Internacional

Atrapado en el aeropuerto de Casablanca desde hace un mes

La asociación de acompañamiento de inmigrantes Gadem denuncia que un ciudadano de Tamil de 34 años está retenido en el aeropuerto de Casablanca desde el 3 de julio

Las pistas del aueropuerto de Casablanca. / GOOGLE STREET VIEW

Rabat

Lo que está sucediendo en el aeropuerto Mohamed V de Casablanca parece un remake de la película La terminal de Steven Spielberg. Un refugiado de Sri Lanka de 34 años lleva retenido algo más de un mes en la sala de tránsito. La policía le negó la entrada al país y rechazaron su solicitud de asilo. Además le piden que compre su propio billete a Colombo.

La desventura de este hombre, original de Tamil, comenzó cuando decidió ir a Málaga tras cuatro años en Kenia, donde se había instalado después de huir de Sri Lanka en 2011. La policía le negó la entrada al territorio español con el argumento de que su visado era falso, y lo embarcó en un avión rumbo a la última escala, Casablanca procedente de Dubái.

Desembarcó en Marruecos el 3 de julio, según denuncia el Grupo Antirracista de Acompañamiento y de Defensa de los Extranjeros y Migrantes (Gadem). A pesar de la intervención del Consejo Nacional de los Derechos Humanos marroquí y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados, las autoridades ni siquiera han registrado su solicitud de asilo.

Gadem recordó en un comunicado, difundido el 31 de julio, que el artículo 33 de la Convención de Ginebra prohíbe la devolución de refugiados sin una orden judicial. El responsable jurídico de la asociación, Stéphane Julinet, explicó a la SER que "le han detenido de forma totalmente arbitraria porque el tiempo de estancia en un aeropuerto según la legislación marroquí es de 20 días, y hace más de 30 que está aquí".

Las organizaciones de derechos humanos solicitan a las autoridades marroquíes que admitan al refugiado en el país sin demora bajo asilo, al amparo del plan de regularización previsto por la ley. También denuncian la falta de compromiso de España.

Heder es un niño sirio de 11 años huérfano de madre que fue retenido también, en el mes de junio, en el aeropuerto de Casablanca para ser expulsado a Turquía por viajar solo. Venía a ver a su padre, que reside en Marruecos, después de que falleciera su tía, la tutora que le cuidaba. Estas escenas se repiten, pero generalmente se solucionan en un periodo de tiempo más breve.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad