Viernes, 04 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Cinco pasos que evitarán que pierdas los archivos que guardas en la nube

El sentido común y la prevención son las dos premisas a seguir si quieres que tu archivos se almacenen de forma segura en la Red

La pérdida de archivos en la nube, difícilmente reparable.

La pérdida de archivos en la nube, difícilmente reparable. / Pyotr021 (Getty Images)

Las plataformas de almacenamiento en Internet, como Dropbox o Google Drive, son grandes aliados a la hora de trabajar y conservar nuestros documentos. La principal ventaja, el poder tener acceso a ellos desde cualquier dispositivo. Sin embargo, pueden darnos quebraderos de cabeza si no hacemos un uso seguro de estas plataformas. Siguiendo los consejos que se exponen a continuación reduciremos los riesgos de que nuestros trabajos desaparezcan sin solución.

1. Contraseñas seguras

Parece obvio, pero es el primer paso que debemos aplicar si queremos que nuestros archivos en la web estén protegidos. En este sentido, consejos hay muchos. Sin embargo, todos suelen pasar por recomendar que se usen caracteres diversos, mezclar mayúsculas con minúsculas, incluir números, etc. En cualquier caso, ninguna te asegurará una protección al 100%.

El protocolo 'https' garantiza conexiones seguras.

2. Vigila la existencia de "https"

Algo tan sencillo como comprobar que en el navegador exista una "s". Si nos fijamos bien, las URL de algunas webs incluyen "http" y otras "https". La segunda opción se trata de un protocolo de seguridad que nos informa de que la conexión está encriptada y es segura. Generalmente, con las plataformas más conocidas no hay que buscar demasiado para encontrarnos con este protocolo. Sin embargo, no está demás agudizar siempre la vista.

3. Encripta siempre

Para los menos interesados en la informática, este concepto les podrá resultar todo un misterio. No obstante, que no cunda el pánico. Encriptar consiste en hacer incomprensibles los mensajes para aquellos ojos ajenos que no dispongan de la clave necesaria que permita descifrarlos.

Ilustración sobre la utilidad de la encriptación. / Google

Algunas plataformas, como Dropbox, hacen un encriptado automático. Sin embargo, el mismísimo Google Drive obvia esta prestación. No obstante, existe un amplio catálogo de herramientas (gratuitas y de pago) que nos permiten hacerlo de forma sencilla. Entre las gratuitas, Cloudfogger o EncFS MP.

4. Haz copias de seguridad

He aquí el consejo vital para asegurar tus archivos en la Red. No hay que pensar que todo lo que se almacena en la nube permanecerá para siempre. Existen muchas variables que pueden darnos verdaderos disgustos. La plataforma en la que almacenamos nuestro contenido podría sufrir una ataque y quedar inaccesible durante un tiempo o, si no hemos seguido el primer paso recomendado, puede que nos roben la cuenta.

5. Controla las ‘apps’ de terceros

Si no tienes en cuenta este consejo es probable que todas las medidas tomadas anteriormente sean inútiles. Algunas aplicaciones de terceros presentan funcionalidades que necesitan conectar con tu cuenta en las plataformas de almacenamiento de archivos en la nube. No obstante, si no confías en sus propósitos, desconoces quién es el desarrollador o solicita demasiada información, podría no ser una buena opción autorizar su acceso. Una vez que tus archivos estén en manos de terceros, será muy complicado controlar su destino.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?