Miércoles, 07 de Diciembre de 2022

Otras localidades

La economía social de mercado, brújula del gobierno de Merkel

La canciller alemana parece estar dispuesta ahora a ir abriendo la mano

Economía social de mercado, ha sido uno de los términos más repetidos por la canciller en el Bundestag, en un discurso con marcado carácter socialdemócrata en el que ha insistido que los ciudadanos deben situarse en el centro de la gestión política

Nunca antes un canciller había tardado tanto tiempo en pronunciar su discurso de inicio de legislatura. Angela Merkel ha esperado 43 días desde su juramento como mandataria para explicar a los alemanes (y a Europa) cuáles son los planes de la gran coalición socialdemócrata para los próximos cuatro años. Durante una hora desplegó su clásico discurso, el que pone el acento en la necesidad de reformas, de control del déficit y de unas finanzas sólidas, pero en esta ocasión le añadió numerosos tintes socialdemócratas. Merkel, que compareció sentada en el Bundestag, debido a la fractura de pelvis que todavía le obliga a caminar con muletas, recalcó que el modelo de "economía social de mercado" debe ser la brújula del nuevo gobierno alemán y que los ciudadanos deben situarse en el centro de la gestión política.

Merkel comenzó recordando que hace una década Alemania se percibía como "el enfermo de Europa" pero que, gracias a las reformas, el país había logrado volver a convertirse en un ancla de estabilidad para Europa. Un mensaje autocomplaciente que es habitual en sus comparecencias públicas pero que esta vez vino acompañado de cierta autocrítica. La canciller aseguró que las reformas de la Agenda 2010 habrían propiciado unas cifras récord de empleo pero también reconoció que en este tiempo había habido sombras. "Debido a la flexibilidad en el mercado laboral se han originado nuevas formas de abuso pero la gran coalición va a realizar correcciones", prometió Merkel.

No fue este el único guiño socialdemócrata que asumió en su discurso, la mandataria también se refirió a la implantación del salario mínimo de 8,5 euros la hora a partir de 2015, a la necesidad de introducir impuesto sobre transacciones financieras y a la entrada en vigor de una cuota femenina en las grandes empresas.

En clave europea, pocos cambios: Angela Merkel apuesta por una regulación de los mercados financieros y por una mayor integración, destacando la necesidad de avanzar en la Unión Económica Europea y de desarrollar los tratados europeos para que se refuerce el papel de las instituciones europeas. Además, ha recalcado que su gobierno no tolerará abusos en el acceso a las prestaciones sociales por parte de inmigrantes que llegan al país con el objetivo de beneficiarse de ayudas.

En relación al espionaje, la canciller alemana ha dicho que "la confianza es la base de cooperación con nuestros aliados y cuando hay desconfianza, al final no hay más, sino menos seguridad". Unas declaraciones que se producen tan solo 48 horas antes de que Merkel reciba al ministro de exteriores estadounidense, John Kerry, en Berlín.

Su discurso de inicio de legislatura coincide con la aprobación en el Consejo de Ministros alemán de la jubilación anticipada a los 63 años para quienes haya cotizado durante 45 años.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?