Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Almería, el nuevo Albuquerque de 'Breaking bad'

Nos adentramos en el rodaje de la serie 'Mar de plástico', en las más áridas tierras almerienses

En el árido campo almeriense, 'Mar de plástico' rueda sus escenas /

En San Isidro no hay bulevares de los sueños rotos. En este pequeño municipio almeriense -prácticamente una barriada de Níjar- son las calles las que parecen rotas. No conducen a ningún lado. Como ríos, mueren en el mar; en un mar de plástico, el que forman las decenas y decenas de invernaderos que se solapan a lo largo y ancho del campo. Dibujan una estampa insólita, casi psicodélica, con el severo sol de medio día del mes de julio.

El asfalto se confunde entre lo que toca a un lado y a otro porque en una orilla tiene una fila de casas. En la otra, el campo. Barriada de humildes viviendas que esconden ojos curiosos de gente que, en su mayoría, carga con el peso del duro trabajo de la agricultura intensiva bajo plástico o con el aún más duro rol del desempleo.

Un grifo en medio de una hilera de jóvenes árboles se convierte en lugar de peregrinaje para los vecinos de estas calles. Acuden para rellenar de agua garrafas enormes. No hay más brillo aquí que el que refleja el inclemente sol sobre el mar de plásticos de los invernaderos.

El paisaje, un personaje más

Más vídeos en Antena3

"Nuestro planteamiento de origen es que queremos reflejar la realidad de aquí sin manipularla. Tenemos una historia, pero la fuerza del lugar es un personaje en sí mismo", explica Norberto López, director principal de la serie 'Mar de plástico' (producida por Boomerang para Antena 3) que durante todo el mes de julio está rodándose en distintas localizaciones de la provincia de Almería: San Isidro, Campohermoso, Tabernas, El Ejido, Balerma, La Mojonera, Vícar y Almería. "Hemos buscado que, con un solo plano, entiendas lo que está pasando aquí. Una de las claves es que aquí el trabajo y la vivienda se entremezclan, casi no se distingue. El campo ha desaparecido por esta alfombra de plásticos que lo cubren todo".

Otro de los directores, Javier Quintas, incide en la peculiaridad del entorno: "Visualmente es muy potente. Es un paisaje que no existe en ningún otro sitio. Todo el rato decimos que si tiramos la cámara, donde caiga al azar, va a ser un planazo [bromea]. Es muy espectacular. Además, según le dé el sol a los plásticos en las distintas horas del día, la luz cambia. Por la tarde se convierte en un mar plateado", cuenta. "Hemos decidido hacer del paisaje un personaje más, con lo cual, los planos son abiertos para tratar de que los plásticos estén muy presentes porque aquí en Almería lo están. Vas de pueblo en pueblo y siempre hay plásticos alrededor. Mires para donde mires, hay plásticos".

tecnología avanzada

El director Alejandro Bazzano presume de la tecnología y el equipamiento que tienen en 'Mar de plástico': "Tenemos tecnología punta, cámaras Arri Amira, que es un poco más cómoda que la Arri Alexa y una calidad de imagen de última generación. Estamos trabajando sin compresión. La óptica fija es Ultraprime, que es de lo mejor… Tenemos grúas, steady cam… hasta un quad"

Plásticos y más plásticos sobre una tierra árida y una atmósfera de calor agobiante. El equipo de rodaje trabaja ante la atenta mirada del grupo de periodistas que esta mañana les visita. Rodolfo Sancho, protagonista de este thriller con el que Antena 3 pretende seguir consolidándose como la cadena de vanguardia de la ficción televisiva española, corre tras una camioneta y un quad junto a su compañera Nya de la Rubia. Son los dos agentes de la Guardia Civil del ficticio municipio de Campoamargo. Reciben el encargo de dirigir la compleja investigación sobre el asesinato con el que arranca la serie.

El sol no da tregua, pero Rodolfo y Nya repiten cuantas veces es necesaria la secuencia. En la camioneta y en el quad, dos cámaras. En el combo, donde se encuentra Norberto (director) y José Luis Pecharromán (director de fotografía), la imagen que llega sorprende nada más verla: cálida, tirando a amarillenta, cinematográfica. Sí, recuerda a esos planos 'Breaking bad' en el desierto de Nuevo México.

"'Breaking bad está en nuestro imaginario", afirma Quintas. Su compañero en la dirección, Alejandro Bazzano habla de las influencias de otras ficciones en esta: "Tenemos muchos referentes para distintas cosas. Los referentes para fotografía y luz, referentes para tipo de encuadres… En realidad es un compendio", cuenta. "Si comparas y te fijas en 'Breaking bad', hay una similitud en ese tipo de planos generales contrapicados; el tema de trabajar con el sol sin miedo a que el sol te pegue en la cara (algo de lo que siempre se huye para no perjudicar al actor). En 'Breaking bad', te meten el sol de las doce de la mañana en la cara y queda muy bien", comenta Bazzano

Él junto con Quintas y Norberto López configuran la terna de directores encargados de convertir este paraje en un personaje más del rodaje; lo que precisa de unidad y criterios en común: "Hay un trabajo previo de los tres directores, con producción ejecutiva también, donde marcamos los parámetros, las intenciones, los estilos, las referencias… Hablamos mucho. En esta serie se ha dado una conexión muy especial entre los tres, que no es muy común. Obviamente, detrás de cada capítulo está la mano de cada uno de los directores, pero eso no quiere decir que se rompa el estilo o la propuesta, tanto formal como de contenidos. Hay una unidad y hay una variedad al mismo tiempo", revela Bazzano.

La estética al servicio de la historia, no del espectador

Claqueta del rodaje de 'Mar de plástico' / DAVID REDONDO

Se alegra Rodolfo Sancho de lo cuidada que está la serie, de que sea una de esas ficciones que no tome por memo al espectador y arriesgue en pro de ofrecerle un producto de mayor calidad. Eso implica, entre otros aspectos cambiar el envoltorio.

"Nos gustó la intensidad del sol, la luz tan cálida. Esa sensación continua de calor. Usamos tonos cálidos [en la imagen] porque además nos viene muy bien para la historia, con muchas tensiones entre grupos étnicos. Pensamos que ese calor puede ayudar a la sensación de tensión", explica Pecharromán, director de fotografía que, con muchas series a su espalda, ha comprobado el viaje experimentado por la ficción española que ahora sí se atreve a salir de lo comercial-convencional: "Hemos ido evolucionando hasta encontrar una manera de hacer más parecida a cómo trabajan las series de calidad otros sitios donde llevan más años. Creo que el producto gana en calidad porque gana en realismo. Es salir del concepto multicámara con todo iluminado".

"Hasta ahora, todo tenía que brillar, no podía verse nada oscuro… pero creo que el espectador, con la cantidad de cadenas que tenemos ahora, ya recibe muy bien esos cambios. Ahora lo visual ayuda mucho", comenta Javier Quintas sobre este tema. Alejandro Bazzano apostilla: "Una cosa es hacer una propuesta por la estética en sí y otra, lo que hacemos nosotros, que es buscar una estética que vaya acorde con nuestra historia. Que haya una comunión y una coherencia entre estética y contenido. Creo que la gente lo va a asumir de esa manera". Un estilo que queda definido por la presencia de planos generales, por altura de la cámara baja, con contrapicados; o por una fotografía que pretende retratar la luz de este lugar.

reparto de 'mar de plástico'

La ficción cuenta con un elenco de primer nivel encabezado por Rodolfo Sancho, Belén López, Pedro Casablanc, Jesús Castro, Luis Fernández, Fernando Cayo y Patrick Criado, que completan Federico Aguado, Nya de la Rubia, Will Shephard, Máximo Pastor, Yaima Ramos, Eva Martín, Lisi Linder, Andrea del Río, Andrea Ros, Ángela Vega, Jorge Suquet, Luka Peros y Jesús Carroza

Insoportable calor, dureza del rodaje

La búsqueda de esa estética dominada por tonos cálidos y constante sensación de calor convierte, en ocasiones, el rodaje en todo un sufrimiento. "Es duro; sobre todo, cuando tienes que rodar una secuencia de acción, donde tienes una coreografía de peleas, o tienes que correr… Con el vestuario del personaje (que te plantan un vaquero o unos zapatos que no transpiran) y cuando te pegas siete horas al sol, llega un momento en el que te tienes que ir a la sombra y ponerte un hielito en el cuello para que todo vuelva a su sitio", cuenta Jesús Castro (interpreta a Lucas) cuando se le pregunta cómo lleva rodar con estas temperaturas. "Es acojonantemente caluroso", sentencia.

ficha técnica

Productor Ejecutivo Jorge Redondo; Productores Ejecutivos de Contenidos Juan Carlos Cueto y Rocío Martinez; Director de Contenidos Josep Cister; Directores Norberto López Amado, Alejandro Bazzano y Javier Quintas; Idea Original Juan Carlos Cueto y Rocío Martinez; Guionistas Almudena Ocaña, Pablo Tébar, Juan Carlos Blázquez y Alberto Manzano

Tampoco Patrick Criado (da vida a Fernando) lleva muy bien el tema del calor: "El calor te aplatana mucho. Cuando tienes tres secuencias seguidas a pleno sol, llega un momento en el que dices: ¡hostia! ¡Estoy jodido!". Rodolfo Sancho explica que rodar dentro de un invernadero, donde a medio día se superan los 50 grados, es "como meterte en una sauna". Confiesa que él lleva peor el frío que el calor, pero aún así, el de 'Mar de plástico' está siendo uno de los rodajes más duros de su carrera: "El correr a 40 grados con estas botas que pesan medio kilo cada una… Ayer tenía una secuencia donde estaba con toda la cara sangrando, acababa tirado en el suelo… Una secuencia en la que estoy medio muerto… y una mosca revoloteándome". Lleva toda la mañana grabando, pero Rodolfo Sancho atiende a todos los periodistas con una gran sonrisa en la cara.

No solo los actores lo pasan mal bajo el sol de Almería: "El steady-cam me dijo que había sido el día de rodaje más duro de toda su carrera. Y había tenido días duros… Era una escena muy compleja en la que tenía que caer agua y sangre y tenías que cubrirte con una especie de plástico. Él sufría un doble efecto invernadero. Perdió más de 5 kilos", cuenta Norberto.

El equipo de rodaje, conformado por unas 80-100 personas entre técnicos, auxiliares, actores y figurantes no tiene muchos lugares en los que guarecerse del calor. Una carpas hacen las veces de comedor o de oficina; un par de autocaravanas sirven como camerinos para los actores que esperan su turno de ir al set.

La magia de alejarse de Madrid

El equipo técnico de 'Mar de plástico' conversa tras grabar una secuencia de la serie en Almería / DAVID REDONDO

'Mar de plástico' se graba a caballo entre Madrid y Almería. En la capital se encuentran los platós donde se recrearán los interiores de edificios como el bar, la comisaría, algunas casas… la comarca almeriense servirá para acoger todas las escenas rodadas en exteriores; será el entorno que llegue al espectador.

"Hemos ido buscando sitios donde recrear un barrio de subsaharianos, otro barrio gitano… Buscamos inspirándonos siempre en la realidad", cuenta Norberto López sobre la importancia para esta serie de estar rodando en localizaciones reales."Estamos reinventando el espacio. Almería es enorme. El guion planteaba un pueblo [ficticio, Campoamargo], pero realmente el pueblo que nosotros hacemos está conformado a partir de trocitos de otros municipios que generan Campoamargo".

El rodaje de 'Mar de Plástico' permanecerá en Almería hasta agosto, una vez se hayan grabado todas las escenas necesarias para sus ocho primeros episodios. Después volverán a finales de septiembre, durante otro mes, para grabar lo relativo a los otros cinco capítulos finales de la primera temporada. "Es un planteamiento de producción valiente. Hemos venido aquí un mes a rodar a destajo. Pero estamos muy ilusionados porque es muy motivador salir de Madrid y poder contar historias de otros sitios. España está llena de lugares con cosas que contar", confiesa Norberto.

Salir de Madrid supone encarecer el coste de la producción. Se desplaza a todo el equipo humano, que convive durante unas semanas en la que, salvo algunos momentos de ocio, todo es rodaje y hotel. "A mí me gusta mucho esto de ir a una localización todo un equipo como si fuera una familia. El hacernos al sitio, el seguirse conociendo… Sí me gusta", afirma Jesús Castro.

"Comedor" del rodaje de 'Mar de plástico' / DAVID REDONDO

Con varios proyectos de series y cine en su currículum y habiendo sido ya nominado a un Goya a pesar de su juventud -como Castro-, Patrick Criado no puede esconder la ilusión que le hace formar parte del reparto de 'Mar de plástico': "No tengo la sensación de que estamos haciendo una serie. Aquí hacemos secuencias en las que podemos tirarnos cuatro horas, que en televisión es algo extraño". Le encanta el ambiente que se genera en la convivencia entre equipo y actores. El estar varias semanas fuera de Madrid, viviendo en un hotel todos juntos, es un plus más: "Aquí toda la gente tiene mucha ilusión por hacer las cosas bien. Es algo que se nota y te salpica. Estás con gente que continuamente habla de cómo va a hacer su personaje o por dónde lo va a llevar, al final te empapas de todo eso y solo piensas en hacerlo bien", explica Patrick.

El orgullo y la ilusión se percibe en cada rincón de este rodaje en el que uno ponga el micro: "Estamos haciendo una serie muy cinematográfica", afirma Quintas con satisfacción.

El autobús de la prensa arranca de nuevo. Es primera hora de la tarde y los periodistas abandonan el lugar. La jornada de grabación sigue su curso. El sol se mantiene en lo alto dando muestras de su enorme poder. Qué hace un rodaje como tú en un sitio como este, parece preguntarse todo el mundo. Por los ventanales del autobús queda atrás el enigmático paraje donde el plástico se convierte en un mar de trabajo, esfuerzo y duras condiciones. Donde la convivencia -a veces problemática- de distintas razas y etnias es, como los invernaderos, un elemento más que caracteriza esta región de Almería. ¿Qué más hace falta para contar una historia potente en la pequeña gran pantalla?

Así se ve la escena rodada en el combo del director / DAVID REDONDO

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?