Sábado, 19 de Junio de 2021

Otras localidades

Iglesias: "Tres secretarios generales no ganan a Rajoy y a Sánchez, uno sí"

El líder de Podemos rechaza la propuesta organizativa de Pablo Echenique y otras dos eurodiputadas por considerarla poco práctica, e insta a los que pierdan el debate a "echarse a un lado"

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, interviene en la Asamblea Ciudadana 'Sí Se Puede'

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, interviene en la Asamblea Ciudadana 'Sí Se Puede' / EFE/Zipi

No ha sido elegido todavía. Ni si quiera se sabe si su propuesta organizativa es la que se va a imponer en las votaciones de la próxima semana para estructurar Podemos. Pero Pablo Iglesias ya ejerce de secretario general del partido que fundó y al que llevó al gran éxito electoral de las pasadas elecciones europeas. "Ya me gustaría a mí descargarme de responsabilidad, pero creo que, aunque sea duro reconocerlo, tres secretarios generales no le ganan las elecciones a Rajoy y a Pedro Sánchez, y uno sí", ha argumentado en el encuentro del Palacio de Vistalegre, en contra de las tesis de su principal rival en el debate organizativo, el eurodiputado Pablo Echenique.

Hasta ahora el equipo de Iglesias, integrado entre otros por los principales impulsores del partido (Juan Carlos Monedero, Carolina Bescansa, Íñigo Errejón y Luis Alegre) había planteado la discusión organizativa como algo más que una confrontación entre los modelos de Iglesias y de Echenique, pero ninguna otra propuesta de las más de 20 que hay ha recibido críticas tan claras por parte de Iglesias. En respuesta a una pregunta de los participantes en la asamblea desgranaba sus discrepancias con la idea de Echenique, que también apoyan las eurodiputadas Lola Sánchez y Teresa Rodríguez: "Los órganos de dirección no pueden tener gente elegida al azar. A la selección de baloncesto de Estados Unidos le hubiera encantado que la selección española hubiese sido elegida por sorteo. La selección la vais a elegir vosotros", ha asegurado Iglesias recordando la final de los Juegos de Pekín 2008, un caso cercano de David contra Goliath que ha utilizado en varios momentos de sus intervenciones.

En dos minutos, Iglesias despachaba las principales apuestas del equipo de Pablo Echenique: secretaría general compartida y elección por sorteo de una parte de los órganos de dirección de Podemos. El principal referente del partido ya había anunciado que él y su equipo se harían a un lado en caso de que su propuesta no resultase elegida, pero este sábado también ha pedido este paso atrás al resto de modelos, y en concreto al de Echenique, en caso de ser ellos los que pierdan: "Sí perdemos habréis ganado vosotros y los compañeros que habrán demostrado tener el mayor apoyo tendrán la legitimidad y mi apoyo para liderar Podemos. Y sé que si la gente se muestra de acuerdo con nuestro modelo, Echenique se echará a un lado para apoyarnos en este trabajo".

Su visión contrasta y mucho con la del propio Echenique. El europarlamentario y científico zaragozano cree que Iglesias debe seguir representando a Podemos gane quien gane, y descarta que quien pierda tenga que dar "un paso atrás". Echenique y su equipo creen que la idea de la portavocía triple es más eficiente y reduce las posibilidades de cometer errores.

Los planteamientos de ambos son un anticipo de lo que será la discusión del domingo, fecha fijada para hablar del modelo organizativo y del político. Hoy era el turno del debate de los principios éticos y del esperado discurso de apertura de la asamblea, que también corría a cargo de Iglesias, y que llegaba con casi una hora de retraso.

La intervención inicial de Iglesias ha señalado los objetivos futuros del partido. Pasan por conseguir aunar una "mayoría social" que supere el discurso de izquierda-derecha ("una tomadura de pelo", en palabras de Iglesias, que sin embargo volvía a identificarse dentro de la izquierda) en torno a ideas que Podemos considera que sostiene la gente independientemente de su color político: "Hay una mayoría que quiere que los ricos paguen impuestos, que sabe que la única manera de acabar con la corrupción es democratizar la economía, que sabe que el problema de la crisis es que hemos estado gobernados por golfos y por mangantes". Siguiendo en esa línea, Iglesias atacaba a buena parte del espectro político español, los que "no tienen más patria que sus cuentas bancarias, sean de CiU, del PP o del PSOE", y ha enfatizado que hablar de patria "es hablar de la dignidad de un pueblo, independientemente de su lengua. De que tiene que haber escuelas y hospitales. Es hablar de que tiene que haber los mejores profesionales sanitarios para no hacer el ridículo". La corrupción, Cataluña, los recortes y la crisis del ébola en un mismo mensaje contra "la casta".

Iglesias ha asumido el papel de principal referente de Podemos y, sin serlo todavía, de secretario general. La mayoría social tiene una meta cristalina: la Moncloa. Podemos quiere ocupar "la centralidad del tablero", no le vale con quedar segundo. Y de nuevo el símil deportivo: "Salimos a ganar, como España en 2008 [España, aunque por poco, cayó ante EE UU]". Por eso advierte que "no nos podemos equivocar. Tenemos que estar, como Aíto [García Reneses, seleccionador español entonces], pidiendo los tiempos muertos justos. No podemos fallar ni un triple. Podemos ganar el partido. Y de eso tienen miedo". Para acabar, un mate como el que hizo Rudy Fernández ante Dwight Howard, enorme estrella de aquella selección norteamericana: "El cielo no se toma por consenso. Se toma por asalto". Declaración de intenciones, y citando a Karl Marx.

Las reglas de Podemos

El debate sobre los principios éticos ha quedado ensombrecido por las declaraciones de Iglesias. Juan Carlos Monedero ha sido el encargado de defender su propuesta en cuanto a las normas por las que deben regirse los militantes y cargos de Podemos. Se ha hablado de financiación, nunca a través de los bancos. También de pactos electorales con otras fuerzas, que siempre estarán sujetos a un programa y a la votación ciudadana en cada territorio. Y para impedir la corrupción se propone prohibir cualquier tipo de puerta giratoria, limitar el ejercicio de un cargo a dos mandatos (ocho años máximo) e incluir procedimientos revocatorios para poder echar a alguien de su puesto si una mayoría lo pide. De lo que no se ha hablado, y escama a una parte del partido, es de la prohibición de acceso a cargos a quienes militen en otras fuerzas de ámbito estatal, como es el caso de Izquierda Anticapitalista, partido impulsor de Podemos desde su fundación, al que pertenece, entre otros, la número dos en Bruselas Teresa Rodríguez. La idea es impedir la entrada de trolls o intrusos en el partido, pero a algunos la solución se les antoja excesiva y malintencionada.

Pablo Iglesias: "El cielo no se toma por consenso, el cielo se toma por asalto"

"No nos conformamos con quedar los segundos en las elecciones generales"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?