Lunes, 23 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Cine, música y periodismo tocados, por la censura en Marruecos

Un youtuber condenado a tres años de cárcel por insultar al rey Mohamed VI, una película censurada por su lenguaje o un periodista condenado por informar, son algunos de los ejemplos

Foto muestra al redactor jefe del diario en árabe "Akhbar Al Youm", Taoufik Bouachrine, al caricaturista Khalid Gueddar y a otros miembros de la redacción afuera de la sede del periódico en Casablanca, Marruecos.

Foto muestra al redactor jefe del diario en árabe "Akhbar Al Youm", Taoufik Bouachrine, al caricaturista Khalid Gueddar y a otros miembros de la redacción afuera de la sede del periódico en Casablanca, Marruecos. / KARIM SELMAOUI (EFE)

Un estudiante cumple condena de tres años por insultar al rey Mohamed VI en un vídeo de YouTube, a pesar de que la Constitución recoge la libertad de pensamiento, de opinión y de expresión en todas sus formas. Otros temas intocables en el país son el Sáhara y la religión. Por el Islam se han prohibido este año dos películas, por informar sobre el rey dos periodistas han pasado por la cárcel.

El estudiante Abdessamad Haydour cumple una condena de tres años por insultar al rey Mohamed VI, calificándolo en un vídeo de Youtube como "un perro", "un asesino" y "un dictador". Un tribunal lo sentenció en febrero de 2012 en virtud de una disposición del Código Penal que criminaliza las "injurias al rey".

La película 'Much Loved' del director marroquí Nabil Ayouch, que narra la vida de cuatro prostitutas, está prohibida en Marruecos tras originar una enorme polémica por su lenguaje crudo y el retrato de Marrakech como meca del turismo sexual.

Tráiler de 'Much Loved'

El cineasta Nabil El Mansouri explica a la SER que la elección de ver o no una película debe recaer en el propio espectador y está en desacuerdo con la censura a la cinta. "Yo, como realizador y como guionista no puedo mentir. Cuando empiezo a escribir un guión, miro a mi alrededor, y el mundo de la prostitución es como el de la película, vulgar. Cada quien es libre para ver o no la película".

También se mete la tijera al cine extranjero. La película americana 'Exodus' del director Ridley Scott se quedó con medio minuto menos de voz después del corte para emitir en los cines marroquíes. La escena en la que un niño se comunica con Moisés y dice "soy el mensajero" se interpreta como si fuera Dios, y el Corán no permite la escenificación de Alá. "Es una ficción. Una ficción es una historia con un punto de vista, una sensación, un sentimiento que el realizador quiere transmitir al público. No es un documental, es una obra personal", explica a la SER una de las personas encargadas del visionado de las películas antes de que se exhiban en el cine.

Toda película en Marruecos para ser proyectada en una sala tiene que pasar previamente por el Centro Cinematográfico Marroquí, que la visiona y delibera si es apta para todos los públicos, la clasifica por edades, e incluso la puede censurar.

Lo grave en el caso de Much Loved es que fue vetada sin pasar por este órgano censor, la prohibió directamente el Gobierno islamista del PJD. Por eso los ciudadanos salieron a la calle y en las manifestaciones se podían leer carteles como "La censura daña la imagen de mi país". Aquí los marroquíes ya estaban encolerizados después de la reacción del portavoz del Gobierno y algunos diputados tras la retrasmisión de un concierto de Jennifer López en directo en la televisión pública durante su actuación en el Festival Mawazine de Rabat.

"El desnudo es tabú. Nuestra sociedad no se ha reconciliado todavía con el cuerpo, entonces debemos luchar. Es necesario aprender a amar la estética del cuerpo y no solo el sexo", cuenta a la SER Lahcen Zinoun, director de cine y exbailarín censurado en el reinado de Hassan II.

El rapero Mouad Belghouat, 'ElHaqued', símbolo de la primavera árabe marroquí, cuyas canciones denuncian la corrupción y los abusos policiales, cumplió tres condenas en dos años y medio. La ONG anticorrupción Transparency Maroc le concedió al músico su premio de integridad, que otorga a militantes de la sociedad civil y personas destacadas por su lucha contra la corrupción.

En este caso también se pasó por alto el artículo 25 de la Constitución marroquí, que garantiza las libertades de pensamiento, de opinión y de expresión en todas sus formas.

El periodista Ali Lmrabet tuvo prohibido ejercer el periodismo en Marruecos 10 años "por ultraje al rey", una de las líneas rojas del periodismo, junto al Sáhara y la religión. El veto acaba de expirar pero las autoridades no le dan la documentación para relanzar su diario 'Demain Online'. Su denuncia ha llegado a la prensa internacional al ponerse este verano en huelga de hambre delante de la sede del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Génova. "Es un régimen que quiere de ti una sumisión total y si no te sometes, eres un loco. Este régimen dice que estoy loco. ¿Por qué? Porque no entro en su juego", asegura Lmrabet.

El periodista Ali Anouzla, director del portal de información Lakome.com, que desveló el indulto del rey Mohamed VI al pederasta español Daniel Galván, fue censurado y encarcelado en 2013 por colgar un vídeo del Estado Islámico que amenazaba a Marruecos y al rey. Su sitio web cerró, y a pesar de que todavía está en libertad bajo fianza, vuelve a la carga con una segunda web, Lakome2.com., en funcionamiento desde hace dos semanas.

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?