Domingo, 29 de Mayo de 2022

Otras localidades

Caja Madrid desoyó desde 2006 las advertencias del Banco de España sobre sus riesgos

El Banco de España elaboró diversos informes sobre los riesgos en que estaba incurriendo Caja Madrid, principal entidad de Bankia, que fueron desoídos por su consejo de administración

'Cuartel general' de Bankia en las Torres Kio de Madrid

'Cuartel general' de Bankia en las Torres Kio de Madrid / REUTERS/Juan Medina

Según ha sabido la Cadena SER el Banco de España advirtió hace seis años, en 2006, a Cajamadrid del riesgo de su cartera hipotecaria y de su creciente dependencia de los mercados mayoristas para financiar su actividad crediticia. La entidad no adoptó ninguna medida.

Anuncio de la campaña de Bankia en el Metro de Madrid / CADENA SER

Según el sumario del 'caso Bankia' que se investiga en la Audiencia Nacional, al que ha tenido acceso la Cadena SER, el Banco de España emitió un informe en 2006 en el que advirtió a Caja Madrid del "riesgo de su cartera hipotecaria", con deficiente valoración en la concesión de créditos, y de su "creciente dependencia de los mercados mayoristas para financiar su actividad crediticia": los dos factores fundamentales que provocaron la caída de numerosas entidades con el estallido de los mercados financieros dos años más tarde.

De hecho, el Banco de España añadió en su informe que esta situación le "preocupaba" "en términos de impactos futuros" en el sistema financiero. En 2010, el Banco de España elaboró otro informe, también incorporado al sumario, en el que constata que Caja Madrid no hizo caso a sus recomendaciones.

No solucionó la dependencia del mercado exterior, y no existían procedimientos para valorar el riesgo en la concesión de créditos e hipotecas o los que se utilizaban estaban viciados. Como ejemplo, el Banco de España destaca que la entidad bancaria utilizaba para valorar los inmuebles a la empresa Tasamadrid, una sociedad que incumplía el "requisito de independencia" al "pertenecer al grupo de la caja". Además, se refinanciaba a promotores con carencias de capital e intereses, y el ratio de morosidad superior a la media.

"Que no salga de estas paredes"

En plena caída libre por la crisis, el consejo de administración de Caja Madrid estaba más preocupado de las luchas por el poder que por corregir los defectos advertidos por el Banco de España desde 2006.

Según las actas del consejo de administración de Caja Madrid que forman parte del sumario del caso Bankia, los principales debates en 2008 se circunscribían al proceso electoral que acabaría con la presidencia de Miguel Blesa casi dos años después. Críticas a la injerencia del Gobierno de Esperanza Aguirre o peticiones de prudencia frente a su actitud; solicitudes de fidelidad en torno al presidente; y preocupación por las filtraciones continuas del contenido de las reuniones a la prensa. Fernández Norniella, uno de los consejeros, llega a implorar "que no salga de estas paredes" lo hablado en aquella sesión.

Respecto a la crisis o la falta de supervisión y control de las hipotecas o la concesión de créditos advertida por el Banco de España, ni una línea. Al contrario. A finales de 2008 el presidente Miguel Blesa valoraba el buen estado de la entidad y hacía el siguiente diagnóstico sobre los factores de la crisis: "No se puede invertir en aquello que no entiendes o pensar que los activos siempre se van a revalorizar". Blesa añadió que en la mayoría de los casos la crisis se debió a "una incorrecta valoración del riesgo". Precisamente aquello que le venía reprochando el Banco de España desde 2006 y que Caja Madrid no enmendó.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?