Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

Rebelión internacional contra el bloqueo de la cura de la hepatitis C

EEUU exige al laboratorio que justifique el "desorbitado precio". En Europa solo Alemania financia el nuevo tratamiento. Y Francia abandera una lucha europea para presionar a la farmacéutica

Carta enviada por al Comité de Finanzas de EEUU al laboratorio Gilead /

En diciembre de 2013 se aprobó el uso del Sovaldi en EEUU, en el caso de España se autorizó en enero de 2014, pero desde entonces prácticamente ningún país ha decidido financiar este tratamiento por su "altísimo coste", que ahora mismo ronda los 80.000 euros por paciente. Sólo Egipto ha conseguido un rebaja en el precio, solo pagan 900 dólares por tratamiento. La Organización Mundial de la Salud ha explicado a la SER cuál es el motivo de ese descuento.

El conflicto con el 'Sovaldi' es mundial. Se la conoce como 'la pastilla de los 1.000 dólares', un precio desorbitado según han denunciado prácticamente todos los gobiernos, que han sufrido la presión de los pacientes al saber que existe un medicamento capaz de curar la Hepatitis C Crónica en el 90% de los casos.

La mayoría de los estados han puesto en duda si está justificado el precio de este tratamiento, que ahora mismo ronda los 80.000 euros por paciente.

En Europa sólo Alemania lo financia, pero hay que tener en cuenta que el sistema sanitario de este país tiene sus peculiaridades, funciona a través de mutuas, conocidas como 'Krankenkasse', empresas privadas que tiene un acuerdo con el estado.

En el caso Reino Unido está cerca de anunciarlo, de momento, el National Institute for Health and Care Excellence (NICE en sus siglas en inglés) ha hecho un informe preliminar recomendando al Reino Unido el uso del "sofosbuvir (Sovaldi) como una opción de tratamiento para personas con hepatitis crónica C", aunque añaden que "aún se deben tomar decisiones a nivel local sobre la financiación de los tratamientos específicos".

En el mes de julio el gobierno francés, a través de su Ministra de Salud, Marisol Touraine decidió encabezar un frente europeo, junto a otros 13 países para presionar al laboratorio estadounidense, Gilead.

La presión también está llegando desde EEUU. Hace semanas, los senadores Ron Waiden y Chuck Grassley enviaron una carta al Presidente de esta farmacéutica, John C.Martin.

En esa misiva, directamente le pide al máximo responsable de este laboratorio que demuestre cómo justifica ese precio, "no está claro cómo Gilead fijó ese precio de 84.000 dólares en el caso de EEUU", por eso le requiere más información porque "el criterio para fijar esos precios ha planteado serias dudas sobre en qué medida el mercado puede asumir un gasto eficiente y racional".

Es más, el cálculo que hace este senador asusta. "Si suministrásemos el Sovaldi a todos los pacientes que lo necesitan a ese precio, el gasto en medicamentos entre 2014 y 2015 se incrementaría en 6.500 millones de dólares".

Por eso, en esa carta, el comité de finanzas del gobierno estadounidense plantean más de 20 requerimientos al laboratorio. Y entre ellas, que explique "¿por qué en el caso de Egipto se ha ofrecido el Sovaldi por 900 dólares, es decir, con un descuento del 99%?".

La Cadena SER ha planteado esa pregunta a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a raíz de este artículo que escribió el doctor Henk Bekedamm, representante de la OMS en Egipto.

La explicación que dan a la Cadena SER desde esta agencia de la ONU es que "la política de precios que han marcado este laboratorio está basada en el nivel de renta de los países". Es decir, en el caso de Egipto "lo considera un país de ingresos bajos, por eso, en su caso, el Sovaldi, solo cuesta 900 dólares".

Sin embargo, en el caso de España y el resto de Europa, "se les considera que son estados de ingresos altos".

Pero tampoco hay que pasar por alto que en el caso de Egipto, hablamos de un país donde el 10% de la población tiene Hepatitis C, es decir, al ser mayor la prevalencia de la enfermedad, el laboratorio también tiene garantizado más 'clientes'.

Desde la OMS también han explicado a la Cadena SER que Gilead está negociando con la India para producir versiones genéricas de su tratamiento.

Los presos de EEUU sí reciben la cura de la Hepatitis C

En Estados Unidos más de 1,8 millones de personas con hepatitis C son presos. Esto representa el 32,8% de todos los casos de Hepatitis C de EEUU, según una encuesta del National Center for Biotechnology Information. La Oficina Federal de Prisiones del Departamento de Justicia (BOP en sus siglas en inglés) ya ha aprobado el uso del Sovaldi en presos. Según publicó el diario Wall Street Journal en estos casos no pagan el precio final, sino que han pactado con el laboratorio un descuento del 44%.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?