Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 21 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Un año sin Steve Jobs

Después de un año de la desaparición de del fundador de Apple, parece que la llama que prendió su gurú no se apaga. La compañía ha batido récords en Bolsa

El 5 de octubre de 2011 el cofundador y expresidente de Apple, Steve Jobs, fallecía a los 56 años de edad tras una larga lucha contra el cáncer de páncreas /

Hace exactamente un año, el cofundador y expresidente de Apple, Steve Jobs, falleció a los 56 años de edad tras una larga lucha contra el cáncer de páncreas. La noticia conmocionó no solo al sector de la tecnología sino también a toda la legión de fans de la compañía por todo el mundo.

Tan solo un día después de presentar al mundo el iPhone 4S, Apple comunicaba la triste noticia de que uno de sus fundadores y aquel visionario que consiguió revolucionar el mundo de los dispositivos móviles, Steve Jobs, fallecía rodeado de su familia.

Miles de personas rindieron homenaje a Jobs a lo largo de todo el mundo. Las tiendas Apple Store se convirtieron en altares improvisados para recordar al cofundador de Apple. Un funeral privado en la Universidad de Standford, donde Jobs dio uno de sus discursos más aclamados y recordados a unos alumnos en su acto de graduación, y otro celebrado en las oficinas de Apple en Cupertino (California) recordaron la figura de Steve Jobs y todo lo que supuso para Apple.

La empresa más valiosa del mundo

La historia de Steve Jobs como empresario comenzó en 1976 de la mano de su amigo de la adolescencia Steve Wozniak. Juntos crearon Apple en el garaje de su casa en San Francisco (California). El nombre de la compañía, como el propio Jobs revelaría años más tarde en su biografía, se le ocurrió tras regresar de una granja de manzanas y pensó que ese nombre era "divertido, alegre y nada intimidante".

Esta historia puede dividirse en dos etapas diferenciadas por el abandono de este desde 1985 a 1997. La primera etapa está marcada por la llegada de los primeros ordenadores Apple y posteriormente los ordenadores personales con sistema operativo Macintosh que incorporaban interfaz gráfica de usuario y ratón. Jobs abandona Apple en 1985 y no es hasta 1997 cuando decide regresar a la compañía que fundó con Wozniak.

En esta segunda etapa, cuando la empresa se encontraba en declive económicamente, la compañía de la mano de Jobs centró sus esfuerzos en mejorar nuevas líneas de negocio, como la tienda digital de música iTunes, los reproductores de audio iPod y los ordenadores iMac, que resultaron ser un gran éxito.

El verdadero resurgir de la compañía se produjo a partir de 2007, más concretamente a partir del 9 de enero de ese año cuando Steve Jobs apareció ante miles de personas en el MacWorld celebrado en el Moscone Center en San Francisco (EE.UU.). Lo que ocurrió ese día se convertiría en años posteriores en el evento más esperado del año y lo que Jobs presentó supuso la revolución dentro del mundo de los teléfonos móviles. Ese 9 de enero, Steve Jobs enseñó el iPhone al mundo.

Un año sin el genio

Durante el primer año sin él, Steve Jobs ha sido recordado por todo el mundo. Días después de su fallecimiento salía a la venta su biografía escrita por el periodista Walter Isaacson. Esta biografía, escrita tras docenas de entrevistas con el cofundador de Apple, recoge aspectos cuanto menos curiosos de su vida.

Pero Steve Jobs no se acaba en su biografía. Durante este 2012 no han dejado de repetirse homenajes de todo tipo, uno de los últimos ha sido la figura de cera que se colocará primeramente en el museo Madam Tussaud de Hong Kong y, psoteriormente, recorrerá otras sedes del museo hasta llegar a Londres.

Steve Wozniak: "Steve Jobs siempre demostró que su pensamiento estaba por delante"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?