Miércoles, 07 de Diciembre de 2022

Otras localidades

Los obispos ven avances en la reforma del aborto pero la siguen viendo insuficiente

El portavoz de la Conferencia Episcopal asegura que eliminar una vida por malformación abre la puerta a una línea eugenésica de "selección de la especie"

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, durante una rueda de prensa

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, durante una rueda de prensa / EFE

Los obispos consideran que "la eliminación de un ser inocente nunca es la solución a un problema porque en ese caso acabaríamos en el mundo con el hambre eliminando a las personas y así se tocaría a más". La Conferencia Episcopal asegura que no puede haber ningún resquicio legal para abortar, incluidas las malformaciones fetales incompatibles con la vida.

La Conferencia Episcopal está más cómoda con el restrictivo anteproyecto de ley del aborto del PP que con la legislación actual pero la siguen considerando insuficiente. Reunidos en Comisión Permanente esta semana, los obispos han publicado una nota en la que "saludan siempre las iniciativas a favor de la vida humana, vengan de donde vengan, especialmente dirigidas a proteger la vida de los más débiles, entre los que se encuentran los seres humanos que van a nacer". Y en ese sentido reconocen en el anteproyecto del Gobierno "un avance positivo con respecto a la legislación vigente, que considera el aborto como un derecho".

Hasta ahí el capote al controvertido texto del ministro Gallardón, ya que la Conferencia Episcopal sigue considerando que una ley del aborto, por muy restrictiva que sea, sigue siendo una ley injusta porque nadie tiene derecho, en ninguna circunstancia, a quitarle la vida a un ser humano inocente.

"La muerte nunca es la solución. Abrir un camino al aborto supondría abrir una puerta a una línea eugenésica", ha señalado el portavoz de la Conferencia Episcopal, José María Gil Tamayo, uien ha añadido que la eliminación de una vida por discapacidad o malformaciones, incluidas las incompatibles con la vida, supondrían una "sociedad que selecciona por especie" y que sería una sociedad gravemente inhumana.

La alternativa, según los obispos, pasa por políticas sociales y leyes de verdadero acompañamiento a las mujeres para que prosigan con su embarazo.

Preguntado al respecto, Gil Tamayo ha recordado la vigencia de la pena religiosa de la excomunión para quienes aborten o colaboren para que éste se realice.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?