Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 16 de Julio de 2019

Otras localidades

Científicos de toda Europa contra los 'disruptores endocrinos'

Están presentes en botellas de plástico, tupper, latas de conservas o plaguicidas

Un centenar de científicos de todo el mundo, siete de ellos españoles, ha enviado una carta a la Unión Europea para que se legisle sobre los "disruptores endocrinos" que son sustancias químicas, presentes en todo tipo de productos de uso cotidiano, que alteran el equilibrio de las hormonas. Hay suficientes datos científicos, aseguran, que demuestran que estas sustancias provocan cáncer de testículo, mama o tiroides, pubertad precoz, malformaciones genitales, infertilidad u obesidad. La iniciativa no tiene precedentes en Bruselas y muestran la enorme preocupación de la comunidad científica.

Son en total 89 científicos los que han firmado la "Declaración de Berlaymont". Una carta que incluye diez puntos en los que los investigadores exigen, por una lado, una mayor investigación sobre el efecto de estos compuestos y por otro, una regulación de sus usos dentro de la Unión Europea.

Creen que hay que endurecer las normas para prohibir el uso de estas sustancias químicas en la elaboración de productos de uso común, porque hasta ahora no se ha legislado siguiendo las opiniones científicas, sino anteponiendo los intereses comerciales a la protección de la salud de los ciudadanos europeos. Uno de los firmantes de esta declaración, Jesús del Mazo, científico del CSIC y experto en biología molecular, nos ha contado que: "Son los cientos de miles las sustancias que están en el ambiente que se comportan como 'disruptores endocrinos'. Lo que hacen es engañar al sistema de regulación endocrina y alteran seriamente todas las funciones que son reguladas por hormonas".

Hoy en día, dice del Mazo, "tenemos datos científicos suficientes, que no se están considerando, para decir que hay ventanas de riesgo importantes, por el contacto con estas sustancias, sobre todo durante el desarrollo y la adolescencia; también en la vida fetal que van a incidir en la vida de adulto del individuo."

Hay datos alarmantes sobre el aumento de cáncer testicular entre jóvenes de 20 a 35 años. De hecho en ese tramo de edad es el de cáncer de mayor incidencia, si hablamos de tumores sólidos. Pues bien, la mayoría de estos tumores, asegura del Mazo "sabemos que tienen origen embrionario. Cuando hemos tratado a animales con estos productos químicos aparecen este tipo de alteraciones. Es llamativo, además, que estos mecanismos moleculares persisten en las dos o tres siguientes generaciones."

Hablamos de sustancias que se utilizan para hacer plásticos, pesticidas, plaguicidas, compuestos retardantes de llama. Dentro de los plásticos uno de los componentes "disruptores endocrinos" sobre el que más se ha estudiado es el bisbenol A, que se encuentra desde CDs a empastes dentales pasando por equipos médicos o tapones de botella. El bisfenol A ha sido detectado en el 93% de los americanos analizados en diversos estudios. Se ha encontrado también en fetos, en los cordones umbilicales, en el líquido amniótico o en el tejido ovárico.

Los disruptores endocrinos también son responsables del aumento, en algunas zonas, del cáncer de mama, tiroides y próstata; de la pubertad precoz en niñas y de la caída de la cantidad y calidad del esperma.

La iniciativa de dirigirse a los responsables políticos, entregando la carta al vicepresidente de la Comisión, Antonio Tajani, el comisario de Salud, Tonio Borg, la comisaria de Ciencia, Maire Geoghean-Quinn, y al de Medioambiente, Janez Potecnik, no tiene precedentes en Bruselas y muestran la enorme preocupación sobre este asunto por parte de la comunidad científica.

Noticias relacionadas

  • Están presentes en botellas de plástico, tupper, latas de conservas o plaguicidas
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?