Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 09 de Abril de 2020

Otras localidades

Ocho mapas que explican en qué regiones españolas se vive mejor (y peor)

Los niveles de educación, salud, ingresos, seguridad, empleo, medio ambiente, compromiso cívico y acceso a servicios de todas las autonomías, según los índices de bienestar de la OCDE

Los niveles de educación, salud, ingresos, seguridad, empleo, medio ambiente, compromiso cívico y acceso a servicios de todas las autonomías, según los índices regionales de bienestar de la OCDE.

Los niveles de educación, salud, ingresos, seguridad, empleo, medio ambiente, compromiso cívico y acceso a servicios de todas las autonomías, según los índices regionales de bienestar de la OCDE. / JON LAISECA / GOOGLE MAPS

Hay vida más allá del producto interior bruto. Sigue siendo el indicador más utilizado para medir el crecimiento de un país, pero ¿es el mejor indicador para medir el bienestar de sus ciudadanos? El PIB pone cifras a la producción de bienes y servicios de una región, pero esa frialdad ignora por completo la calidad de vida de las personas que la habitan.

En febrero de 2008, el entonces presidente francés, Nicolás Sarkozy, encargó la creación de una comisión para poner negro sobre blanco los límites del producto interior bruto. El informe del organismo, presidido por el Nobel de Economía Joseph Stiglitz, no admite dobles interpretaciones: "Ante cambios de gran amplitud en materia de desigualdad (y más generalmente en la repartición de los ingresos), el PIB (...) puede no proporcionar una evaluación adecuada de la situación de la mayoría de la población". Y los trabajos que abogan por dejar atrás el producto interior bruto como medida del éxito nacional siguen aflorando de manera recurrente.

En esta línea, la OCDE ha publicado los indicadores del bienestar en las 362 regiones de los 34 países que componen la organización. La medida pretende reflejar las diferencias en calidad de vida en cuanto a educación, salud, ingresos, seguridad, empleo, medio ambiente, compromiso cívico y acceso a servicios. Los índices se presentan de 0 a 10 puntos, e indican la posición de cada una de las regiones con respecto al resto. Para calcularlos, la institución se sirve de indicadores oficiales comparables entre países, como la tasa de paro, el índice de homicidios o la esperanza de vida al nacer.

Si centramos el foco en España, las descomunales cifras de desempleo causan que ninguna autonomía pase del 4, y que incluso haya tres regiones que sacan un 0. En cuanto a ingresos, solo dos comunidades superan el cinco. En el lado positivo, nuestro país saca sobresaliente en seguridad (solo Ceuta baja del 8,5), y seguimos teniendo unos niveles de salud que se sitúan entre el notable y el sobresaliente -probablemente porque los indicadores utilizados no reflejan de manera directa los recortes de los últimos años-. Los siguientes ocho mapas muestran cada uno de los ocho índices del bienestar regional que evalúa la OCDE, según la leyenda:

Leyenda de los índices del bienestar: de 0 a 10

Educación

Hay grandes diferencias entre autonomías, basadas en la tasa de trabajadores que al menos han finalizado la educación secundaria que publica Eurostat: Ceuta obtiene un 2,2, mientras que Euskadi y la Comunidad de Madrid, con una notas de 6,8 y 6,5 respectivamente, se sitúan a la cabeza.

Seguridad

Ceuta, con un 5,5, es la oveja negra en la clasificación de las regiones españolas. Con su tasa de 3,3 homicidios por cada 100.000 habitantes, la ciudad autónoma es la excepción que confirma la regla: ni Melilla ni las comunidades bajan del notable alto. Según la OCDE, las autonomías más seguras son Galicia, Cantabria, Euskadi, Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Extremadura, además de Melilla.

Salud

El aumento de la esperanza de vida y la baja tasa de mortalidad provocan notables y sobresalientes generalizados en las condiciones de salud de los españoles. Navarra, la Comunidad de Madrid y Castilla y León alcanzan la máxima nota; Ceuta se sitúa a la cola, con un 6,3. El estudio no incluye indicadores que evalúen, por ejemplo, la inversión pública en sanidad o el número de médicos y hospitales por habitante.

Medio ambiente

El nivel medio de PM2.5 (partículas en suspensión de menos de 2,5) es la magnitud utilizada para medir la contaminación del aire, y el indicador que afecta al índice de medio ambiente. Melilla y Aragón suspenden, con un 4,7 y un 4,8, respectivamente. Según la OCDE, los habitantes del País Vasco disfrutan del mejor entorno, y su comunidad obtiene una nota de 7,9.

Ingresos

Como la nota de 0 a 10 indica la posición de las comunidades españolas respecto al resto de las de los países de la OCDE, los resultados se sitúan en torno al aprobado. Extremadura, con un 2,8 y una renta disponible del hogar de 12.297 dólares, y Euskadi, con 21.463 dólares y una nota de 6,2, son los dos extremos.

Empleo

El hueso en las asignaturas de la economía española, que todas las autonomías suspenden sin paliativos. Algunas, como Andalucía o las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, sacan un 0. En el lado opuesto, pero siempre por debajo del 4 respecto a otras regiones de la OCDE, se sitúan el País Vasco y Navarra.

Compromiso cívico

La participación en procesos electorales entre 2000 y 2011 es el indicador elegido por los autores del estudio para medir el compromiso cívico de los ciudadanos. Suspenden Galicia, Asturias, Illes Balears, Ceuta, Melilla y Canarias; la mejor nota la obtiene Castilla-La Mancha.

Acceso a servicios

Por último, el estudio regional del bienestar de la OCDE evalúa el acceso a servicios por parte de la población, basado en los datos de Eurostat de acceso a la banda ancha en el hogar. Las diferencias se reducen y solo destaca la Comunidad de Madrid, con un 75,3% de hogares conectados a Internet de alta velocidad y una nota de 8,3.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?