Sociedad

Mato defiende su gestión y critica al PSOE por querer "arañar" votos con el ébola

Sáenz de Santamaría ha abogado en el Senado por que la Comisión de seguimiento de la enfermedad del continúe "mucho tiempo"

La ministra de Sanidad, Ana Mato, durante la sesión de control al Gobierno celebrada en el Senado.(EFE/Ballesteros)

La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha defendido este martes su gestión en la crisis del ébola, en la que afirma sentirse respaldada por el presidente Rajoy, y ha criticado al PSOE por intentar arañar "unos cuantos votos" con la crisis sanitaria que ha desatado el contagio con el virus de una auxiliar de enfermería.

Mato se ha enfrentado en el Senado a tres preguntas de la oposición relacionadas con la gestión del Gobierno relativa a la repatriación de los dos religiosos infectados en África y por el contagio de Romero, que voluntariamente les atendió en el Hospital Carlos III de Madrid.

Más información

Sobre el primero de los temas ha asegurado que el Gobierno decidió repatriar a los dos misioneros infectados con el convencimiento "absoluto" de que no había riesgo de contagio para la ciudadanía ni para los profesionales sanitarios.

Acerca del contagio de la auxiliar, a quien Mato y los grupos de la oposición han mandado sus mejores deseos de recuperación y han agradecido su trabajo, ha recordado que hay una investigación abierta para averiguar cómo pudo contagiarse al tratar al último misionero fallecido en España por ébola, Manuel García Viejo.

Mato se ha defendido de las afirmaciones de la Entesa, CiU y PSOE sobre en el sentido de que ha sido apartada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la "gestión y liderazgo de esta crisis sanitaria", recordando las veces que ha comparecido para dar cuenta de la situación, algo que volverá a hacer mañana en la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso.

Ya en declaraciones a los periodistas en los pasillos, Mato ha resaltado que se siente respaldada por Rajoy y que en ningún momento se ha visto desautorizada por la creación del comité especial sobre el ébola presidido por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. "Por supuesto, que sí", ha contestado la ministra sobre si cree mantener el apoyo de Rajoy, mientras que a la pregunta de si se ha sentido desautorizada ha afirmado: "En absoluto".

La senadora socialista María Victoria Chivite se ha dirigido a Mato en la sesión de control afirmando que es la "incompetencia personalizada" y que no es la ministra que "merecen los ciudadanos" y ha pedido que sea Rajoy el que dé la cara. Chivite ha opinado que el Gobierno es "un factor más de riesgo en esta crisis" sanitaria y ha pedido explicaciones a Rajoy sobre por qué se tardó casi una semana en reaccionar tras el contagio de Romero o por qué nadie del Ejecutivo "ha tenido la valentía" de criticar las "crueles" declaraciones del consejero madrileño de Sanidad, Javier Rodríguez.

Mato ha contestado a la senadora socialista que con sus palabras ha hecho "un ejercicio de irresponsabilidad"; "no sé señoría si en una situación como la que estamos atravesando es muy responsable intentar buscar a toda costa arañar unos cuantos votos", ha dicho la ministra. "Por supuesto que yo asumo mi responsabilidad, siempre lo he hecho, y mi responsabilidad ahora es trabajar en favor de la paciente, trabajar en el seguimiento de los contactos y evitar cualquier tipo de riesgo para la población", ha subrayado Mato. Desde la Entesa, Mónica Almiñana ha señalado que los ciudadanos se preguntan si los recortes del Gobierno dejan una sanidad "lo suficientemente fuerte" para hacer frente a esta crisis.

Por su parte, el senador del grupo catalán Josep Maldonado ha pedido a la ministra que compare la gestión en España del ébola con la de Estados Unidos, donde, desde el principio se desinfectó la casa de la enfermera estadounidense contagiada, se contactó con las personas con las que había tratado y su perro no ha sido sacrificado.

Antes de la intervención de Mato, Sáenz de Santamaría, ha abogado en el Senado por que la Comisión de seguimiento de la enfermedad del continúe "mucho tiempo" ya que sigue preocupando lo que ocurre con los misioneros y voluntarios que trabajan en contacto con el virus.

La vicepresidenta ha pedido a los grupos políticos que actúen con responsabilidad en esta cuestión y ha subrayado que lo que la sociedad española quiere ahora es que la auxiliar de enfermería Teresa Romero esté bien cuidada.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00