Últimas noticias Hemeroteca

El rey expresa su ''gran pena'' tras visitar la capilla ardiente de Adolfo Suárez

Don Juan Carlos ha impuesto a título póstumo el Collar de la Real Orden de Carlos III a Adolfo Suárez, sobre el féretro donde reposan sus restos

El rey concede a Adolfo Suárez la Real Orden de Carlos III / El rey don Juan Carlos, la reina y la infanta Elena han acudido esta lunes al Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados para decir su último adiós a Adolfo Suárez en la capilla ardiente instalada. Allí, el monarca ha sido recibido por los expresidentes del Gobierno Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero y el resto de autoridades. Don Juan Carlos le ha concedido a Adolfo Suárez a título póstumo la Real Orden de Carlos III. / ATLAS

El rey ha mostrado su "gran pena" tras visitar la capilla ardiente de Adolfo Suárez en el Congreso de los Diputados. El jefe del Estado ha permanecido una media hora junto a la reina en la sede parlamentaria, a la que también se ha acercado la infanta Elena para trasmitir su pésame a la familia del expresidente. A su salida, visiblemente emocionado, Don Juan Carlos sólo ha pronunciado tres palabras a petición de los informadores: "Una gran pena", ha dicho en referencia al fallecimiento del primer presidente de la democracia, antes de montarse en su vehículo.

Así te hemos contado los homenajes tras la muerte de Adolfo Suárez

El féretro con los restos mortales de Adolfo Suárez en la catedral de Ávila para el funeral corpore insepulto / EFE/Emilio Naranjo

El rey ha impuesto, a título póstumo, el Collar de la Real Orden de Carlos III a Adolfo Suárez, sobre el féretro donde reposan sus restos, en la capilla ardiente instalada en el Congreso de los Diputados. Don Juan Carlos, que llegó a las 10:30 al palacio de las Cortes junto a la reina, se ha acercado sin su bastón al féretro desde el asiento que ocupaba en el Salón de Pasos Perdidos y ha depositado esta distinción, la máxima que se concede a propuesta del Gobierno, sobre un cojín, junto a otro donde se exhibe el Collar de la Orden del Toisón de Oro, que en su día le concedió el monarca.

Con una leve inclinación de cabeza ha vuelto a mostrar su respeto a la figura del primer presidente de la Democracia y se ha dirigido a sus familiares para darles el pésame, para momentos después abandonar el Palacio de la Cortes junto a doña Sofía.

El cortejo fúnebre con el féretro del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez ha llegado a las 10:00 al Congreso de los Diputados, que acoge hasta este martes su capilla ardiente.

En la parte baja de la escalinata de la Puerta de los Leones recibieron el féretro el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, sus antecesores en el cargo -Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero-, y los presidentes del Congreso, Jesús Posada, y del Senado, Pío García Escudero.

También se encontraban los presidentes del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, y del Consejo General de Poder Judicial, Carlos Lesmes, así como el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y los miembros de las Mesas del Congreso y del Senado.

Diez soldados del Regimiento Inmemorial del Ejército de Tierra formaron el piquete de honor que portaba el féretro de Suárez, cubierto con la bandera nacional, hasta el Salón de Pasos Perdidos de la Cámara Baja, donde se ubica la capilla ardiente.

Tras ellos, los hijos y nietos de Adolfo Suárez acompañaron caminando por la Carrera de San Jerónimo el féretro del expresidente. Más de un millar de personas que aguardan a las puertas de la Cámara Baja para visitar más tarde la capilla ardiente rompieron en aplausos en medio de un profundo silencio.

Escoltando el paso del féretro en la escalinata estuvieron seis militares en representación de los tres ejércitos y de la Guardia Civil.

Además, una decena de soldados de la Guardia Real montaron guardia frente a la escalinata de la Puerta de los Leones para rendir honores al primer presidente de la democracia y marcaron la entrada del féretro con un redoble de tambores.

El piquete de honor colocó el féretro de Suárez en el centro del Salón de Pasos Perdidos, una de las estancias más solemnes del Congreso de los Diputados.

Los príncipes de Asturias, en la capilla ardiente de Alfonso Suárez / Los príncipes ya han llegado a Madrid para despedir a Suárez tras asistir a la despedida en Bilbao del alcalde Iñaki Azkuna. Nada más terminar, Don Felipe y Doña Letizia han regresado a la capital con el deseo de estar presentes, como el resto de la familia real, en el último adiós al primer presidente de la democracia. / ATLAS

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?