Domingo, 27 de Septiembre de 2020

Otras localidades

10 placeres gastronómicos del verano

Imagen de la película 'Antes del anochecer' (Despina Spyrou). Imagen de la película 'Antes del anochecer' (Despina Spyrou). Si hoy hablo del verano, el mérito no lo tiene ese clima bipolar que nos ha tocado este año, sino una película que se estrena la semana que viene: Antes del anochecer. La tercera y, si es posible, aún más brillante entrega de la saga sobre las relaciones de pareja (en realidad, el manual de todos los manuales) protagonizada por Ethan Hawke y Julie Delpy. Esta vez los hechos transcurren en Grecia en pleno verano: ensaladas de tomates recién recolectados, paseos sin reloj por el campo y, sobre todo, esas sobremesas infinitas en las que lo mismo da hablar de fútbol, de política o, como es el caso, de amor y sus efectos colaterales. El verano llega siempre cargado de placeres gastronómicos. Uno de mis favoritos es el salmorejo, ese invento cordobés al que me rendí nada más llegar a España. Pan, tomate, ajo, aceite de oliva, sal y, dependiendo del cocinero, un chorro de vinagre. En realidad, todas las sopas frías de la cocina española se merecen mi amor incondicional: el ajoblanco, el gazpacho, la porra antequerana y también algunas variantes más dulces con sandía o fresa. Desayunar con un granizado de café con nata de verdad y un brioche relleno de helado es otro placer veraniego al que no renuncio cada vez que voy a Italia. En Sicilia el asunto puede alcanzar niveles celestiales, pero las imitaciones desperdigadas por el territorio nacional también pueden valer. Pasar la noche en la playa y predesayunar con lo que sea –salchichas frías olvidadas en una parrilla, media bolsa de patatas fritas, un cruasán recién salido del horno– mirando el mar. Cerveza fresquita Las cañas. Las terrazas no son simples lugares. Son más bien un estilo de vida. ¿Para qué hacer yoga o ir a correr a un parque todas las mañanas para despejarse si puedes tomarte una caña con tus amigos? Quizá exagero un poco pero la tranquilidad que se respira en una terraza de verano, en una acera cualquiera de la ciudad, no la encuentras ni en una isla desierta. Un efecto parecido lo tienen los cócteles en la playa a las siete u ocho de la tarde. No todas las playas tienen la suerte de ver desaparecer el sol en el mar, pero sí todas tienen sus chiringuitos hechos aposta para amenizar ese momento del día en el que el calor pasa y la luz se queda. Helados de colores Los helados. No hablo de todos los helados, sólo de aquellos que comías de pequeño. Esos engendros de formas y colores improbables que durante el resto del año no pedirías en un bar ni siquiera bajo la amenaza de un machete y que, sin embargo, te atreves a lucir bajo la sombrilla. A pesar de tu edad. Y hablando de comer bajo la sombrilla: el tupper nunca es tan útil como en un día de playa. Te salva de esos horrorosos bocadillos que saltan de la bolsa de plástico a la tostadora con la presunción de convertirse en una comida rápida y agradable (nunca económica). En comparación, una simple ensalada de patatas con tomates y atún, bien acomodada en un tu tupper, sabe a gloria. Las ensaladas de pasta. Los italianos no renunciamos a la pasta ni siquiera cuando el termómetro alcanza los 40 grados. Eso sí, como se trata de un producto muy versátil, en verano preferimos las variantes frías. Mi favorita lleva pasta corta, aceitunas negras en rodajas, albahaca, tomatitos frescos, aceite y mozzarella. El coco. Quizá porque es difícil de romper y limpiar o porque su sabor y textura impiden comerlo en cantidades excesivas, el coco parece existir sólo en trocitos y en la playa. Por eso es un placer típicamente veraniego. De esos de los que si quieres, al fin y al cabo, puedes disfrutar todo el año pero que en verano, simplemente, saben mejor.   * Imágenes de la cerveza y los helados: Getty.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?