Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

Cuestionan la independencia del Comité de Expertos de la Hepatitis C

Según la Federación en Defensa de la Sanidad Pública todos sus miembros “tienen vínculos directos con Gilead”, el laboratorio que fabrica el Sovaldi. Ni el Ministerio de Sanidad, ni el Comité han querido hacer público la Declaración de Conflicto de Intereses que firmaron para acreditar su independencia

GRA039. VALENCIA, 15/01/2015.- Todos los grupos políticos de Les Corts han aprobado hoy una propuesta de resolución, presentada inicialmente por Compromís pero refundida posteriormente sobre el texto propuesto por el PP, para instar al Consell a que garantice medicamentos de última generación para enfermos de Hepatitis C. En la imagen, miembros de la asociación de enfermos. EFE/Manuel Bruque

MANUEL BRUQUE (EFE)

El propio Joan Rodés, el hepatólogo que preside el Comité de Expertos para la Hepatitis C, admitió que es patrono de la Fundación Pfizer, “pero no tengo ningún vínculo económico”. También admitió a la Cadena SER que desde 2007 fue miembro del Consejo Social de Farmaindustria, “pero ese Consejo ya no existe, nunca cobré por ello. Se ideó para aportar una visión de la realidad social a la industria farmacéutica”.

A partir de ahí, las sospechas ante una posible falta de independencia han ido a más. La Federación en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP)ha publicado un informe en el que señala a todos los miembros de ese Comité, “todos tienen conflicto de intereses que cuestionan su independencia”.

Según este informe de la FADSP:

  • Agustín Albillos, Jefe de servicio de gastroenterología del Hospital Ramón y Cajal dirige el Master de hepatología de la Universidad de Alcalá de Henares en colaboración con ROCHE y participa en cursos financiados por Gilead. La Cadena SER ha intentado hablar con el doctor Albillos pero ha declinado la oferta.
  • Alfonso Moreno, catedrático de farmacología de la Universidad Complutense de Madrid es, al igual que Joan Rodés, patrono de la fundación Pfizer.
  • Javier Crespo, jefe de servicio de digestivo del hospital de Valdecilla, participante en cursos sobre hepatitis financiados por Gilead. Es vicepresidente de la Asociación Española para el estudio del Hígado (AEEH) asimismo financiada por la industria, especialmente por Gilead. Crespo participa en varios ensayos clínicos financiados por Gilead y otras compañías farmacéuticas.
  • María Buti, Jefa de servicio de Medicina Interna del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona coordinó las jornadas sobre el tratamiento de la hepatitis, realizadas en Barcelona y patrocinadas por Gilead. Realiza trabajos de investigación financiados por esta multinacional farmacéutica.
  • Antonio Andreu, director del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) aprobó un programa de investigación sobre VIH y Hepatitis C patrocinado por Gilead. Pero según han aclarado desde el ISCIII a la SER, este Instituto y Gilead España acordaron la puesta en marcha del proyecto ‘Fellowship’ para fomentar la investigación clínica y asistencial en VIH y Hepatitis en España. El contrato lo firmó el Director General del ISCIII, Antonio Andreu. “Pero el ISCIII solo era el encargado de evaluar las propuestas de investigación que se presenten a través de las Comisiones de Evaluación Internacionales”, según explican estas fuentes, “y evidentemente Antoni Andre no estaban en esas comisiones”, aclaran.

Sanidad no hace pública la declaración de conflicto de intereses

A pesar de estas sospechas el Ministro de Sanidad avala la independencia del comité, “todo los miembros han firmado una declaración de conflicto de intereses”, tal y como adelantó este jueves en los pasillos del Congreso. Pero lo cierto es que ni el Ministerio de Sanidad, ni el propio Comité ha querido facilitar a la Cadena SER ese documento.

Según fuentes del Ministerio, los miembros del comité no pertenecen al Ministerio de Sanidad, por tanto, no tienen por qué hacer pública esa información. Sin embargo, la SER ha hablado con alguno de los hepatólogos que forman parte de ese equipo, y aclaran que ese documento está en poder del Ministerio de Sanidad, y "debería ser ellos quienes lo den".

En cualquier caso, varias fuentes consultadas por la SER creen que estas sospechas no están fundamentadas “porque es prácticamente imposible encontrar un médico que no haya tenido algún tipo de relación con la industria farmacéutica”.

Este supuesto conflicto de intereses también afecta a los expertos internacionales:

  • Massimo Colombo, catedrático de Gastroenterología en la Universidad de Milán (Italia). Pertenece al comité científico de la CF Gilead; además recibió subvenciones a la investigación, es asesor y/o conferenciante de Schering, Roche, Bristol-Myers, Gilead, Bayer, Novartis, Vertex y Tibotec.
  • Michael Manns, director del departamento de Gastroenterología, Hepatología y Endrocrinología de la Escuela de Medicina de Hannover (Alemania) es presidente del comité científico de Gilead
  • Jean Michel Pawslotsky, director del Centro Nacional de Referencia para Hepatitis Víricas y del departamento de Virología del Hospital Henri Mondor de Francia. Ha colaborado como asesor de Gilead y de Abbott, Boehringer, Bristol-Myers, Glaxo, Janssen, Sanofi-Aventis, Schering, Merck, Novartis, Pfizer, Roche y Vertex entre otras.

La Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública cuestiona también la independencia de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH) porque su 'Libro Blanco de la Hepatología en España' se hizo con la "colaboración de Gilead", tal y como se puede comprobar en la última página del resumen ejecutivo.

El PSOE fue el primero que solicitó al Ministerio de Sanidad que todos los miembros de este Comité firmasen una declaración de conflicto de intereses.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?