando opuesto, un espeso Real Madrid movía de un lado a otro el balón sin saber muy bien que hacer con él, hasta que los cambios de José Mourinho volvieron a surtir efecto para dar al equipo blanco su victoria 200 en la máxima competición europea.

Los chipriotas se pusieron en manos de los dioses y estos, complacientes, dejaron sin chispa a un Real Madrid que saltó al GSP Stadium de Nicosia sin ideas, con un balón en sus pies con el que no parecía saber qué hacer. Desde que el esférico comenzase a rodar, los locales dejaron claras sus intenciones de conceder por completo el protagonismo a los de Mourinho. Los chipriotas parecían conformarse con que Chiotis mantuviera el imperio en su área y relanzase con prontitud a los suyos.

El Real Madrid trataba de trenzar pases en busca de un resquicio en la muralla construida a consciencia por el técnico serbio del APOEL, Ivan Jovanovic. Una fortaleza que consiguió desbaratar la tranquilidad del mismísimo un sobreexcitado Cristiano Ronaldo que, atrevido, sacó de su chistera todo su repertorio de taconazos y disparos lejanos imprecisos. De hecho, la única jugada en la que mayor peligro generó y ante la que nada pudo hacer el cancerbero chipriota fue en la que, lejos de su habitual avaricia, concedió el esférico a Sahin que apuró línea de fondo para ponerle un balón en bandeja a Benzema que, a puerta vacía, no acertó a convertir.

Y sí, jugó Nuri Sahin. El alemán por fin contó con minutos y fue en Nicosia donde rindió cuentas del porqué de su fichaje. Trató por todos los medios de inspirar a los Cristiano, Benzema, Higuaín y compañía, pero sin éxito alguno. Y si en la primera mitad los blancos se mantuvieron expectantes a la espera de un fallo rival que les permitiese abrir la lata, en la segunda, la actitud blanca permitía atisbar algo más de ambición.

El APOEL tenía claro a qué jugar. Los chipriotas eran conscientes de que tan solo un fallo de la defensa comandada por Pepe y Ramos les daría crédito alguna en una complicada eliminatoria. Eso o alguna incursión ofensiva de Ailton. El brasileño puso la chispa a un equipo insulso y deslumbró a los aficionados con sus gambetas. En una de las suyas, logró burlar a varios jugadores blancos para obtener como premio una falta al que los amarillos no pudieron sacar partido alguno.

Ahí se agotó la pólvora del APOEL. El partido adquirió matices de correcalles. El esférico volaba de un área a otra en busca del tanto que otorgase el rédito necesario para afrontar con garantías el partido de vuelta. Y en esas andaba el encuentro cuando Kaká, que suplió al 'Pipa' Higuaín para tratar de dotar de mayor movilidad a los delanteros blancos, se aprovechó de que el APOEL bajó su intensidad para recibir libre de marca en el lateral del área y poner el balón en el punto de penalti, donde Karim Benzema derribó la muralla defensiva chipriota para dar ventaja al equipo español.

El tanto, lejos de lo que cabría pensar, no destapó el tarro de las esencias y el Real Madrid continuó agazapado, auspiciado en la tranquilidad que le otorgaba el gol. No obstante, el escenario sí que había cambiado. La intensidad del combinado chipriota no era la misma y los cambios de José Mourinho comenzaban a dar sus frutos. Y es que, si en el primer tanto fue Kaká quien se sacó de la manga el pase de gol, en el minuto 82 el brasileño asumió el papel goleador y concedió a Marcelo, que saltó al campo en sustitución de Coentrao, el papel de asistente para que la dupla brasileña sentenciase el encuentro.

Sabedores ya de lo imposible de la empresa que ante ellos se atisbaba, los jugadores chipriotas, exhaustos tras una primera mitad en la que se emplearon a fondo en defensa, se relajaron y el Real Madrid no perdonó. Los blancos tiraron de sus contras demoledoras para, por mediación del francés Karim Benzema, sentenciar la eliminatoria y poner pie y medio en semifinales.

Finalmente, un adormilado Real Madrid consiguió despertar a tiempo en Nicosia para anular a un equipo chipriota que, sin un solo disparo a puerta en su haber, comprobó de primera mano cómo la fórmula que les llevó a cuartos de final de la máxima competición continental, no era suficiente para dejar en la cuneta las aspiraciones de un club que ya conoce lo que es sumar 200 victorias en la Champions League.

Más deportes en Cadenaser.com | Fútbol | Baloncesto | Tenis | Fórmula 1

Ficha técnica del APOEL 0 - Real Madrid 3

Apoel: Chiotis; Poursaitides, Oliveira (Kaká, m.13), Paulo Jorge, Boaventura; Nuno Morais, Helio Pinto (Solari, m.72), Charalambides, Trickovski, Alexandrou (Sousa, m.46) ; y Ailton

Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Pepe, Ramos, Coentrao (Marcelo, m.63); Khedira, Sahin (Granero, m.84), Özil; Cristiano Ronaldo, Higuain (Kaká, m.63) y Benzema.

Goles: 0-1, m.76: Benzema. 0-2, m.82: Kaká. 0-3, m.90: Benzema.

Árbitro: Felix Brych (ALE).

Incidencias: encuentro de ida de los cuartos de final de Liga de Campeones, disputado en el GSP de Nicosia lleno, ante la presencia de 23.000 espectadores.

Gol de Benzema (APOEL 0 - Real Madrid 3)

Gol de Kaka (APOEL 0 - Real Madrid 2)

Gol de Benzema (APOEL 0 - Real Madrid 1)

El comentario de José Ramón de la Morena (28-03-2012)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?