, 28 de de 2021

Otras localidades

El Supremo rebaja la condena a una mujer que se gastó la indemnización de su marido discapacitado

La acusada convivía con otro hombre y se gastó casi 800.000 euros que recibió su pareja por un accidente de tráfico que le dejó con un 95% de minusvalía

La sala de lo penal del Tribunal Supremo ha rebajado de 4 a 2 años de cárcel la condena a una mujer que se gastó la indemnización que recibió su marido al tras sufrir un accidente de tráfico que casi acabó con su vida. El siniestro le dejó con un 95% de minusvalía. La Audiencia de Álava le atribuyó los delitos de apropiación indebida e incumplimiento de los deberes de tutela. El Tribunal Supremo mantiene los mismos delitos pero retira la agravante por abuso de relaciones personales.

El matrimonio de Miguel Ángel y Catalina hacía aguas por la infidelidad de ella. Miguel Ángel había comunicado a su círculo más cercano su intención de separarse pero un accidente de tráfico se lo impidió. Se le diagnosticó una minusvalía del 95%, cobró una indemnización de 787.000 euros y se quedó con una pensión mensual de invalidez. La familia trató sin éxito de que el juez no designara tutora a su mujer. Catalina se quedó con la guarda y custodia de su marido y lo ingresó en una residencia despreocupándose de él e impidiendo que le visitaran sus familiares.

El dinero de la indemnización lo empleó, entre otras cosas, para comprarse un chalet en el que vivir con su nueva pareja o invertir en fondos de inversión. La Audiencia de Álava condenó a la acusada a 4 años de cárcel por los delitos de apropiación indebida e incumplimiento de los deberes de tutela. El Tribunal Supremo rebaja a dos la pena de reclusión al entender que no procede aplicar la agravante de abuso de relaciones personales porque considera que ya está incluida dentro del delito de apropiación indebida.

Dice la sentencia que "los incumplimientos casi absolutos de las obligaciones tanto morales como patrimoniales resultan intolerables y graves y entre ellos destaca el incomprensible traslado desde una residencia adecuada para el tratamiento a otra absolutamente inadecuada, a cientos de kilómetros de su entorno familiar, y lo terrible es que la única explicación lógica a esa lamentable decisión es la de alejar al incapaz de sus hermanos y del juzgado dificultando un posible control sobre la indemnización concedida a su marido y del modo en el que iba a rehacer su vida sentimental de pareja".

Reflejos. Asistencia sexual a las personas con diversidad funcional

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?