Internacional

Amazon pagará a los escritores “a la página”

La recompensa dependerá de lo que el cliente lee y no del número de descargas

El gigante de Internet ha ideado un nuevo sistema de pago a los autores de libros electrónicos que publican directamente con la compañía. / GETTY IMAGES

Nueva York

¿Qué tiene más valor un sesudo análisis económico del que la mayoría de lectores no supera el primer capítulo o una novela de aventuras ligera que te engancha y lees casi del tirón? Para Amazon, el segundo.

El gigante de internet ha ideado un nuevo sistema de pago a los autores de libros electrónicos que publican directamente con la compañía. Amazon ajustará las ganancias para ciertos tipos de libros electrónicos basándose en las páginas que el cliente lee, no en el número de descargas del libro, como hasta ahora.

Según la compañía, están haciendo este cambio en respuesta a las peticiones de autores que les pidieron “ajustar mejor la compensación a la longitud de los libros y cuanto leen los clientes”. Bajo el nuevo sistema de pago, “serás pagado por cada página que el cliente lee de tu libro, la primera vez que lo leen”.

El Kindle detectará las páginas que han estado en pantalla el suficiente tiempo para ser leídas. No servirá el viejo truco de aumentar el tipo de letra y dar doble espacio, porque el Kindle lo ajusta automáticamente para hacer el cálculo.

La nueva fórmula se aplicará sólo a los autores que publican directamente con Amazon “KDP Select”. Este programa hace que los libros estén disponibles no sólo en la Kindle Store, sino también en el sistema de suscripciones Kindle Unlimited (9,99 dólares al mes) y en la librería de préstamos, abierta para los miembros de Amazon Prime (que cuesta 99 dólares al año). Los suscriptores de esos servicios pueden descargarse libros sin coste adicional y tienen disponibles 800.000 títulos.

Como estas descargas no cuestan dinero, Amazon no puede dar a los autores un porcentaje de la ganancia que generan sus libros electrónicos. Hasta ahora, lo que hacía era crear un fondo cada mes (este mes era 3 millones de dólares) y lo dividía entre los autores. Amazon medía el número de descargas de cada libro y pagaba por ello. Desde el 1 de julio, la fórmula no se basará en las descargas sino en el número de páginas leídas.

El nuevo sistema beneficiará a los autores de libros largos y penalizará a los que escriban obras más cortas o libros que los lectores abandonan.

El cambio, en principio, no afectará, a los libros vendidos en la Kindle Store ni en amazon.com. Tampoco a los autores que publican en editoriales tradicionales.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad