Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 13 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Apoyemos a Ricardo

Es una gran noticia que los tres periodistas españoles que estaban secuestrados en Siria hayan sido puestos en libertad. No hay que olvidar, no obstante, que todavía quedan más de veinte informadores sirios y de diferentes nacionalidades retenidos en contra de su voluntad

Portada de 'Libya Close Up' /

El fotoperiodista freelance Ricardo García Vilanova ha permanecido secuestrado en Siria durante más de seis meses. Vende sus trabajos a diferentes medios de comunicación y no está cubierto por un sueldo regular que le proporcione una seguridad permanente. Además, desde el 16 de septiembre de 2013, fecha en la que fue secuestrado junto a Javier Espinosa, ninguna entidad periodística se ha hecho cargo de sus gastos fijos.

Es un hecho diferencial si lo comparamos con la situación de sus dos colegas españoles, Javier Espinosa y Marc Marginedas, cuyos sueldos son abonados regularmente por El Mundo y El Periódico de Cataluña, los medios para los que trabajan desde hace muchos años.

Aunque ya ha sido puesto en libertad, Ricardo necesitará un tiempo indeterminado para recuperarse física y psíquicamente del daño sufrido durante su cautiverio y durante ese tiempo no va a poder generar ingresos por su trabajo.

Libya Close Up es el resumen del magnífico trabajo fotográfico que realizó Ricardo García Vilanova en Libia, conflicto que ha cubierto prácticamente desde su inicio. Posiblemente estamos ante uno de los trabajos más completos de la guerra en ese país.

Félix Flores, autor de los textos, Edith Stone, responsable del diseño, Jon Lee Anderson, prologuista, y la editorial Blume, responsable de la publicación, y la plataforma Verkami que colabora de una manera especial, han renunciado a todos sus derechos para hacer posible que los beneficios de este proyecto sirvan para pagar los gastos fijos que este fotoperiodista acumula desde el primer día de su secuestro.

Creemos que no hay nada más digno que utilizar su trabajo para enfrentar una situación económica muy frágil. Estamos seguros, además, de que Ricardo García Vilanova, que siempre ha huido del protagonismo, igual que Javier Espinosa y Marc Marginedas, se siente satisfecho con esta iniciativa.

Os invito a apoyar este proyecto. Con vuestras aportaciones se podrá publicar Libya Close Up y todos los beneficios servirán para garantizar la tranquilidad económica de Ricardo García Vilanova durante el tiempo que esté inactivo.

Gervasio Sánchez ha ejercido de portavoz de los familiares de los periodistas Ricardo García Vilanova y Javier Espinosa durante su secuestro

Después del secuestro. Ricardo Vilanova

El secuestro de Ricardo Vilanova, Javier Espinosa y Marc Marginedas así como de 20 informadores más en Siria que aún siguen privados de su libertad nos demuestra la inseguridad vital a la que se enfrentan unas personas que arriesgan sus vidas para que podamos conocer y entender lo mejor posible que está sucediendo en ese conflicto bélico tan complejo.

Es imprescindible en un mundo en el que disponemos de tanta información, muchas veces más parcial y manipulada de lo que nos imaginamos, que podamos contar con periodistas que como Ricardo se acerquen mucho al lugar de los hechos. Sólo así podemos recabar una mejor información que nos ayude a formar un mejor criterio sobre lo que está sucediendo y entonces reclamar con más precisión a nuestros representantes políticos cual es nuestro punto de vista como ciudadanos y que así actúen en consecuencia. El periodista para realizar su trabajo muchas veces se acerca al peligro y sobre todo en los conflictos bélicos. Nuestro deber como ciudadanos es apoyarlo cuando necesite ayuda.

Ricardo ha estado secuestrado más de 6 meses, concretamente 194 días en los que ha estado sometido permanentemente a una gran tensión, por su estado psíquico y físico al encontrarse privado de libertad, por la incertidumbre sobre su propia vida y por el padecimiento que ha provocado en Ricardo el dolor que sabe que han sufrido sus familiares, compañeros de trabajo y amigos por su desaparición y esa misma incertidumbre sobre su vida.

Durante esos 6 meses no ha podido realizar su trabajo y por lo tanto no ha generado ingresos para afrontar sus gastos mensuales fijos. En concepto de hipoteca, gastos corrientes, seguros, impuestos, etc, resultan un total de 2000 euros al mes.

Por tratarse de un periodista freelance no está cubierto por un sueldo regular. La seguridad social no contempla la baja involuntaria de Ricardo producida por su secuestro.

Por fin pudo ser liberado y ahora le toca afrontar además de su recuperación psíquica y física, su realidad económica. Después de una guerra siempre existe una post guerra silenciosa, ya no es noticia, lenta y difícil. Existe también un después del secuestro para Ricardo que esperemos pueda afrontar de la mejor manera posible.

Queremos ayudar a Ricardo y con la colaboración de todos, que mejor que publicando su libro sobre el conflicto anterior que cubrió antes que el de Siria: Libia.

LIBYA CLOSE UP es un gran trabajo periodístico, muy válido porque Ricardo se acerca mucho otra vez, y cubre el conflicto prácticamente de inicio hasta el fin, con una cronología magnífica de los hechos que se sucedieron en distintos áreas de la geografía libia, que nos ayudan a comprender mucho mejor el conflicto que acabó con la dictadura de Muamar el Gadafi.

Vendiendo 1000 ejemplares a través de la plataforma Verkami conseguiremos ingresar unos beneficios netos de 18000 euros que se abonaran íntegramente a Ricardo para compensar esos 6 meses de secuestro, más los siguientes 3 meses en que esperamos se pueda recuperar psíquica y físicamente y pueda volver a utilizar su cámara. Bienvenido a casa Ricardo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?