Últimas noticias Hemeroteca

'Gran Hermano 15': De la cabra a los hermanastros de barrio

La nueva edición del reality comienza cargada de sorpresas y... frikadas

Mercedes Milá entra en la casa de 'Gran Hermano 15' /

Cuando un programa lleva en pantalla más de cinco lustros, cuando se ha emitido en 80 países y en muchos de ellos ha superado la decena de ediciones, hacer algo nuevo es realmente complicado. Pero 'Gran Hermano' siempre tiene la capacidad de reinventarse, de sorprender y de encandilar a sus fans. Echando mano del frikismo, del show o de la falsa realidad, pero se reinventa ofreciendo un espectáculo televisivo mayúsculo que arrasa en redes sociales y entre los jóvenes. La primera gala de 'Gran Hermano 15' estuvo a la altura de sus expectativas.

No fue un ciclón en audiencia la primera gala de la nueva edición de 'Gran Hermano'. De hecho, este programa lleva ya unos años sin romper audímetros. En lo que a espectadores se refiere, claro. 2.438.000 espectadores es, con mucho, el estreno menos visto de una edición de 'Gran Hermano'.

Pero ahí está la cuota de pantalla, para arreglar el desaguisado. La larga duración del programa permite conseguir en la franja del late -con menor competencia- esos puntos de share que en prime time se resisten. Así 'GH 15' logró un share líder con el 22,4%, mejorando en 3,1 puntos en estreno de su edición anterior. Eso sí, es la segunda peor marca en un estreno de 'GH'.

Donde arrasó el programa de Telecinco fue en las redes sociales. Según los datos que maneja la consultora Global in Media, fue el espacio más comentado en redes sociales con casi 390.000 comentarios, multiplicando por diez las menciones del siguiente programa del ranking, 'Tu cara me suena mini' (34.404). Similares datos recoge Tutele.tv: 341.597 menciones para 'Gran Hermano 15' y en segundo lugar 'Tu cara me suena mini' con 30.820.

La primera gala de 'Gran Hermano 15' lideró en todos los targets de edad, con especial seguimiento entre el público joven de 13-24 años (26,9%) y de 25-34 años (30,5%), de ahí que 'Tu cara me suena mini' perdiera más de 8 puntos. Se disputan un trozo del pastel muy similar. 'GH 15' fue, además, la primera opción en 12 de los 14 mercados regionales.

Una cabra y concursantes a tener en cuenta

'Gran Hermano' sigue exhibiendo una portentosa capacidad para reinventarse mientras ofrece siempre lo mismo. En esta paradoja se encierra la clave de su éxito. El seguidor fiel del programa no quiere que le cambien la estructura de la gala, los vídeos, el debate semanal, la casa en Guadalix con su jardín... Lo que sí busca el espectador de 'Gran Hermano' es ser sorprendido con pequeños destellos inesperados. Y en la primera gala de 'GH 15' tuvo unos cuantos.

El cada nueva edición el casting de concursantes es crucial. Sus particulares caracteres, maneras de expresarse y visión del mundo así como la convivencia con el resto de participantes es una fuente inagotable de sorpresas. Y vistos los concursantes de esta nueva edición, se antoja que puede ser todo un acierto.

En la casa de 'Gran Hermano 15' convivirán con una cabra, Rubia. Es la pareja elegida por Hugo, un estudiante pontevedrés de 18 años que se define como vago y que quiere estar acompañado en su paso por 'GH' con este rumiante animal. La gran novedad de este 'Gran Hermano 15' -jamás hecho antes- es que los concursantes podían elegir una pareja con la que vivir "la experiencia". Hugo escogió a la cabra, que puede convertirse en uno de los participantes que menos estupideces espute.

Curiosas también son las hermanas Loli (41 años) y Mayca (36 años) cuya idea para capear la crisis y su situación de paro era: plan a) convertirse en concursantes de 'Gran Hermano 15'; plan b) ser contratadas como limpiadoras de la casa de Guadalix.

La dirección del programa les hizo creer que serían lo segundo cuando realmente han terminado siendo lo primero. Modesto sueño cumplido.

En Mediaset que tan de moda está el mundo musulmán del estreno de Gibraltar y Ceuta y Melilla (explotado en la serie 'El Príncipe' o en la película 'El Niño'), no podía faltar en esta edición de 'Gran Hermano' la versión real del personaje de Hiba Abouk en la serie. Shaima, de 18 años, llega desde Ceuta, dese el barrio de El Príncipe. Dice que quiere demostrar a sus padres es capaz de convivir con otras personas por diferentes que sean. Para eso ha tenido que ir hasta la casa de 'Gran Hermano', obviamente. Para encontrar personas diferentes, ¡qué mejor lugar!

Shaima tendrá que concursar junto a Paco, el taxista cuarentón de San Sebastián de los Reyes (Madris) que ama su oficio y que vive con su madre.

La pareja que forman el torero Luis Ramírez (su nombre aún no sale en los carteles donde los guiris ponen su nombre junto a de figuras de la tauromaquia), de 23 años, y su apoderado, Francisco (47 años). Los dos son la viva imagen de esa parte del mundo del toreo andaluz que destila olor a Varón Dandy y naftalina.

Despuntan por otro lado los chicos del obrero barrio de Carabanchel. No son como Manolito Gafotas -celebérrimo nativo de esta barriada-; más bien son una versión con flow de el Luisma y el Jonathan de 'Aída'. "Queremos dar a conocer mundialmente nuestro barrio: Carabanchel", dicen. Omar Suárez, inseparable de su gorra, tiene 25 años. Se ha llevado a la casa a su amigo del alma Vitín Aguado (29). Lo que ni el uno ni el otro esperaban era que el programa invitase a concursar a Alfredo, un hermanastro de Omar al que nunca ha conocido pese a saber de su existencia. Alfredo no sabe quién es Omar, cree que es un concursante más. ¿Cómo gestionará Omar esta situación? Y más importante: ¿cómo la explotará 'Gran Hermano'?

Mercede Milá... concursante.

La pormenorización de cada uno de los 17 habitantes de la casa podría rellenar libros enteros, por lo que sería mucho mejor resaltar en una crónica sobre la primera gala un acontecimiento histórico en el formato de 'Gran Hermano' a nivel mundial. Por primera vez una presentadora del programa (Mercedes Milá) cruza la puerta de la casa y convive con los concursantes. La Milá lo hizo anoche. Fue una más y se quedó a dormir.

Muchos fans del programa se marcharían a la cama con la ilusión de imaginar a La Milá orinando en la ducha de la casa, haciendo edredoning y pasando allí los 3 meses que dura el espacio. Pero no. Mercedes ha abandonado la casa este viernes por la mañana -sobre las 10 am- dejando un vacio entre los concursantes que nada podrá rellenar.

Y como guinda Florentino Fernández. El humorista retorna a Mediaset para conducir un nuevo programa y el grupo ya va paseando su imagen por las distintas cadenas. Flo se ha convertido en el Súper-maligno de esta nueva edición. Un fichaje sorpresa para que el Súper también vaya acompañado...

Es el frikismo de 'Gran Hermano', sus particularidades, sus rarezas... Siempre igual y siempre sorprendente. Un cóctel demasiado adictivo para quien una vez lo probó y se animó a repetir.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?