Viernes, 23 de Abril de 2021

Otras localidades

DEBATE 4-M EN LA SER DEBATE 4-M EN LA SER Àngels Barceló modera el debate del 4-M: abre Pablo Iglesias y cierra Mónica García

Los secretos del jurado popular

No todos los tipos de delito pueden ser competencia del jurado

Nueve hombres y mujeres justos componen cada uno de estos jurados en España por ley. Quedan atrás los 'Doce hombres sin piedad' que nos regaló el cine y que provocaría numerosos y engorrosos empates a la hora de pronunciar un veredicto.

No cabe la abstención, cada miembro del jurado tiene que pronunciarse sobre la culpabilidad o no culpabilidad del reo, y no todos los tipos de delito pueden ser competencia del jurado. Según establece la ley de 1995 que les vio nacer, el jurado verá los asesinatos, cohechos, tráfico de influencias, omisión del deber de socorro, amenazas e incendios forestales. Este listado de competencias deja algunas paradojas como las que atañe al celebérrimo caso de Marta del Castillo, donde el delito de violación que incluye impide que un jurado popular pueda pronunciarse sobre el caso.

Selección de los miembros del jurado

El sistema es muy parecido al utilizado para elegir los miembros que componen las mesas electorales. A través del censo se realiza un sorteo por cada provincia. La ley contempla que puedan excusarse los mayores de 65 años, las personas con cargas familiares, las que desempeñen un trabajo relevante de interés general, los militares profesionales y los miembros de la familia real. El jurado, para evitar costes, se elige dentro de cada comunidad autónoma y esto hace pensar a los detractores que algunos casos pueden estar contaminados y ponen como ejemplo los trajes de Camps, que resultó absuelto por un jurado popular.

El periodo de deliberación tiene un tope de dos días, prorrogable a otros dos amparados por el hermetismo según confirma Miguel Cid, presidente de la Asociación Projurado: "la deliberación tendrá lugar a puerta cerrada sin que le sea permitido comunicación alguna hasta que se pronuncie el veredicto". Tampoco pueden hablar por teléfono y hasta para comer van acompañados de un policía. Cada miembro del jurado recibe a diario 67 euros de dieta más el alojamiento en un hotel medio de tres estrellas y la manutención. "Hay quien se queja de que la comida no es buena, de que los platos son de plástico..." apunta Cid. En el caso de los trajes de Camps mantener al jurado costó a las arcas valencianas en torno a los 30.000 euros. El presidente de la Asociación Projurado también nos cuenta que hay cursos especiales para que los abogados se preparen en esta técnica que exige una puesta en escena muy dinámica, claridad en los argumentos, capacidad de convicción y dotes de teatro.

Los secretos del jurado popular

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?