Lunes, 06 de Diciembre de 2021

Otras localidades

GUERRA CIVIL EN SIRIA

Siria empieza a aplicar su versión del plan de paz de la ONU

La versión oficial es que "algunas unidades militares" han comenzado a replegarse, pero en las primeras horas de la supuesta aplicación del acuerdo de la ONU, helicópteros del Ejército han atacado y se han producido enfrentamientos

Desde primera hora de la mañana las tropas del Ejército debían comenzar la operación de retirada definitiva de los centros urbanos y carreteras que durante los últimos doce meses han estado cortadas y férreamente controladas por checkpoints o puestos de vigilancia.

La versión oficial de lo que está ocurriendo en el interior del país desde que supuestamente comenzó a ejecutarse el plan de paz de la ONU, ha sido transmitida por Waled Moallem, ministro de Asuntos Exteriores, quien junto a su homólogo ruso ha asegurado que "algunas unidades militares" han comenzado a replegarse.

La postura de control, de fuerza dominante del régimen sirio tanto en el interior del país como de cara a la comunidad internacional no ha variado, pero por las declaraciones de Sergei Lavrov, jefe de la diplomacia rusa, en las que ha pedido una acción "más decisiva", es posible que la paciencia de sus principales aliados empiece a resquebrajarse. Ayer China también mostró su preocupación por la muerte de dos civiles y varios heridos en la frontera con Turquía y la posible injerencia en el territorio de un país limítrofe.

Moallem no ha hecho referencia a lo que tanto los activistas como la oposición denuncian desde la pasada madrugada: los tanques siguen vigilando los principales centros urbanos del país, no se han levantado los controles, las milicias y fuerzas especiales siguen en sus puestos, por lo que la aplicación del plan de Koffi Annan se habría convertido en la versión, la particular interpretación de lo que el régimen de Bachar al Assad considera que dice el texto.

Es difícil salirse del guión de los 6 puntos que marca el plan de paz y que comienza con el cese de la violencia por ambas partes y la retirada del Ejército de las calles para que en 48 horas comience el diálogo político, pero de la misma forma que el régimen impone nuevas condiciones ante un acuerdo cerrado (un documento que garantice el fin de la violencia por parte de "grupos terroristas armados"), ahora podría estar directamente modificando los tiempos de su aplicación y el resultado final. De hecho, los analistas árabes insisten en que el Gobierno sirio quiere que se produzca una "rendición" de los que cuestionan el sistema, y no la tregua pactada y equilibrada con la que se pueda comenzar un proceso de cambio hacia una democracia real del país.

En las primeras horas de la supuesta aplicación del Acuerdo de la ONU, helicópteros del Ejército han atacado Nahaliya, en Idleb, y se han producido enfrentamientos en Alepo y en la frontera con Turquía.

Koffi Annan, el enviado especial de la ONU para Siria y principal defensor del acuerdo que está hoy a prueba, se ha desplazado a los nueve campamentos de refugiados de la frontera con Turquía (hay más de 24.000 personas) para interesarse por su situación cuando apenas han pasado 24 horas del ataque que ha obligado al Gobierno turco a formalizar una queja y advertir de las consecuencias de que la crisis siria traspase fronteras. El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) está investigando lo sucedido y en una primera declaración Adrian Edwards, portavoz de la institución, ha explicado que "ni la naturaleza ni las personas implicadas en el incidente están claras", aunque sí que ha confirmado que los tiros no se produjeron en un campamento sino a algunos centenares de metros de la frontera.

El plazo del plan de paz concluye el jueves a las 6 de la mañana. Las próximas horas serán decisivas tanto para comprobar si el régimen pretende realmente dejan de emplear la violencia contra los que le cuestionan, como para saber si la comunidad internacional tiene alguna posibilidad de mediar en una negociación pactada.

La oposición cifra en 40 los muertos en Siria

Al menos 40 personas han muerto este martes en Siria por la represión de las fuerzas del régimen, según la red opositora Comités de Coordinación Local, pese a que este lunes expira el plazo dado por la ONU para aplicar su plan de paz.

Tanto el régimen de Bashar al Asad como los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS) se han lanzado acusaciones mutuas sobre el incumplimiento del plan del enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?