Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 16 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Arzak, Acurio, Roca y Adrià avalan a los primeros graduados del BCC

El 36 % de los estudiantes ha optado por la especialización en cocina de vanguardia, el 46 % por el "emprendizaje", y un 16 % ha dirigido su carrera a la industria alimentaria

Los cocineros, Ferrán Adriá (i), y Juan Mari Arzak (d), conversan en presencia de Joan Roca (arriba, i), y Gastón Acurio (arriba, c), tras la reunión del consejo asesor del Basque Culinary Center. / ()

Once de los cocineros más conocidos internacionalmente, liderados por Ferran Adrià, han acudido hoy al acto de graduación de los 54 primeros alumnos que han acabado sus estudios en el Basque Culinary Center (BCC).

Los miembros del consejo asesor del BBC Enrique Olvera (México), Gastón Acurio (Perú), Yukio Hattori (Japón) y Joan Roca, además de los invitados Carlo Petrini, Christian Puglisi y Dominiuqe Crenn, se han reunido durante dos días en la sede de centro en San Sebastián para impulsar nuevos proyectos y celebrar la finalización de los estudios de 54 alumnos.

En total son 35 hombres y 19 mujeres, los integrantes de la primera promoción de este centro, el único en España en otorgar un grado en Gastronomía y Artes Culinarias, que han terminado una formación "innovadora" basada en la interdisciplinariedad.

Este ha sido desde el inicio de su andadura, en 2011, uno de los pilares del BCC, que enseña a sus alumnos asignaturas relacionadas con la vanguardia culinaria pero también con la industria alimentaria, la innovación, el negocio, el empredimiento, el trabajo en sala y la ciencia.

El BCC supone un "gran salto" en la concepción del aprendizaje de cocina y hace una apuesta "pionera" e "innovadora" en la que los estudiantes no "serán solo cocineros" sino profesionales que deberán abordar los nuevos retos del mundo de la gastronomía internacional, ha señalado el director del centro, Joxe Mari Aizega.

El 36 % de los estudiantes ha optado por la especialización en cocina de vanguardia, el 46 % por el "emprendizaje", y un 16 % ha dirigido su carrera a la industria alimentaria.

Los cocineros, Christian Puglisi, Joan Roca, Gastón Acurio, Ferrán Adriá, Dominique Crenn, Yukio Hattori y Enrique Olvera (i a 2d), y el director del Basque Culinary Center, Joxe Mari Aizega (d), tras la reunión del consejo asesor del Basque Culinary Center de San Sebastián donde hoy termina el curso con la graduación de la primera promoción de alumnos. / Juan Herrero (EFE)

La jornada ha comenzado en la sede del BCC con un minuto de silencio por la muerte de Juli Soler, amigo y compañero de Ferran Adrià, con quien impulsó el restaurante El Bulli desde que se asociaron en 1990.

Adrià ha iniciado su alocución con un recuerdo a su socio, al que ha definido como un "apasionado" de la gastronomía que transmitió esa pasión a sus compañeros y al que "le hubiera encantado" estar en la graduación.

Además, ha recordado algunas polémicas surgidas en los inicios del BCC, pero se ha mostrado "orgulloso" de que en cinco años se haya constituido en un "referente mundial".

Tras destacar que el oficio "merecía un centro así", Adrià ha resaltado que un cocinero en la actualidad no solo debe saber de técnica culinaria sino que debe contar con formación en los negocios o en el ámbito científico y que esta formación debe ser compartida.

Con este cometido, el consejo asesor del BCC, que se reunirá en San Sebastián todos los años por estas fechas, ha decidido crear una plataforma para promover la nueva dimensión profesional de un chef, para lo cual se pondrá en marcha una web, así como seminarios y talleres y creará un premio internacional a la trayectoria de un cocinero.

Además, en colaboración con el Gobierno Vasco, el BBC y su consejo asesor, que renovará la mitad de sus integrantes, crearán un premio global a los logros de toda una vida de un chef.

A la cita en el BCC no han faltado cocineros como Pedro Subijana, que ha recordado la "ilusión" con la que vivió los inicios del proyecto, cuya verdadera historia, ha señalado, "empieza ahora", cuando los primeros alumnos salgan al mercado laboral.

Por su parte, Juan Mari Arzak ha recordado que el BCC constituía una "utopía" y se ha mostrado satisfecho "por todo lo que se ha alcanzado", un logro que se ha conseguido por el trabajo "de todos", mientras Martín Berasategi se ha mostrado convencido de que los graduados superarán "con creces" la herencia que han recibido de los veteranos.

Gastón Acurio ha defendido el BCC como un "motor" dentro de la comunidad internacional de chefs y como un lugar en el que puedan reunirse y discutir sobre los nuevos retos del cocinero del futuro, "al que se le mira mucho más que antes", ha advertido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?