Miércoles, 20 de Enero de 2021

Otras localidades

El Tribunal Supremo confirma un testamento de 111 años de antigüedad

Los herederos del primer Marqués de Linares reclamaban unos terrenos cedidos por su antecesor en 1901 para construir un hospital

El Tribunal Supremo ha confirmado la validez actual del testamento firmado en 1901 por el primer Marqués de Linares, en virtud del cual donaba unos terrenos al Ayuntamiento para la construcción de un hospital. Sus herederos reclamaban la titularidad del terreno cedido, alegando que no se había utilizado para construir el hospital tal y como pidió el Marqués en su última voluntad.

El Tribunal Supremo ha confirmado la validez íntegra de un testamento de 111 años de antigüedad: el que redactó en diciembre de 1901 don José de Murga y Reolid, primer Marqués de Linares, para que un terreno de su propiedad en la ciudad jienense de Linares fuera transformado en un hospital.

El Hospital de San José y San Raimundo de Linares fue construido y tras un periodo de abandono es hoy en día propiedad del Ayuntamiento y alberga un centro de salud, una residencia de ancianos de gestión privada y un museo municipal. Fueron los herederos del Marqués de Linares quienes recurrieron ante la justicia en 2008, alegando que los terrenos cedidos por su antecesor no habían sido utilizados para lo que indicó en su testamento y que una de las fincas ni siquiera había sido entregada.

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo confirma ahora lo que ya dictó la Audiencia Provincial de Jaén: que los términos del testamento del Marqués de Linares están claros y que su contenido no puede ser anulado. Los descendientes del noble buscaban no sólo la declaración del incumplimiento de este testamento, sino su nulidad y devolución de los terrenos a la Fundación Institución Caridad de los Marqueses de Linares, propiedad de la familia. Algo que desestima la justicia ya por tercera vez. Señalan los magistrados en su sentencia que el Marqués realizó una identificación clara entre los terrenos y el fin que se les debía dar.

El testamento de don José de Murga y Reolid, primer Marqués de Linares, decía textualmente: "Es mi voluntad que se destine un millón de pesetas a la construcción de un Hospital en la Ciudad de Linares, en los terrenos que allí tengo adquiridos con dicho fin. El Hospital se denominará, según queda indicado, de San José y San Raimundo".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?