Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 18 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Un niño encuentra a su madre por Google Earth

Gracias al servicio de imágenes por satélite, encuentra a su familia biológica 25 años después de perderse

Saroo se perdió con tan solo cinco años.

Google Earth ha demostrado ser mucho más útil que su aplicación para trazar rutas de carreteras y buscar tu casa desde las alturas. Un niño indio, que perdió a su madre en 1986, la ha encontrado gracias al servicio de imágenes por satélite.

Saroo solo tenía cinco años cuando se perdió. Viajaba con su hermano mayor, que trabajaba como barrendero en los trenes de la India. "Fue a altas horas de la noche. Nos bajamos del tren, y yo estaba tan cansado que me senté en una estación de tren, y terminé para conciliar el sueño."

Esta siesta cambaría el resto de su vida. "Pensé que mi hermano volvería a despertarme, pero cuando me di cuenta no estaba en ninguna parte. Vi un tren frente a mí y pensé que debía estar dentro. Así que decidí entrar en él y espera que me encontraba con mi hermano."

Lejos de encontrarlo, llegó a Calcuta, donde tuvo que dormir a la intemperie en barrios pobres y estaciones de trenes de la tercera mayor ciudad del país. Después de mendigar durante años, fue acogido en un orfanato y adoptado por una familia de Tasmania.

A medida que fue creciendo, también creció su interés por conocer sus orígenes. Saroo no sabía leer, por lo que no sabía la ciudad de la que procedía. Todo lo que podía hacer era valerse de sus recuerdos y de Google Earth para buscar dónde había nacido.

La estrategia que planeó fue elaborada: multiplicó el tiempo que pasó en el tren, cerca de 14 horas, por la velocidad de los trenes de la India y obtuvo una distancia aproximada. A partir de sus cálculos, encontró la ciudad de Khandwa, hizo zoom y encontró la cascada donde solía jugar.

Provisto de una foto de cuando era niño, se dirigió a su pueblo natal y buscó su antiguo barrio. Allí le llevaron con su madre, a la que no reconoció en un primer momento. A pesar de haberse temido durante mucho tiempo que estaba muerto, un adivino había asegurado a la mujer que algún día volvería a ver a su hijo. "Creo que el vidente le dio un poco de energía para vivir y para esperar que ese día llegase."

Durante años Saroo se acostaba cada noche deseando poder ver a su madre y su familia biológica. Ahora, gracias a Google Earth, lo ha conseguido. Y si hay algo que podría hacerle dormir mejor, varios productores de cine están interesados en su historia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?