Lunes, 27 de Junio de 2022

Otras localidades

Y si me muero ¿qué pasa con mi Facebook?

El uso masivo de las redes sociales lleva a que cada vez más gente recurra a empresas especializadas en borrar el rastro en internet

La muerte de las tres jóvenes en una fiesta de Halloween en Madrid y la rápida publicación de sus datos personales en algunos medios, vuelve a abrir el debate sobre el derecho a la privacidad. Cerrar las cuentas en las redes sociales y eliminar la información personal de los buscadores no es tarea fácil si se hace de forma particular y menos en el momento del duelo. Por ello, en los últimos años varias empresas de intenet han encontrado aquí un nicho de mercado por explotar.

No se conoce mucho pero es un servicio que cada vez se demanda más. A la muerte física, se ha añadido en los últimos años la muerte en internet. Para entendernos, ¿qué hacer con la información que un fallecido deja en la red. ¿Qué hacer con las cuentas de Facebook, Tuenti o Twitter? ¿Cuánto tiempo siguen activas? ¿Quién puede cerrarlas? ¿Qué se puede borrar y qué no de la red? ¿Existe el derecho al olvido en internet?

A día de hoy casi todos estamos en internet. Estas son algunas de las preguntas que se hacen los familiares de un fallecido que ha sido activo en la red. En la mayoría de los casos, suelen pasar algunos días hasta que, normalmente amigos o familiares, deciden cerrar las cuentas de Facebook o Twitter del fallecido. Ante la dificultad de realizar este trámite de forma particular, ya que acceder a grandes compañías como Facebook o Google resulta complicado, en los últimos años han surgido algunas empresas que han encontrado aquí un nicho de mercado por explotar.

Miguel Cobacho es abogado y fundador de salirdeinternet.com, una de estas empresas que nació hace apenas tres años. Asegura que a la semana reciben una media de unas treinta llamadas de personas interesadas en contratar el servicio de recuperación y eliminación de datos de internet. "En el caso de fallecidos, el perfil suele ser gente joven y activa en las redes sociales. Normalmente son amigos o familiares los que se ponen en contacto con nosotros transcurridos pocos días desde la muerte. Una vez nos facilitan toda la documentación requerida, actuamos en representación legal de los herederos, nos ponemos en contacto con los medios y el resto de sitios webs donde se han publicado los datos y nos encargamos de buscar y eliminar los rastros digitales del fallecido", asegura Cobacho. Un proceso que no resulta siempre fácil por la frágil barrera que en muchos casos existe entre el derecho a la información y la privacidad.

La pregunta es ¿qué puede borrarse y qué no de internet? La Ley de Protección de Datos establece que puede eliminarse de la red toda aquella información de carácter personal, como nombres, teléfonos, fotografías etc, que en definitiva lleven a identificar a una persona. No podría borrarse aquello que se considere noticioso o de interés público. Es aquí donde surgen los problemas. El más reciente, el fallecimiento de tres jóvenes en una fiesta de Halloween en Madrid y la posterior publicación en medios de comunicación de fotografías e información personal que aparecía en las redes sociales. El debate vuelve a abrirse.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?