Lunes, 26 de Septiembre de 2022

Otras localidades

Un estudio del Bundesbank señala que los hogares españoles son más ricos que los alemanes

Los datos deben ser tomados con cautela porque no describen una situación real en la actualidad y también por la diferencia cultural existente entre España y Alemania a la hora de adquirir una vivienda

"La riqueza de los hogares alemanes es inferior a la de hogares de otros países de la eurozona en crisis como España o Italia" publica el semanario Der Spiegel en su página web. El titular cuenta con todas las papeletas para convertirse en la noticia más leída del día: desmonta el tópico de que los países del sur son los pobres, es ciertamente noticiable, pero es un titular que peca de autocomplaciente y tendencioso al intentar trasladar la idea de que Alemania es quien paga los platos rotos de unos vecinos del sur que han vivido (y viven) por encima de sus posibilidades.

La culpa no la tiene ni Der Spiegel ni el resto de medios alemanes que se han hecho eco del informe y en el cuerpo de la noticia explican los pormenores y detalles, sino un estudio poco riguroso realizado por el Bundesbank que intenta poner de relieve las diferencias norte-sur justo cuando la convivencia en el patio de vecinos llamado Europa no afronta su mejor momento.

De esta forma, el estudio "Casas privadas y sus finanzas" elaborado Banco Central alemán calcula que los activos netos medios de un hogar germano, obviando su deuda, son de 195.000 euros, un nivel inferior de los que poseería un hogar francés que dispondría de 229.300 euros o un español con 285.800.

La gran diferencia de riqueza se detectaría, sin embargo, al analizar los denominados "activos medianos", que son los que reflejan la situación financiera de un hogar medio. En este estrato, los activos netos medios en Alemania se cifran en los 51.400 euros de media, mientras que en España alcanzan los 163.000 euros y en Italia los 178.300. Observando simplemente las cifras la conclusión parece sencilla: los hogares de los países del sur son mucho más ricos que los hogares alemanes, llegando incluso a contar con el triple de activos. La percepción cambia cuando dotamos a esos números de contexto.

En primer lugar, como apuntan los medios germanos en el desarrollo de su noticia cabe destacar que las cifras publicadas por el Bundesbank no describen una situación que se ajusta a la realidad ni a la actualidad. En este sentido, el estudio pasa por alto las grandes diferencias que existen en Alemania entre los activos que poseen los ciudadanos del este y del oeste: la parte oriental sólo alcanzan los 67.500 euros mientras que la parte occidental se sitúan en los 230.240 euros.

En segundo lugar, es reseñable la falta de rigor y de metodología del estudio ya que el Bundesbank compara datos obtenidos en períodos de tiempo diferente. Así, mientras los resultados recabados en España proceden de estudios realizados desde el año 2008, cuando empezaba la crisis del euro, mientras que las cifras de Alemania corresponden a los años 2010 y 2011. Aparte de esto, el Banco Central alemán también obvia la diferencia cultural existente entre los países de la eurozona a la hora de adquirir una vivienda (los alemanes optan a menudo por el alquiler). No en vano, el estudio pone de manifiesto que un 83% de los hogares españoles consultados vivían en una vivienda propia, mientras que el porcentaje se reduce en Alemania al 44,2% (y al 33,7% si se tiene solo en cuenta la antigua Alemania del Este).

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?