Sociedad

Condenado por meter metadona en la copa de un enemigo y causarle la muerte

El Tribunal Supremo confirma la condena de tres años y seis meses impuesta a un drogodependiente en rehabilitación que causó la muerte de un hombre por ponerle metadona en una copa

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de tres años y medio impuesta a un drogodependiente de la localidad onubense de Valverde del Camino que causó la muerte de un hombre "con el que tenía mala relación" al ponerle metadona en la copa sin que se enterara. Los jueces confirman que el hombre, que recibía de deshabituación con metadona en un Centro de Prevención de Drogodependencias, cometió un homicidio imprudente, y también una mujer que bebió de la misma copa entró en coma por una intoxicación con metadona y tuvo que ser tratada, a la que tendrá que indemnizar con 45.000 euros.

Más información

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de tres años, seis meses y un día impuesta a un drogodependiente en rehabilitación que causó la muerte de un hombre al ponerle metadona en una copa sin que la víctima lo supiera. Los jueces del Supremo consideran que el condenado cometió un homicidio imprudente, y también establecen que deberá indemnizar con 45.000 euros a una mujer que entró en coma por haber bebido de ese mismo vaso.

La Guardia Civil y varios testigos aseguraron ante el juez que el condenado y el fallecido mantenían una mala relación, y que incluso llegaron a discutir, pero que esa noche estuvieron bebiendo juntos en la discoteca 'Millenium' de la localidad onubense de Valverde del Camino. En un momento de la noche el condenado, drogodependiente en rehabilitación en un Centro de Prevención que recibía siete dosis semanales de metadona, introdujo una cantidad indeterminada de esta sustancia en la copa de su acompañante sin que éste lo supiera. Al día siguiente, y después de pasar por el Centro de Salud de la localidad, el hombre fue encontrado muerto en la cama, consecuencia de un edema agudo de pulmón causado por reacción adversa a metadona, hallada en sangre, según revelaron los datos de la autopsia, en concentración de 0'75 miligramos por litro.

Otra mujer, que durante la noche bebió de la misma copa, ingresó esa mañana en coma en el Hospital de Río Tinto, aunque se recuperó después de recibir tratamiento.

Alegó que mintió ante el juez para no empañar la memoria del fallecido

El Tribunal Supremo confirma íntegramente la condena que le impuso la Audiencia Provincial de Huelva, y rechaza las pretensiones del encausado por la cantidad de contradicciones en las que incurrió en sus distintas declaraciones. En un principio, dijo en el juzgado que no vio al fallecido aquella noche hasta que en la puerta de la discoteca observó que estaba mal y que iba a ser atendido por un médico. Sin embargo, en el juicio, contó que había pasado una parte de ésta con él, consumiendo alcohol y tomando diversas sustancias, entre ellas metadona, que según su nueva versión aportó el propio Silverio Santos. Cuando le preguntaron por qué ocultó este extremo al juez instructor, dijo que fue para "no echarle nada encima" al fallecido.

Para los jueces, lo realmente buscado por el condenado fue impedir que su encuentro con el fallecido y el hecho de que bebieron juntos "fuera tomado en consideración por el instructor. Y esto por la única razón de evitar ser relacionado con la muerte, cuando obviamente conocía bien la causa. Por eso, la rectificación solo se produjo tras haber tenido constancia de que, quienes los vieron en compañía en la discoteca, habían hablado en tal sentido".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00