Últimas noticias Hemeroteca

, 11 de de 2019

Otras localidades

Los 20 mejores hayedos de España

Es la mejor fecha para disfrutar de los colores del bosque en otoño

Cada época del año nos deja un paisaje característico. El del otoño es amarillo, marrón, naranja. El suelo se cubre con una alfombra de hojas y huele a castañas. En el campo, es el momento de la uva y los árboles de hoja caduca como las hayas. Un árbol delicado que crece lento, muy lento, y necesita unas condiciones concretas que son difíciles de reunir: mucha humedad y, al mismo tiempo, sol.

Entre la Cordillera Cantábrica y Pirineos se concentran la mayoría de los hayedos de España pero, más al sur, podemos encontrar bosques como el de Montejo (en Madrid) o el de la Tejera Negra (en Guadalajara) donde se vuelven a reunir los requisitos para que ocurra el milagro.

A la sombra de las hayas crecen siempre setas y una serie de arbustos como el acebo y el helecho. También suelen compartir terreno con robles y castaños, también de hoja caduca, que ayudan a darle al bosque ese color tan característico en esta época. La mejor fecha para contemplar todos los matices del otoño es el mes de noviembre. En esta lista podrás elegir entre una veintena de hayedos. Pincha sobre cada punto del mapa para ver las fotografías:

1. Selva de Irati (Navarra)

La selva de Irati, situada en el Pirineo oriental navarro, es el segundo hayedo-abetal más extenso y mejor conservado de Europa, después de la Selva Negra de Alemania. Su extensión es de unas 17.000 hectáreas que mantienen en estado casi virgen. Hay dos accesos para adentrarse en la Selva de Irati: por su costado occidental desde Orbaizeta y por el oriental desde Ochagavía, con siete miradores con mesas panorámicas en lugares estratégicos.

2. Parque de Urbasa y Andía (Navarra)

Los hayedos ocupan la mayor parte de la superficie arbolada del parque pero también encontraremos arces, tilos, tejos acebos y fresnos. Merece la pena dedicar un paseo a buscar dos árboles entre todos: la 'haya de Limitaciones' y el 'tejo de Otsaportillo', protegidos como Monumentos Naturales.

3. Valle de Belagua (Navarra)

Ovejas, vacas y yeguas ocupan los pastos comunales, mientras que los rincones más recónditos acogen a especies animales como el oso, el sarrio, la marmota, el armiño, la perdiz, el águila real, el pitonegro o el quebrantahuesos, algunas de ellas en peligro de extinción. Cada 13 de julio se celebra el tradicional Tributo de las Tres Vacas en la Piedra de San Martín, a más de 1.750 metros de altitud. Hasta en verano se siente el frescor del Pirineo.

4. Parque Natural de Saja-Besaya (Cantabria)

Los nombres de los ríos que le rodean dan nombre a este parque, el más extenso de Cantabria. Al subir hasta los 900 metros de altitud) encontramos hayas y acebos. En la parte más alta abundan los abedules en las zonas más altas de este piso y llegando al subalpino (hasta 1.500 m.) en el que desaparecen las masas forestales y predominan los escobares y brezales. Destaca la presencia ocasional del oso pardo en las inmediaciones del parque.

5. Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Huesca)

En el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, los hayedos y abetales se sitúan en el fondo de los cañones o en la umbría, donde la humedad es máxima. Encontramos tres hayedos con diferentes peculiaridades: el de Añisclo, el de Pineta y el de Ordesa. En solanas y crestas con poco suelo aparecen los pinos y las encinas. Merece la pena acercarse a ver las cascadas Cola de caballo y Gradas de Soaso.

6. Hayedo de Montejo (Madrid)

Dice la leyenda que ciertos carboneros y leñadores de Montejo afirman que el bosque conocido como El Chaparral está habitado por duendes y hadas y que éstas, juguetonas y curiosas, gustaban de engatusar a los visitantes y caminantes del bosque con sus caricias y dulces cánticos. Leyenda o no, lo que hace especial a este hayedo es que es uno de los que están más al sur de España, que no de Europa. Los más meridionales están en Sicilia, como bien aclaran los guías del parque sin los que no se puede acceder del hayedo a no ser que se viva en el pueblo. Cada día entra un número de visitantes: el 50% de las entradas se pueden reservar por teléfono y el resto quedan para los madrugadores que van el mismo día.

7. Hayedo de la Tejera Negra (Guadalajara)

Un poquito más al norte de Montejo, ya en Guadalajara, se encuentra el hayedo de Tejera Negra, entre los ríos Lillas y Zarzas, que nacen en el valle glaciar de la Buitrera. Aquí también es necesaria la reserva pero, a diferencia de Montejo, se vista sin guía y se puede permanecer en el parque tanto tiempo como se quiera.

Hayedo de la Tejera Negra

8. Parque Natural de Aizkorri-Aratz (Guipúzcoa y Álava)

Se necesitan más de dos manos para contar las sendas y recorridos que se pueden hacer en este parque en el que se encuentra la cima más alta de Guipúzcoa (Aitxuri, 1551 m) y el hayedo de Altzania es uno de los más grandes de la provincia, sino el más grande.

9. Los Cameros (La Rioja)

La comarca de Tierra de Cameros está formada por dos subcomarcas llamadas Camero Viejo y Camero Nuevo separadas entre sí por los montes de Cameros. Justo en el corazón de Camero Nuevo se sitúa el Parque Natural de Sierra Cebollera, un vergel de robles y hayedos regados por el río Iregua. Además de hayas, se puede ver el Parque de Esculturas 'Tierras Altas de Lomos de Orio', un museo al aire libre con ocho obras realizadas con materiales naturales del entorno. Se organizan paseos guiados por la Dehesa de Hayas del Astonar.

10. Parque Natural del Montseny (Barcelona)

La diferencia de humedad y temperatura justifican la vegetación que se desarrolla en el Parque Natural del Montseny. En las partes bajas encontramos encinas, alcornoques y pinos pero, por encima de los 1.000 metros, ya empezamos a ver hayas y abetos. Hasta el 15 de diciembre, cada domingo se organizan caminatas guiadas por el parque con un coste de 3 euros para los adultos (menores de 6 años, gratis y menores entre 6 y 16 años y mayores de 65, sólo pagan 2 euros).

11. Hayedo de la Pedrosa (Segovia)

Con sus casi 2.000 hayas se convierte en el hayedo más meridional de la comunidad de Castilla y León. Este bosque se encuentra junto al puerto de la Quesera (1.750 metros), en el término municipal de Riofrio de Riaza. Desde el mismo puerto, se pueden comenzar algunas caminatas, siguiendo la cuerda de la sierra hacia el Pico del Lobo o hacia Hontanares pasando por el Collado de la Laguna y la Buitrera. Ninguno de estos recorridos excederá las cuatro horas.

12. Parque Natural del Señorío de Bértiz (Navarra)

El Señorío de Bértiz fue durante muchos años fue una finca privada. Hasta 1984 no declarado Parque Natural, el primero de Navarra. Por debajo de los pastizales, donde se alimentan ovejas lachas, caballos y vacas, el paisaje queda tapizado por el hayedo. La existencia de éste, junto a la de pinares y robledales, favorece el crecimiento de variadas setas y hongos. Eso sí, la recolección está hoy regulada por ordenanzas municipales.

13. Hayedo de Jordà (Girona)

El poeta Joan Maragall escribió un poema en su honor ('La fageda d'en Jordà'). Situado en la comarca de La Garrocha, a unos 4 km de Olot (Girona), este hayedo tiene una peculiaridad que le hace especial: el terreno está formado por una colada enfriada de lava procedente del volcán del Croscat y las hayas crecen a una altitud que no es frecuente en la Península Ibérica para este tipo de árboles, entre 550 y 650 metros.

14. Parque Natural de Redes: los hayedos de Orlé (Asturias)

Asturias es verde pero, en otoño, en pleno valle del Nalón, la cosa cambia. Allí donde llega el mínimo rayo de luz, surgen cientos de jóvenes hayas y acebos, que intentan ganar altura lo más rápido posible. Son los hayedos de Orlé, un pueblecito del concejo de Caso en el que, a pesar de que no hay muchos habitantes, si buscas un poco, a lo mejor encuentras a algún artesano que haga queso.

Parque Natural de Redes

15. Hayedo de Valderejo (Álava)

En las empinadas laderas de la montaña que custodian el Parque Natural de Valderejo, encontramos pino albar, hayedos y encinares de carrasca. En las rocas de los crestones los bosques son reemplazados por pequeñas plantas enraizadas en grietas. Podemos encontrar sobrevolando los cortados rocosos a buitres leonados, allí se encuentra la colonia más numerosa del País Vasco.

16. Hayedo de Peloño (Picos de Europa)

El de Peloño es el gran bosque de hayas de la comarca de los Picos de Europa. Hermano pequeño de Muniellos. También encontraremos pequeños focos de robles y castaños entre los que habitan corzos, venados y jabalíes, y está constatada la presencia del oso.

17. Bosque del Quinto Real (Navarra)

Los valles pirenaicos de Baztan, Erro, Esteríbar y Alduides comparten la propiedad de este espacio natural y el río Arga lo atraviesa. Además del hayedo de Odia, podemos encontrar entre sus bosques las ruinas de la Real Fábrica de armas de Eugi. Dice quien ha estado que la estampa de Eugi reflejándose en las aguas azules del pantano resulta portentosa.

18. Hayedo de Riaño (León)

El hayedo de Riaño se encuentra en León pero roza con Picos de Europa, así que su visita siempre es una buena excusa para tomar un buen cocido montañés. Al pasear entre sus hayas podemos encontrar algún resto que muestre que aquella fue una zona minera hace casi un siglo.

19. Parque Natural de Somiedo (Asturias)

Es uno de los hayedos más protegidos de España por eso no se puede pasear por el interior. Eso sí, dentro del parque natural se pueden hacer varias rutas y se puede contemplar el paisaje desde sus miradores. Por sus laderas escarpadas, sus frondosos bosques y sus valles recónditos, se pasean algunas de las especies más amenazadas de nuestra fauna como el oso pardo y el urogallo.

20. Hayedo de Peña Roya (Aragón)

Nos encontramos dentro del Parque Natural del Moncayo. En la Fuente del Sacristán hay un parking para dejar el coche. Luego sólo queda seguir las señales del camino y dejarse llevar por el paisaje. Cuidado con la fuerte pendiente de bajada que une el prado con la fuente de Santa Lucía. En poco más de dos horas se puede hacer el recorrido.

Parque Natural del Moncayo

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?