Jueves, 03 de Diciembre de 2020

Otras localidades

EGM EGM La SER lidera 2020 con su mejor resultado en tres años

Cristina Pedroche: “No podría gastarme 3.000 euros en un bolso, sería reírme de muchos españoles”

Entrevista con Cristina Pedroche, colaboradora de 'Zapeando' y 'Los Viernes al show', que muestra su parte más personal

Cristina Pedroche: “No podría gastarme 3.000 euros en un bolso, sería reírme de muchos españoles”

ATRESMEDIA

Habla Cristina Pedroche del programa en el que cada tarde se cuela en la sobremesa de muchos hogares españoles, 'Zapeando'. Dice que este espacio de laSexta encontró el camino del éxito cuando el guion les permitió saber de dónde vienen y a dónde van. Perfecta analogía que se puede establecer para explicar el por qué esta chica de 26 años ha logrado profesionalmente lo que ha logrado: ser uno de los rostros televisivos que mejor funciona en pantalla. Cristina sabe de dónde viene y a dónde va.

El físico abre muchas puertas -y ella lo sabe-; más aún en televisión. Pero el físico no lo es todo. Como en un plató, de nada sirven unos bonitos decorados si tras ellos no hay el trabajo y talento de muchos profesionales que reman en una misma dirección. De nada valdría la belleza de Cristina si tras ella no hubiera una actitud de dejarse la piel en sus proyectos y una mente cargada de sentido común y de inteligencia. Para darse cuenta de ello, basta con invitar a Cristina a conversar. Es una gran conversadora que escucha y valora que la escuchen.

Para ella, de nada serviría el éxito profesional si cuando se apaga la cámara no tuviera una mano que apretar, alguien a quien amar, a quien mirar a los ojos y contarle todo aquello que le preocupa o le ilusiona. Es lo que Cristina llama manos de verdad. Son las que han estado y están ahí siempre. Las que le han enseñado, las que le han hecho entender que el dinero no compra lo que hace latir el corazón y llorar a los ojos. El dinero no compra momentos ni compañías sinceras.

"Acabo de firmar un contrato con Atresmedia"

"Me da rabia que digan que estoy en la tele por mis tetas"

"El éxito de \'Zapeando\' está en el guion"

En algunos instantes de esta entrevista, Cristina se emociona, entristece. Echa en falta una de esas manos. La que tan fuerte cogía, para la que sonreía y, sobre todo, esa mano que tanto quería. Y, si bien ella es consciente de que el tan sobrevalorado (por esta sociedad) éxito televisivo y profesional puede irse con la misma velocidad que ha llegado, Cristina está comenzando a entender que esas manos de verdad, en realidad, no se van nunca. De una forma u otra, permanecen siempre ahí, apretando con cariño. Por eso Cristina cree que su abuela, donde quiera que esté, la sigue mimando. Estará ahí, como esas luces de las que habla Coldplay en 'Fix you'... para seguir cuidándola.

¿Cómo te lo montas para salir hasta en las uvas? [será la encargada de dar las campanadas en laSexta junto a Frank Blanco]

Se ve que a la gente le gusta que esté en muchos sitios, así que yo estoy feliz de trabajar tanto y de este año que, profesionalmente, ha sido muy importante. Me he sentido muy querida y arropada por la gente de Globomedia, que es como mi casa. Estoy muy contenta.

Además de tener muchas ofertas de trabajo, recibes premios…

Este año me dieron la Antena de Plata, el premio en el Festival de Televisión de Vitoria… Pero vamos, el premio es tener trabajo y sentirte querida por la gente que te ve. Si tengo que destacar algo de este año, para mí el premio ha sido hacer el saque de honor en el campo del Rayo [risas]. Las cosas como son.

Haces mucho fitness, ¿te ayuda a eliminar el estrés o lo haces por estar mejor físicamente?

Cuando tengo agobios o no veo la solución a algo, me voy a correr y cuando vuelvo ya tengo la solución y se me han ocurrido más ideas… Es una forma de desconexión total. Al principio me costaba, pero ya estoy enganchadísima y no me da pereza. De hecho, me preparo la ropa la noche de antes. Luego me levanto, desayuno y me voy.

¿Desayunas en casa o te bajas al bar?

En casa. Intento hacer todas las comidas en casa… Yo soy de tupper… de tupper de mi madre. La cocina es mi punto flaco.

¿Y qué te gustaría que hubiese en un tupper para comer?

Yo soy muy de italianos o sushi, que es como un poco más sano. Pero vamos, en mi día a día intento llevar una dieta bastante equilibrada: verdura con pollo, verdura con pesacado… He hecho las paces con la verdura, ahora me encanta.

He visto un vídeo de hace unos años en el que tú enseñabas tu casa, la de tus padres, ¿sigues viviendo ahí? ¿Te sigue gustando tanto Winnie the Pooh? ¿Tienes el micrófono de la suerte con el que te presentabas a los castings?

Ya llevo 2 años viviendo sola, pero la habitación sigue tal y como la has visto en el vídeo. Mi madre me dice "¡o te llevas todas las cosas, o las tiras!" [ríe]

La habitación sigue igual… ¿y tú? ¿vivir sola te ha hecho madurar?

Te hace madurar el hecho de que vives sola, es otra historia, otros horarios… Pero, por lo demás, yo echo mucho de menos a mis padres. Trabajo mucho de lunes a viernes y casi no les veo. Alguna noche me escapo y ceno con ellos, pero echo mucho de menos la convivencia.

En mi anterior entrevista vi que eras una chica muy atenta y consciente de la realidad que te rodeaba, ¿sigues así?

Hombre… a mi padre le hicieron un ERE y ahora está en el paro. Mi madre tuvo que coger un año de excedencia por la enfermedad de mi abuela. Mi prima, que es de mi edad, está en paro y mi otro primo igual. Claro que lo veo. En mi familia veo bastante la realidad. Por eso creo que tengo los pies en la tierra. La educación que he recibido de mi familia es esa; yo nunca me podría gastar 3.000 euros en un bolso, aunque lo gane. Me parece reírme del sueldo de mi padre y de muchísimos españoles.

El dinero que gano, lo ahorro. Nunca se sabe lo que puede pasar. Ya sabes cómo es la tele: un día estás aquí y otro ya ni se sabe.

¿Qué más te han enseñado tus padres?

A ser una persona normal [lo recalca]. Normal y generosa. Soy hija única, pero no soy tonta, ni egoísta… No tiene que haber clases sociales. Lo importante es ser una persona buena. Otra cosa es que luego tengas más dinero o trabajes en una cosa u otra. Pero aquí todos somos iguales, somos personas.

Estoy súper agradecida a mis padres, que me hayan hecho así, una chica de barrio. Yo tengo muchos amigos en la profesión -al final el roce hace el cariño-, pero mis amigos de verdad son los amigos de toda la vida: los del barrio, los que me entienden.

La gente me dice "vas a acabar con un futbolista". Pues no lo sé. Yo quiero una persona normal, sea futbolista, charcutero o no tenga trabajo. Quiero una persona normal, que me cuide… no necesito nada más.

¿Qué es lo que más te molesta de los prejuicios que pueda haber sobre ti?

Me da mucha rabia que me digan "¿eres así de tonta?", "estás en la tele por tus tetas". Hay tías que tienen muchas más tetas que yo, que son más guapas, más delgadas, más altas… Otros me dicen: "mucho correr, pero estás gorda". ¿Por qué? ¿Porque no soy el prototipo de chica que está como un palo? Mira, soy como soy. Y si yo estoy en tele y funciono no es por mis tetas -las hay con mejores que yo- y si fuera tonta no creo que pudiera estar ahí tanto tiempo como llevo ya sin parar. Desde que entré en 'SLQH' no he parado. Está claro que el físico acompaña y ayuda, pero no lo es todo.

Hablando de curro y programas en la tele. Tú, como otros compañeros tuyos en 'Zapeando', sois el rostro visible. Pero este programa tiene mucho trabajo detrás, ¿cuál es la importancia de los guionistas en el cambio para bien que ha dado?

El éxito del programa es ese: el guion. Empezó mal porque al principio no había guion, no había nada a lo que aferrarse. Si el programa ha ido bien es porque pusieron la mesa, había un guion, una organización…

Nosotros improvisamos un montón y metemos nuestras mierdas. Pero lo importante es tener un guion y saber de dónde venimos y a dónde vamos.

¿Estás más cómoda así encima de la mesa o echas de menos hacer de reportera de calle, en los photocalls… ? ¿Se ha perdido ese tipo de reportajes?

No, no los hay y es una pena. A mí me encantaba y lo echo de menos. Me encanta crear historias, que no sé quién me diga tal y tener que inventarte la historia en función de lo que estás viendo.

Tengo la sensación de que has sido inteligente, que no lo has querido todo de golpe, sino subir poco a poco… ¿me equivoco?

Mi miedo es coger un trabajo en el que yo no me vea capaz y me quede grande. Yo siempre voy a coger de mi nivel o un poquito menos. Si coges eso, la gente siempre se va a quedar con ganas de más. Yo ahora mismo no me veo presentando un programa, con un plató gigante, con colaboradores a los que ir callando… [resopla] Sin embargo, de colaboradora como en 'Zapeando', creo que estoy perfecta.

Por eso yo en ficción, cuando me pregunta la gente por hacer pelis, respondo: "no sé". No sé si la haría, si me la propondrían y si pasaría el casting… porque, por supuesto, quiero hacer casting para todo porque así lo he hecho toda la vida.

Estoy feliz de hacer todo lo que estoy haciendo. No tengo prisa de nada.

En la tele te veo muy segura de ti misma, firme. Sin embargo, cuando te entrevisto, te percibo más vulnerable… ¿Qué te hace dudar, tener miedo?

Por supuesto que tengo miedos. En el tema profesional me da miedo equivocarme, tomar una decisión errónea. Todas las propuestas las pienso mucho, demasiado. Al final, lo bueno es guiarte por lo que te dice el instinto, por lo que te dicen las persona que te conocen e incluso por lo que te dice el corazón.

Acabo de firmar contrato con Atresmedia. Todo ha sido de una forma muy natural: empecé en laSexta, luego pasé a Neox, ahora también estoy en Antena 3… Todo ha sido muy natural, muy bonito… ¿Qué me tengo que pensar? Estoy feliz.

Cuando una chica viene de un barrio humilde como es Vallecas y le surgen estas cosas tan buenas, ¿teme que la vida le vaya a chafar la alegría con algo malo?

En el fondo me pregunto "¿por qué? ¿qué tengo yo, por qué les gusto?". A veces te sientes pequeña.

"No sé si acabaré con un futbolista, solo quiero que sea un chico normal"

"Lo bueno es guiarte por lo que te dice el instinto, por el corazón"

"He perdido a mi abuela y eso ha sido lo más gordo que me ha pasado en mi vida"

"A muchos chicos no les merece la pena tenerme un rato nada más"

Este año, profesionalmente, ha sido precioso; pero personalmente ha sido un poco malo. La profesión es verdad que te da todo -en mi caso supone más del 80% de mi tiempo-,pero he perdido a mi abuela y eso ha sido lo más gordo que me ha pasado en mi vida.

A ella le contaba cosas que yo sabía que ni entendía, pero le daba la mano y yo sabía que estaba ahí. Esa sensación… me siento vacía a veces. Con tanto trabajo, en estos cuatro meses que han pasado, es como si no hubiera tenido el luto que hay que pasar. Intento evitar pensar en ella.

A veces me siento muy sola. La he perdido a ella y me siento como sola. Tengo a mis padres y a toda mi familia que amo y adoro, pero mi abuela era una parte muy importante para mí. Me he quedado un poco coja en ese sentido.

¿Qué manos te gusta coger, apretar?

Las que son de verdad: mis padres, mis tías, mi prima Marta… A raíz de lo de mi abuela aún nos hemos hecho más piña.

Ahora, esto de las campanadas hasta me viene bien. Es el primer año en el que no va a estar mi abuela y se va a ver el hueco vacío. Yo me voy a llevar a mis padres, a mi tía y a mi prima a Sol para pasar esa noche. Será distinta. Aunque lloremos y la echemos de menos, será de otra manera.

¿Qué pensaría ella si te ve en la Puerta del Sol dando las uvas?

[se emociona] Sí que me lo he planteado… Yo llevo trabajando toda la vida y estoy muy feliz, pero desde que murió mi abuela es como que he dado un salto profesional muy grande y bueno. Creo que desde donde esté, me está cuidando [se emociona]

Sí estarán contigo, detrás de las cámaras, tus padres, prima… ¿Qué crees que pensarán?

Orgullo. Lo veo en sus caras. Mis padres están orgullosos de mí. Es la mejor recompensa que puedo tener, ver que les gusta lo que hago.

A mis padres les da igual si enseño o no… ¡Tengo 26 años! Si no lo enseño ahora, ¿cuándo? Pues si estoy bien y me apetece hacer una sesión de fotos más así, la hago. Mis padres seguirán orgullosos de mí.

¿Qué le vamos a pedir a 2015?

Si hablamos en plan general para todos los españoles, igual: salud y trabajo para todo el mundo.

Si hablo más en personal, pues profesionalmente sea como este año, sería un éxito. Y para mi familia salud y trabajo… el amor ya lo tenemos nosotros. Estoy enamorada de mi profesión y enamorada de mi familia. El resto me sobra. Claro que me gustaría llegar a casa y que alguien me hiciera mimitos y compartir las experiencias del día a día…

… ¿Pero qué pasa?¿Eres exigente? ¿No encuentras ese chico normal?

No es cuestión de que no les guste. El físico es otra historia. Pero yo llevo una vida muy ajetreada. Salgo de mi casa por la mañana a correr y cuando me ducho ya me están recogiendo para ir a 'Zapeando'. Salgo y tengo entrevistas, ensayos, fotos… cuando llego a casa son las 9 o las 10 de la noche.

No se trata de querer. Sí que he conocido a chicos con los que me merecía la pena quedar a las 10 de la noche. He quedado con ellos, pero al final a ellos no les merece la pena tenerme un rato nada más.

Te entiendo a ti y a ellos…

Yo también les entiendo. Mi vida ahora es tan de estrés que no se tienen por qué conformar con un rato o que en un día les mande un Whatsapp. No. Yo eso lo entiendo.

¿Temes que aparecer tanto en televisión te queme o es positivo?

Ni lo uno ni lo otro. En mi caso creo que es natural. Estoy apareciendo mucho, pero en su justa medida. Ahora salgo también en 'Los viernes al show', pero es otro público, horario, cadena…

Yo siento mucho cariño. Cuando más hago, más cariño recibo. Aunque claro, el estar más expuesta conlleva que te sigan más paparazzi, que te conozca más la gente… En el 99% de los casos es gente súper amable y encantadores. Luego tienes el otro 1% que te viene a molestar.

Hay gente que le cuesta entender que todo el mundo puede tener un día malo…

Hay gente que eso no lo entiende. Que no entiende que tú estés mal porque has recibido una mala llamada. Cuando murió mi abuela, hasta en el tanatorio vinieron a pedirme fotos. Imagina cómo estaba yo.

Para terminar con una sonrisa, dime dulces que tú vas a comer estas navidades -pese a tu estricto amor a las verduras- y dime algo que te gustaría que te regalasen y que no costase 3.000 euros

El roscón me apasiona. Soy capaz de comerme un roscón entero sola, pero de relleno de nata.

Y de regalo… No soy muy materialista. Conforme pasa el tiempo, me estoy haciendo menos materialista. Antes me volvían loca los zapatos de tacón. Ahora no gasto casi nada… [ríe] El único capricho que me doy son los móviles.

Eso sí, me vendrían muy bien unas entradas para el concierto de Maroon 5 que en junio vienen a España.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?