Viernes, 10 de Julio de 2020

Otras localidades

El electricista detenido confiesa ser el autor del robo del Códice Calixtino

La policía siguió la pista al electricista de la Catedral de Santiago porque pagó en efectivo hace seis años un piso y estaba haciendo gestiones para comprar otro

El Códice Calixtino en el momento en el que fue encontrado, dentro de una bolsa de plástico en el interior d eun garaje.

El Códice Calixtino en el momento en el que fue encontrado, dentro de una bolsa de plástico en el interior d eun garaje. / POLICÍA NACIONAL

Fuentes cercanas a la investigación han ratificado que el detenido estuvo durante "10 años" sustrayendo cosas de la Catedral de Santiago "todos los días". Durante los registros practicados en la residencia y propiedades del principal sospechoso, la Policía Nacional se ha incautado de numerosos objetos antiguos y de 1,1 millones de euros y 30.000 dólares en metálico.

Según fuentes policiales, el electricista de la catedral de Santiago, Manuel Fernández Castiñeiras ha confesado ser el autor del robo del Códex calixtinus. Lo ha hecho a lo largo de la tarde, en dependencias policiales, tras los intensos interrogatorios de los agentes de la unidad de patrimonio de la policia nacional. El detenido también ha confesado la supuesta procedencia de parte del 1,1 millones de euros que la policía encontró en su domicilio al efectuar los registros. Según las mismas fuentes consultadas por la Cadena SER, habría sido robado dentro de la Catedral de Santiago.

Manuel Fernández Castiñeiras pasará mañana a primera hora a disposición judicial. La policía continuará con las diligencias, enfocadas en determinar la procedencia del 1,1 millones de euros, los 30.000 dólares y losdistintos documentos encontrados en los archivos

El comisario jefe de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Policía (UDEV), Serafín Castro, considera que el robo de la pieza se debe "probablemente" a un afán de "venganza" por parte del electricista, que había sido despedido de la catedral y reclamaba a la Iglesia una indemnización de 40.000 euros.

Según el Sindicato Unificado de Policía, tres días después del robo del Códice, el ahora detenido ya fue identificado por un funcionario en un informe interno. Aunque cuestiona la "tardanza" en la detención del sospechoso, el sindicato policía se "congratula" de la recuperación de este valioso manuscrito medieval.

Las pistas que han llevado finalmente a la detención del principal sospechoso han sido 'inmobiliarias'. Al parecer, hace seis años compró un piso en metálico y en los últimos meses estaba haciendo gestiones para pagar de la misma forma otro inmueble.

Aunque en un principio se había asegurado que la entrega del Códice, que está en manos de la Policía, se realizaría este viernes, fuentes próximas a la investigación han asegurado que no se producirá hasta el fin de semana.

En dependencias policiales también permanecen tres de los detenidos por el hurto del libro, el extrabajador de la Catedral, su mujer y su hijo, que está previsto que pasen a disposición judicial el viernes. Además, también tendrá que declarar la novia del hijo, puesta en libertad con cargos el miércoles.

La investigación continúa abierta y no se descarta que tenga lugar "algún registro más".

Es "totalmente imposible" garantizar la seguridad en la Catedral

El archivero de la Catedral, Segundo Leonardo Pérez López, ha asegurado que "es imposible garantizar la seguridad aunque se pague un auténtico pastizal, es totalmente imposible, hablemos claro".

"La protección es muy cara, pero necesaria, hay que hacerla, y aquí tenemos una empresa que cuesta un dinero", ha dicho, pero "aun así no se puede decir que no va a ocurrir nada, porque hay robos muy sonados en lugares donde había seguridad", ha dicho.

Este sacerdote, investigador y escritor fue designado nuevo archivero en sustitución del deán, José María Díaz, en noviembre de 2011, después de que el anterior responsable presentase su dimisión tras la desaparición del Códice Calixtino el 5 de julio del año pasado.

Un hombre "raro" que acudía a la Catedral todos los días

Manuel Fernández Castiñeiras, electricista autónomo durante 25 años en la catedral y presunto autor del robo material del Códice, "era devoto, pero estaba trastornado", según algunos de sus excompañeros.

Pese a que nunca sospecharon que podría haber sido él el responsable de la sustracción del manuscrito del siglo XII, sí han indicado que resultaba "raro", no que acudiese todos los días al culto de las 7:30 horas en esta basílica, aun teniendo una iglesia parroquial al lado de su domicilio, sino que a pesar de no trabajar ya allí, "se dedicase a pasear continuamente" por las estancias de la catedral.

"Él estaba allí como en casa. Tenía un cuchitril en el cual almacenaba aquellas cosas y, visto desde este momento, me imagino que se habrá quedado algunas noches allí". Así se ha expresado un canónigo de la Catedral, antes de precisar, eso sí, que él no puede asegurar que trasnochase en la Catedral.

La relación entre el electricista y el deán tuvo un punto de inflexión y, tal y como reconocen fuentes de la Catedral, cuando se produjeron problemas de tipo laboral. "Yo puedo decir que él estaba como en su casa, hasta que tuvo alguna discusión con algún administrador. Tenía su cuartito, tenía llaves...", ha manifestado este mismo canónigo.

Erik el belga nos habla del Códice Calixtino

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?