Sociedad

Europa introduce nuevas normas para mejorar la protección del consumidor

El Parlamento Europeo respalda una nueva directiva sobre hipotecas que supone la primera legislación comunitaria en el ámbito hipotecario

Mayor asesoramiento sobre los costes y las consecuencias de asumir una hipoteca. Son dos de los objetivos que se ha marcado la nueva directiva en materia de hipotecas del Parlamento Europeo.

Según informan fuentes del parlamento, la directiva se aplicará a los contratos de crédito garantizados por una hipoteca o por otra garantía comparable utilizada en un Estado miembro, así como a los contratos cuya finalidad sea adquirir o conservar derechos de propiedad sobre fincas o edificios. Estas nuevas directrices se aplicarán a los diferentes mercados hipotecarios de los Estados miembros, aunque la información al consumidor tendrá que ser idéntica en toda la Unión Europea.

De esta nueva directiva también se desprende que el consumidor dispondrá de un periodo obligatorio de reflexión de siete días antes de firmar un contrato hipotecario o para retractarse tras la firma, según lo que determine cada Estado miembro.

Más información

Antes de proceder a la firma de cualquier contrato, el consumidor deberá recibir en papel o en formato electrónico una información clara y comprensible sobre los contratos de crédito para conocer el coste total y las consecuencias a largo plazo. Asimismo, los bancos o intermediarios deberán aportar información personalizada a cada consumidor para que pueda comparar los créditos disponibles en el mercado y tome una decisión fundada sobre la conveniencia de suscribir la hipoteca.

Tolerancia antes de proceder a una ejecución

Esta directiva pretende ser más tolerante antes de ejecutar un desahucio. Para ello, limitará los cargos por impago, impedirá a los Estados miembros oponerse a la dación en pago acordada entre las partes, obligará a buscar el mejor precio por la venta de la propiedad en las ejecuciones y exigirá a los países de la UE que faciliten el pago. Todo ello, con el objetivo de proteger a los consumidores y evitando el sobreendeudamiento a largo plazo.

Además, las entidades que ofrezcan hipotecas deberán ser autorizadas, registradas y supervisadas por las autoridades del país para revisar el cumplimiento de estrictos requisitos profesionales.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00