Últimas noticias Hemeroteca

El suegro de Granados: “El millón será de algún fontanero o de alguien de Ikea”

La SER accede al contenido de la declaración del suegro del líder de la Púnica, Francisco Granados, quien justifica el hallazgo del maletín con un millón de euros oculto en un altillo en que a su casa “ha ido mucha gente”. Una denuncia anónima propició el registro del domicilio

El exconsejero de Presidencia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados. /

Los suegros del exconsejero de Esperanza Aguirre y líder de la trama Púnica, Francisco Granados, negaron en su declaración judicial del pasado 21 de diciembre que el millón de euros hallado por la Guardia Civil en el altillo de un armario de su domicilio tres días antes fuese suyo, pero ofrecieron una explicación “absolutamente incoherente”, que ha propiciado su imputación por un delito de blanqueo de capitales.

El juez Velasco preguntó al suegro de Granados, médico jubilado de profesión, “¿cómo es posible que un maletín con un millón de euros que no tiene patas, llegase hasta el altillo de su armario?", y el suegro respondió con un “no lo sé, señoría, en mi casa ha entrado mucha gente del Ikea y fontaneros”.

Según ha sabido la SER, la Audiencia Nacional ordenó el registro de la casa de los padres de la mujer de Francisco Granados por una denuncia anónima que sostenía que el exconsejero de Aguirre guardaba parte de su dinero negro allí.

El juez Eloy Velasco se negó en principio a facilitar el registro, pero tuvo que actuar por orden de la Sala de lo Penal, que revocó la negativa del magistrado instructor a instancias de la Fiscalía Anticorrupción.

El Ministerio Público dio pábulo a la denuncia anónima porque supuestamente, Granados llevaba muchos años delinquiendo –al menos diez-, y no le han sido encontradas grandes fortunas ocultas, obras de arte o propiedades, más allá del dinero intervenido en Suiza.

Además, Anticorrupción tuvo en cuenta la forma de operar del también exsecretario general del PP madrileño, quien ha ido ocultando sus bienes a nombre de testaferros. Fuentes jurídicas concluyeron que Granados, en prisión provisional y con un futuro nada halagüeño, “estaría utilizando testaferros de su más estricta confianza y de su más cercano círculo familiar”. Y a la vista de los hechos, los investigadores no erraron.

El registro del domicilio de los suegros de Granados tuvo lugar el pasado 18 de diciembre. Participaron en el mismo diversos agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, junto a una de las dos fiscales Anticorrupción que llevan el caso. Los guardias descubrieron el altillo oculto del armario, donde encontraron el maletín con el dinero, cerrado con un candado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?