Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 01 de Abril de 2020

Otras localidades

ENTREVISTA

José Mota: "Lo bueno de la crisis es que te da un tortazo en la cara y te despierta"

El cómico manchego estrena este viernes en La 1 su nuevo programa, 'José Mota presenta'

El cómico José Mota posa junto al logotipo de su nuevo programa en La 1

RTVE

José Mota vuelve a tener una cita semanal con todos los hogares. Este viernes estrena en La 1, a las 22:00 horas, 'José Mota presenta' su nueva serie de humor y sketches. Sigue manteniendo su esencia, su tono y su estilo, pero muestra un repertorio cargado de novedades. En el debe de Mota pocos le podrán acusar de repetirse; si acaso de lo contrario: hace desaparecer a sus personajes justo en la cima de su éxito, de ahí que en esta nueva andadura no le acompañen algunas de sus últimas y más sonadas creaciones. No es problema. La cabeza de Mota funciona machaconamente.

En estos días en los que debe alternar la grabación de la serie con su promoción, no tiene tiempo ni para comer. De hecho, durante esta entrevista aprovecha para quitarse el gusanillo del hambre con dos mandarinas.

Vuelve José Mota con un paraguas, el del humor. Siendo un tipo tan serio y reflexivo como él cuesta creer que este manchego de 49 años haga de la comedia su arma contra el mal tiempo y el chaparrón que cae en España en los últimos tiempos. Quizá sea por ese espíritu manchego, Mota se resiste a compadecerse por lo mal que está todo y quiere encontrar lo positivo entre tanta desesperanza. Mantener viva esa llama a través del humor no le impide cargar sus programas con un trasfondo de crítica sociopolítica. Que José Mota vuelva a abrir su paraguas en la televisión es una gran noticia porque en el mundo del sarcasmo y la ironía siempre hay gotas que salpican .

Te he escuchado, hace unos minutos, hablar de cuando no había televisión en todos los hogares y la gente se juntaba en casa del vecino que sí tenía. Un hombre, como tú, que bebe tanto de lo que se emite en televisión, ¿cómo recuerda esa época?

Mis programas beben de la televisión, pero también beben de lo cotidiano y de la calle.

Cuando no teníamos televisión vivíamos cojonudamente bien. Las personas somos animales de costumbres, creamos adicciones. Como la del móvil, ahora: en cuanto nos lo quitan lo pasamos mal. Necesitamos tener cosas. Antes las familias hablaban más. Ahora, se cruzan y se saludan.

No hay momento ideal y perfecto, son escenarios diferentes. La globalización trae cosas muy buenas, pero trae también la deslocalización. Estar localizado en un sitio también está bien porque tienes tus raíces, tus costumbres, tu gente… El mundo cambia y te tienes que mover con el mundo. ¿Qué tenía de bueno? Que cualquier pequeña cosa entonces te ilusionaba más que una grande ahora, porque no tenías nada.

Ahora, con el e-mail, Whatsapp, nos enteramos de todo al instante y nos cuentan todo al instante. Tú que eres un gran comunicador, ¿crees que hemos ganado en comunicación, pero hemos perdido tacto?

Exactamente. Al ser menos analógicos y más digitales hemos perdido en contacto físico y en química. Hemos ganado la rapidez, de la información y de la desinformación.

Estas nuevas formas de relacionarnos a través de internet hacen que, por ejemplo, volvamos a ver la televisión en comunidad… como en los sesenta: estamos viendo un programa y comentamos con otras personas que también lo están viendo…

Cierto, se comparte la televisión a través de Twitter.

José Mota imita a Pablo Iglesias / RTVE

Viendo lo que vendrá en tu nuevo programa, donde veremos a tu parodia de Évole, de Ferreras, de Ana Pastor, de Chicote… ¿Ves mucho laSexta?

Me gusta mucho laSexta porque está haciendo propuestas muy nuevas.

Entiendo, entonces, que eres un hombre que le gusta estar al tanto de la actualidad informativa, ¿no?

Más o menos. Pegado a la actualidad, en tanto y cuanto puedo porque yo llego a mi casa a las 3 de la mañana. En este momento, me tiene secuestrado mi trabajo. Me entero como puedo de cosas.

¿En España la actualidad política es una sucesión de sketches?

[Piensa] Sí. Estamos viviendo un sainete largo. Y muchos sainetes juntos que conforman una obra. En cierto modo, traté de retratarlo en 'Un país de cuento', el especial de Nochevieja. Y me siento súper feliz de la acogida que tuvo este especial entre el público y la crítica; creo que en mi vida he tenido una acogida así.

Yo recuerdo que en la época de bonanza económica, antes de que estallara la crisis, tú ya tenías en tu programa sketches en los que retratabas a concejales corruptos trincando comisiones de constructores y empresarios. Sin embargo, pasaba desapercibido. Con el especial de Nochevieja, en el que denunciaste muchos desmanes a través del humor, el público te aplaudió... ¿La explicación es la crisis? ¿Qué ha cambiado?

¡Me sorprendes tío! Estás muy informado de mi trabajo [sonríe]. ¿Qué ha cambiado? Quizá el momento. A lo mejor he sido, en cantidad, más incisivo que otras veces. Aunque también lo fui en 'Seven, los siete pecados capitales de provincia' [especial de Nochevieja de 2011] ¿por qué entonces no y ahora sí? Por el momento. Estamos viviendo un momento de mucha convulsión política y hay mucha sensibilidad al respecto, por eso mi trabajo ha llegado más ahora.

Hay una especie de runrún porque Podemos no tiene voz en La 1, no aparece en La 1. En tu especial de Nochevieja, Podemos tuvo tanto protagonismo como las referencias al PP o PSOE. Hasta Pablo Iglesias te felicitó en Twitter. ¿Para ti es necesario sacar ahora la voz de Pedro Sánchez, Rajoy… y también Pablo Iglesias o Monedero?

Claro que sí, que estén en todos sitios todos.

Sé que no quieres desvelar prácticamente nada sobre ese proyecto de serie que hay en TVE. ¿Tienes ganas de volver a ser actor poniéndote a las órdenes de alguien como en 'La chispa de la vida', de Álex de la Iglesia?

Hay algo por ahí en marcha… Me apetece y lo haré. Ahí tienes a Dani Rovira, al que le felicito y me alegro mucho de su Goya. Yo estuve nominado y desafortunadamente no me cayó [ríe].

A él se lo han dado y es una gran noticia para el mundo de los cómicos. Él ha hecho cine y eso es estupendo.

Cuando un cómico empieza a caer tan bien como Dani Rovira automáticamente empiezan a aparecer los detractores. Para un cómico que llega arriba del todo, ¿cuál es el peligro? ¿posicionarse en según qué cuestiones?

Para mí, sobrevuela el humor por encima de la política. A través del humor sí denuncio cosas o digo cosas. Respeto todas las opciones, tanto el que quiere mojarse públicamente como el que no. Es una libre decisión de cada uno.

Paco Martínez Soria, nuevo personaje de José Mota / RTVE

¿Qué no te hace ni pizca de gracia a ti?

[Piensa] Por ejemplo, reírme de cosas tan terribles como el paro o la hambruna. No me hace ni puta gracia. Nadie me dice "no hagas eso" ni nadie me lo prohíbe.

El humor tiene que ser libre, pero a mí no me hace gracia reírme del dolor de los demás. Así de sencillo.

También te he oído decir que antes veíamos la televisión y nos alegrábamos cuando una pareja en el '1,2,3' se llevaba el premio y que ahora parece que nos gusta ver cómo lo pierde. ¿Por qué ese cambio en estas décadas?

Estamos viviendo otra realidad distinta. Aquella España era más inocente. Yo recuerdo de verlo en casa y cuando los concursantes se llevaban el apartamento, saltábamos de alegría.

¿Y qué nos ha pasado?

No lo sé. No lo sé. Ves como el progreso trae cosas maravillosas que estamos viendo, pero también nos adormece en la comodidad del confort. Es muy peligroso adormecerte.

La crisis tiene muchas cosas malas, pero tiene una buena: es un tortazo en la cara que te despierta y dices "¡caramba, tenía cosas maravillosas que no las valoraba porque estaba adormecido!".

Es lo bueno de la crisis, que nos espabila. Nunca se ha hecho mejor cine en Argentina que desde el corralito. Quiero ver el lado positivo de las cosas. Es el mensaje de mi programa: nos están ocurriendo cosas muy cabronas, pero vamos a ver el lado bueno porque seguro que salimos adelante.

Imagino que para lo que tú haces es importante ser empresario, ser el jefe dueño de la productora. Andreu Buenafuente, que también lo es, dijo no hace mucho en una entrevista que en España si dices que eres empresario eres poco menos que un "hijo de puta". ¿Sientes que se te mira mal si dices que eres empresario?

No corren buenos momentos para ese término en cuanto a la percepción exterior. Como en todo, habrá empresarios maravillosos y empresarios que no lo sean. A mí no me gusta generalizar.

El mundo es multicolor, no es blanco o negro. La gente que se posiciona en blanco o negro me parece una manera muy basta de entender lo que te rodea. Para mí, el mundo está hecho de matices, de pequeños colores, de usar mano izquierda y de que no siempre son las cosas como tú opinas o como tú quieres que sean. Hay muchas verdades.

¿Por qué paraguas en el logotipo de 'José Mota presenta'?

Para evitar la que nos está cayendo [ríe] Nos está cayendo una buena, así que nos protegemos con ese paraguas que es el humor como herramienta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?