Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La Guardia Civil investigará al agente que disparó al batería de 'Los Piratas'

Javier Fernández murió ayer en un hospital de Vigo tras recibir un disparo en el abdomen

Un coche de la Guardia Civil, de patrulla por una carretera

La Guardia Civil ha abierto una información reservada sobre el agente que ayer disparó en Ponteareas (Pontevedra) contra el batería del grupo de rock 'Los Piratas' después de acudir a su domicilio por una llamada por un presunto caso de violencia machista.

Fuentes del instituto armado han señalado que esta información reservada se abre siempre que ocurre un caso de estas características, sean cual sean las circunstancias e independientemente de las actuaciones judiciales que se lleven a cabo.

Según fuentes de la investigación, una patrulla de la Guardia Civil acudió ayer al domicilio de Javier Fernández, miembro de la citada banda de rock viguesa ya disuelta, alertada por una llamada de violencia machista y se encontró en el camino a una mujer que decía que su marido la había agredido, que estaba muy nervioso y que tenía a su bebé.

Tal y como han indicado fuentes de la investigación, la mujer presentaba diversos hematomas, tenía algo de sangre en la cara y otras lesiones, como comprobaron los agentes y los servicios sanitarios que intervinieron en este caso.

Antes de entrar en la casa, la pareja de agentes se cruzó con una mujer, según las mismas fuentes, que tenía al bebé en brazos y que decía que se lo habían arrebatado al presunto agresor, que estaba muy nervioso en el interior de la vivienda.

Una vez en la casa, los agentes intentaron tranquilizar al hombre y dialogaron con él, pero en un momento determinado el músico, que seguía alterado, fue a la cocina y un agente le siguió. Allí, el guardia civil fue agredido con un cuchillo en el rostro.

Ante el segundo intento de agresión del hombre, el otro agente disparó contra el agresor hiriéndole en el abdomen para evitar que dañara a otras personas que se encontraban en la casa y posteriormente falleció en el hospital.

Las fuentes han indicado que la mujer y el bebé estuvieron toda la noche retenidos en la casa y que finalmente la esposa de Javier pudo salir por la mañana y avisar a los vecinos.

Hoy, Andrea M., que se identifica como la mujer de Javier Fernández, Hal 9.000, como era conocido en Los Piratas, ha negado en las redes sociales que su pareja fuese un maltratador y ha afirmado que sufría un trastorno bipolar y que hubo "mala práctica" de los agentes.

Sin embargo, las fuentes consultadas han señalado que esta mujer no comentó en ningún momento que podría tratarse de un brote psicótico ni que su pareja hubiera recibido tratamiento médico.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?