Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Illarramendi, ante sus demonios

La trayectoria del centrocampista vasco en el Real Madrid quedó marcada tras su actuación en Signal Iduna Park la temporada pasada

La trayectoria de Asier Illarramendi en el Real Madrid quedó marcada a fuego el pasado 8 de abril de 2014. Ese día, el conjunto de Chamartín puso rumbo a Dortmund para sentenciar su pase a las semifinales de la Champions League ante el Borussia de Jürgen Klopp. Era la vuelta de los cuartos de final y por aquel entonces, el nombre del joven centrocampista despertaba entre la parroquia blanca simpatías y optimismo por su futuro. Pero aquella eliminatoria cambió su sino en el club blanco.

El 3-0 obtenido una semana antes en la ida de cuartos se presuponía una renta más que suficiente para dejar en la estacada al conjunto teutón, el mismo que en la temporada anterior apeó a los blancos de su torneo favorito. En Signal Iduna Park, Carlo Ancelotti alineó de inicio al vasco. Llamado a ser el sucesor de Xabi Alonso, y salido también de Zubieta, la fértil cantera de la Real Sociedad, Illarramendi parecía tener ante sí un partido más para continuar su progresión y seguir adquiriendo minutos en la máxima competición continental.

Pero los 45 minutos que disputó en el feudo germano, hasta que fue sustituido en el descanso, fueron un suplicio. Tanto para el jugador como para la parroquia blanca. Sus constantes fallos, muchos de ellos provocados por la excelente presión de los de Klopp, y que provocaron el segundo gol del Borussia Dortmund, hicieron mella en el de Mutriku, que no volvió a ser el mismo ni a contar del mismo modo para Ancelotti.

Illarramendi en en duelo de Champions de la temporada pasada ante el Dortmund. / Reuters

Hasta ese 8 de abril, las actuaciones del centrocampista vasco , sin dejar de ser correctas, ni levantaba el ruido del respetable ni despertaba recelos. Ahora, con la lupa sobre él, Illarramendi busca únicamente jugar para cumplir el expediente. Sin complicarse. No se prodiga en pases largos ni en envíos en profundidad, buscando siempre el compañero más cercano para entregarle el cuero y evitar así complicaciones. Un rendimiento que se antoja insuficiente para el jugador revelación de la Liga BBVA y el mejor centrocampista de la misma en el año 2013, así como uno de los protagonistas que permitieron a la selección española sub21 alzarse con la Eurocopa en Israel.

Este año, la presencia de Illarramendi ha carecido de importancia, descendiendo aún más si cabe su presencia en la Champions League, donde únicamente ha sido titular en los enfrentamientos de los blancos ante el Ludogorets en la fase de grupos. Sin embargo, la repentina lesión de Modric concedería al de Mutriku la ocasión de redimirse de su actuación en Iduna Park.

Con Khedira más pendiente de que llegue el próximo mes de junio para cambiar de aires y tras disiparse el efecto Lucas Silva, el vasco parte con más opciones para acompañar a Kroos en la medular. Si Ancelotti decide finalmente apostar por él, Illarra tendría la oportunidad, de nuevo en cuartos, de reescribir su futuro en la casa blanca.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?