Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

El auge de la gonorrea en España

Los contagios por esta enfermedad de transmisión sexual se han cuadruplicado en 15 años

Desde 1982, la gonorrea es una enfermedad de declaración obligatoria en España, de ahí que a través de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) se pueda saber con exactitud el número de casos que se registran cada año.

La infección gonocócica – causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae- era una enfermedad de transmisión sexual casi olvidada. Pero según los datos del Sistema de Información Microbiológica los contagios por gonorrea se han multiplicado en España en los últimos años.

Fuente: Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica / Javier Bañuelos

“La situación epidemiológica de la infección gonocócica en España muestra un incremento continuo de los casos desde 2004”, en ese año, según RENAVE, comenzó un cambio de tendencia que se mantiene hasta la actualidad.

El pico máximo de casos de Gonorrea en España se ha detectado en 2014, ese año se registraron más 4.500 casos, es decir, cuatro veces más que en el año 2000. Según los últimos datos – todavía provisionales-, 2015 va a terminar con una significativa caída en el número de contagios respecto al año anterior.

Según los expertos el sexo sin protección es el gran culpable del auge de contagios de gonorrea en nuestro país. Pero este repunte tiene ahora una nueva amenaza. La gonorrea podría ser intratable a corto plazo.

La explicación está en su bacteria, “el patógeno que provoca la gonorrea se está haciendo resistente a los antibióticos que hemos utilizado habitualmente para tratarla", según explica a la SER el doctor Jesús Rodríguez Baño, coordinador de la Red Española de Investigación Patología Infecciosa (REIPI). Es decir, cada vez hay menos antibióticos capaces de acabar con esta bacteria.

Hemos llegado a esta situación por culpa del abuso incontrolado de antibióticos, “como por ejemplo quienes toman antibióticos para curar una gripe, que es un virus”. La secuela que deja ese uso imprudente es que sin saberlo estamos dando un poder a determinadas bacterias que se vuelven ‘inmunes’ a esos antibióticos que podrían necesitarse en un futuro.

“En algunas partes del mundo, [esta situación] es un verdadero problema porque no hay antibióticos de uso oral o parenteral para tratar la gonorrea", alerta el doctor Rodríguez, una situación que por ejemplo, ya está ocurriendo en el norte de Inglaterra, según ha informado este semana la BBC.

Afortunadamente, aquí en España, aún no se han extendido cepas con ese poder, pero la amenaza, según los expertos, es real, y puede suponer un problema de salud pública.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?