Domingo, 14 de Agosto de 2022

Otras localidades

La crisis de la deuda, en el punto de mira de la cumbre de México de la reunión del G-20

Gurría dice que la OCDE y la UE deberían emitir "señales muy fuertes" de apoyo

Los ministros de Economía y Finanzas de las veinte mayores economías del mundo se reúnen desde este domingo, durante dos días, en Ciudad de México con la Unión Europea y Estados Unidos en la picota. La crisis de la deuda que golpea con especial intensidad a la zona euro y el ''abismo fiscal'', respectivamente, suponen las principales amenazas para la recuperación económica global.

La incertidumbre que se cierne sobre Europa por la posible petición de rescate por parte de España y la elevada deuda que acumula Grecia es la principal de las preocupaciones en esta cumbre que se celebra casi un mes después de la reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) celebrada en Tokio (Japón).

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, José Ángel Gurría, ha sostenido que, en caso de que el Gobierno español decidiera pedir el rescate, la OCDE y la Unión Europea (UE) deberían emitir "señales muy fuertes" de beneplácito.

"Si España decide ir adelante, deberíamos emitir señales muy fuertes de que la petición será bienvenida y que el sistema estaría preparado para apoyar a uno de la familia", ha subrayado Gurría.

A su juicio, Bruselas debería aceptar cualquier petición de rescate de España, que ya obtenido una ayuda financiera de hasta 100.000 millones de euros.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, no ha aclarado si pedirá finalmente un rescate, a la espera de que la UE concrete el mecanismo, en un principio el nuevo fondo de rescate permanente, y las consiguientes condiciones.

En esta tesitura, Francia e Italia han instado a España a que tome una decisión cuanto antes, a diferencia de Alemania, que ya reiterado en numerosas ocasiones que un rescate conllevaría más recortes y reformas.

Por su parte, Estados Unidos enfila el tramo final para evitar el ''abismo fiscal''. De no lograr un aumento del techo de la deuda, el 1 de enero entrará en vigor por mandato legal una subida de los impuestos y un recorte del gasto público cuya cuantía, en total, rondaría los 600.000 millones de dólares (467.430 millones de euros).

Rajoy: "No renuncio a utilizarlo (el rescate) si fuera necesario a los intereses generales de los españoles"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?