Miércoles, 25 de Noviembre de 2020

Otras localidades

ESCÁNDALO EN VOLKSWAGEN

Volkswagen revisará todas sus inversiones previstas tras el escándalo

El presidente Müller explica que "cancelará o aplazará las que no sean estrictamente necesarias"

Fotografía facilitada por Volkswagen AG del presidente del comité de empresa de Volkswagen, Bernd Osterloh, mientras pronuncia un discurso ante alrededor de 20.000 empleados reunidos en la sede central de Wolfsburgo (Alemania) este 6 de octubre de 2015.

Fotografía facilitada por Volkswagen AG del presidente del comité de empresa de Volkswagen, Bernd Osterloh, mientras pronuncia un discurso ante alrededor de 20.000 empleados reunidos en la sede central de Wolfsburgo (Alemania) este 6 de octubre de 2015. / Roland Nipaul (EFE)

Sin ambages ni contemplaciones. El presidente de Volkswagen, Matthias Müller, se ha estrenado en el cargo ante unos 20.000 trabajadores empleando un lenguaje directo para explicar el rumbo que seguirá la empresa tras hacerse público el escándalo mundial de manipulación de motores diesel. En una asamblea extraordinaria celebrada este martes en la sede de la compañía, en Wolfsburgo, el otrora jefe de Porsche ha anunciado un plan de reajuste económico en el gigante del automóvil para los próximos años.

"Seré muy claro, esto va a ser doloroso", ha declarado Müller antes de exponer que el grupo que dirige "revisará todas las inversiones previstas y cancelará o aplazará aquellas que no sean estrictamente necesarias".

Hace unos días, el presidente de Seat aseguró que no había riesgo para las inversiones en España. Además, la dirección de Volkswagen Navarra aseguró que no habría alteración alguna sobre los planes de expansión de la planta de Pamplona.

Sin consecuencias para el empleo

AGENCIAS

La incertidumbre se apoderó de los empleados de Volkswagen desde que hace dos semanas saltase a la luz el escándalo de manipulación de los automóviles que afecta a once millones de vehículos. En Wolfsburgo, ciudad en la que se encuentra la sede de la compañía, trabajaban alrededor de 72.500 personas. A nivel mundial, la empresa cuenta con unos 600.000 empleados.

La idea que hoy ha trascendido tras la asamblea extraordinaria es que el escándalo acarreará inevitablemente consecuencias pero no despidos, al menos por ahora. "Se hará todo lo posible para que también en el futuro Volkswagen cuente con una política de empleo seguro y de calidad", ha enfatizado Müller ante sus empleados.

Por su parte, el presidente del comité de empresa de Volkswagen, Bernd Osterloh, ha incidido en que el escándalo de los motores manipulados para trucar las emisiones contaminantes en algunos modelos no tiene "por el momento" consecuencias para los empleos del grupo.

"Por el momento, esa es la buena noticia, todavía no hay consecuencias para los puestos de trabajo", ha explicado Osterloh, que ha señalado que el objetivo es "hacer todo lo posible" para garantizar todos los empleos.

Según ha explicado, el plan de eficiencia diseñado por su predecesor en el cargo, Martin Winterkorn, quien dimitió por el escándalo, deberá ser reajustado, pero el objetivo de Volkswagen es mantener su política de puestos de trabajo "seguros y de calidad".

Müller ha prometido a sus empleados una aclaración "rápida y sin miramientos" de todo lo sucedido y aseguró que los once millones de vehículos afectados por las manipulaciones pueden circular sin problemas, ya que nunca se puso en peligro la seguridad de los clientes de Volkswagen.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?