Domingo, 26 de Junio de 2022

Otras localidades

10 AÑOS DESPUÉS DE DEJAR LA MONCLOA

Aznar comparte consejo con los exjefes del Pentágono y la CIA

Todos asesoran al despacho DLA Piper, que fue contratado por el Gobierno Aznar para promover su medalla en el Congreso de EEUU

Aznar y el ex Secretario de Defensa estadounidense William S. Cohen, del que dependió hasta 2001 la Agencia Nacional de Seguridad, se sientan también junto a "Jeb" Bush, hermano del expresidente norteamericano, en el consejo asesor de la empresa multinacional de extracción de oro Barrik Gold.

José María Aznar presenta esta semana el segundo volumen de su biografía, que recoge sus experiencias como presidente entre 1996 y 2004 publicado por Planeta con el título "El compromiso del poder". En el texto, del que algunos pasajes ya se han hecho públicos, Aznar justifica su apoyo a la intervención en Irak y señala que la NSA (la Agencia de Seguridad Nacional norteamericana, ahora envuelta en el escándalo del espionaje) dedicó al 11 M toda su prioridad en las horas que siguieron al atentado, sin llegar a ninguna conclusión sobre la autoría.

Habrá que esperar a conocer la totalidad del texto, pero lo que probablemente quedará fuera de las memorias del ex presidente son sus actividades empresariales desde que en 2004 abandonara el palacio de La Moncloa. Actividades que le han permitido estrechar, desde el sector privado, las mimas relaciones que, siendo presidente, cultivó con la Administración norteamericana. Mas allá de su reciente incorporación como asesor del presidente de KPMG en España o su fichaje por el grupo británico News Corporation, Aznar mantiene también una intensa actividad empresarial vinculada a ex altos cargos republicanos de la Administración estadounidense.

Desde hace cinco meses Aznar y William S. Cohen, secretario de Defensa de EE.UU. hasta 2001, comparten el comité asesor del despacho de abogados DLA Piper. Junto a Aznar y al ex jefe del Pentágono, se encuentra también en el consejo el director ejecutivo de la CIA hasta 2004 (número tres de la agencia durante la guerra de Irak) Alvin Bernard Krongard.

Este bufete es el mismo que en 2003 fue contratado por el Gobierno del propio Aznar por 1,7 millones de euros para promocionar la imagen del presidente con el fin de obtener la medalla de oro del Congreso estadounidense. Un objetivo fallido ya que finalmente Aznar no consiguió la distinción. El Tribunal de Cuentas llegó a investigar la contratación de este "lobby" hasta archivar el caso hace apenas dos años alegando que la medalla era un asunto "de interés público" y que, por tanto, no hubo irregularidades en la partida presupuestaria que corrió a cargo del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El negocio del oro

Aznar y el ex secretario de Defensa Cohen comparten también el comité asesor de Barrick Gold, compañía a la que Aznar se incorporó en el año 2011. Una empresa minera con sede en Toronto (Canadá) que posee minas en los cinco continentes, aunque sus principales centros de extracción de oro y otros minerales están en Estados Unidos, Canadá y América Latina. Acompañando a Aznar y a Cohen, se sienta también en el consejo "Jeb" Bush, hermano del expresidente nortemericano George W. Bush y ex Gobernador de Florida.

¿Los halcones no se espían?

Wiiliam S. Cohen, fue preguntado el pasado 18 de Junio por el caso Snowden y el escándalo de las escuchas de la NSA en el trascurso de un programa de la Cadena CBS. "El problema es que en este país acceder a información clasificada se ha convertido en algo muy sencillo", dijo. "Nosotros tenemos que confiar en nuestros funcionarios y no en la gente que se dedica a publicar información clasificada por todo el mundo". Cohen conoce bien el funcionamiento de la Agencia Nacional de Seguridad puesto que esta depende del Departamento de Defensa que él mismo dirigió hasta el año 2001. Desde aquella intervención pública de Cohen, el escándalo ha tomado proporciones globales al trascender las presuntas actividades de espionaje de la agencia en países europeos. Actividades que en el caso español, y de acuerdo a los documentos de Snowden citados por el diario El País, no se limitaban a información sobre las llamadas telefónicas de millones de españoles, sino que también afectaron a miembros del Gobierno y políticos. El actual ejecutivo español cree que entre los espiados podrían encontrase Mariano Rajoy o José Luis Rodríguez Zapatero. Nadie ha mencionado a Aznar.

Lara, sobre Aznar: "Tal vez lo que le están pagando ahora es la comisión por meternos en la guerra de Irak"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?