Lunes, 29 de Noviembre de 2021

Otras localidades

Análisis:

¿Cómo sale el PSOE de la conferencia?

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, los expresidentes del Gobierno y exsecretarios generales del PSOE, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, la vicesecretaria general del partido, Elena Valenciano, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, y el secretario de Organización del partido, Óscar López

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, los expresidentes del Gobierno y exsecretarios generales del PSOE, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, la vicesecretaria general del partido, Elena Valenciano, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, y el secretario de Organización del partido, Óscar López / EFE

Agarrotado porque no remonta en la mayoría de las encuestas y por el debate sobre el liderazgo de Rubalcaba, al PSOE le hacía falta reivindicarse si quiere alzar el vuelo. Es lo que ha hecho este fin de semana: apelar al orgullo. Las conferencias de este tipo -en las que los afiliados se reencuentran "y la familia se vuelve a ver"- acostumbran a servir para cambiar el estado de ánimo de la militancia. En la dirección admiten que necesitaban "mejorar el tono y regresar al optimismo".

Existe cierto consenso en que el partido sale más unido de esta cita política. "Más fuerte", coincidían varios. Se descarta la posibilidad de romper con el PSC y se demuestra que quienes querían fijar una fecha para adelantar las primarias, como Tomás Gómez, son una minoría frente a la que se plantan las dos federaciones más fuertes, Andalucía y Comunidad Valenciana.

Esos dos territorios, cuyos líderes apoyaron a Chacón en el congreso de Sevilla, son los que han apuntalado el liderazgo de Rubalcaba este fin de semana, los que han lanzado el mensaje de que debe ser él quien fije los tiempos y anunciar la fecha de las primarias en el próximo comité federal.

Eso no significa que quieran la continuidad de Rubalcaba a largo plazo. Lo que quieren es que el secretario general tenga margen pero abra ya el proceso de relevo al frente del partido, porque la mayoría cree que el nuevo proyecto que el PSOE se ha dado precisa también de una cara nueva.

En las horas previas al discurso de Rubalcaba, la pregunta que corría en el Palacio Municipal de Congresos era si Rubalcaba iba a hacer un anuncio importante. Si iba a dar un paso atrás y descartarse para las futuras primarias. La mayoría lo descartó porque la conferencia no era un acto de partido y porque el secretario general cree que cuando diga qué intenciones tiene se abrirá automáticamente la carrera por el liderazgo. Al final no hubo mención alguna y el público le ovacionó en pie cuando acabó el discurso de la misma manera que había ovacionado a la presidenta andaluza el día anterior.

Ese es el otro fenómeno que confirma esta conferencia política: cómo Susana Díaz ha pasado de emerger a consolidarse como una de las voces fuertes del PSOE. "La más fuerte", dicen algunos.

En su discurso lanzó críticas al partido como pocos se atreverían a hacer: "No estamos haciendo las cosas bien. Estamos malgastando energía entre nosotros cuando miles de ciudadanos salen a la calle a defender políticas socialistas. Hombres y mujeres con los que compartimos valores se refugian en mareas ciudadanas y plataformas porque el PSOE no responde al partido que necesitan. El PSOE tiene que defender la unidad de España y no se puede permitir crear desconcierto e inseguridad entre los ciudadanos".

El papel de Susana Díaz ha despertado ciertos recelos en el PSC. Pese a las manos tendidas y las llamadas a entenderse de unos y otros, pese a la emoción con la que Pere Navarro escuchó el aplauso del plenario y los elogios de Rubalcaba, los delegados del PSC se han pasado los dos días de conferencia "haciendo pedagogía" con otros territorios para que entiendan su posición. "Y cuesta mucho, hay mucho trabajo que hacer aún", confesaba un socialista catalán al acabar el cónclave.

Los supuestos aspirantes a primarias mantuvieron un perfil muy bajo. Hablaron los dos días, sábado y domingo. Se dejaron ver y los militantes les pararon para hacerse fotos con ellos. Tienen tirón. Lo saben. A veces se diría que hasta lo disfrutan. Pero entendieron todos (Patxi López, Eduardo Madina, Carme Chacón y también -según quien haga la quiniela- Emiliano García Page) que quien diera un paso al frente estaría dando un paso en falso.

Y luego está el proyecto. Lo que el PSOE promete haber recuperado en esta conferencia y de lo que ahora deberá convencer a los ciudadanos. Explicarles cuáles son los pasos al frente que ha dado para ser un partido más de izquierdas y demostrar si resultan creíbles ante sus posibles votantes. Esa será la prueba que mida el impacto de este fin de semana en el que han confluido ocho meses de trabajo: si logran conectar de nuevo con la ciudadanía. Los ciudadanos, como dijo el propio Rubalcaba, "están esperando".

Las cifras de la Conferencia Política del PSOE

Elena Valenciano: "El camino es hacer que este proyecto sea el de la mayoría de la sociedad"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?